Los rebeldes sirios anuncian su primer consejo militar local en la ciudad de Homs

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 15 abr (EFE).- El Ejercito Libre Sirio (ELS), compuesto por rebeldes contrarios al régimen del presidente de Siria, Bachar al Asad, anunció hoy la creación de su primer consejo militar local, localizado en el bastión opositor de la ciudad de Homs, en el centro del país.

En un comunicado al que tuvo acceso Efe, el grupo señaló que esta nueva sección regional está comandada por el portavoz del ELS en Siria, el coronel Qasem Saadedin, quien recibirá asesoramiento de otros cuatro militares, dos de ellos con empleo de coronel.

Dicho consejo forma parte de la estructura que mantienen los rebeldes sirios en medio de un alto el fuego decretado desde el pasado jueves en el país, donde también se espera la llegada de un equipo de observadores de la ONU para verificar el cumplimiento del plan de paz promovido por el mediador internacional para Siria, Kofi Annan, que busca dar una salida pacífica al conflicto.

Además del consejo militar local de Homs, el ELS ha establecido “oficinas militares” en nueve localidades y comarcas ubicadas en la provincia del mismo nombre, una de las más castigadas por el régimen de Al Asad.

Entre las misiones de estas oficinas militares figura la coordinación entre las brigadas y el llamado Consejo Militar, la distribución de los recursos, las armas y municiones entre los distintos grupos, así como la supervisión de los planes de acción.

En declaraciones a Efe, Saadedin aseguró que el ELS estableció un consejo militar en Homs hace dos meses, pero esperó a anunciarlo hasta tener su estructura completa.

El ELS, compuesto en gran parte por miembros desertores de las Fuerzas Armadas sirias, considera que su objetivo principal es proteger a los civiles que se manifiestan a favor de la caída de Al Asad, aunque en los últimos meses también ha protagonizado ataques contra unidades del Ejército sirio.

El grupo militar rebelde está integrado por más de 25.000 efectivos, según sus líderes, y se encuentra en su gran mayoría dentro de Siria, mientras que una parte de su dirección se halla en Turquía, junto a los desertores heridos.

Desde que comenzaron las protestas contra el régimen sirio, en marzo de 2011, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 se han visto desplazadas a otros lugares del interior del país, y unas 30.000 se han refugiado en los estados limítrofes, según datos de la ONU.

El Cairo, 15 abr (EFE).- Las fuerzas del régimen sirio han intensificado hoy los bombardeos sobre áreas de la ciudad de Homs (centro) y han causado la muerte de al menos cinco personas, según denunciaron los grupos opositores, pese a la próxima llegada de una misión de observadores de la ONU.

El barrio más castigado por la renovada ofensiva es el de Jalidiya, que sufre el impacto constante de proyectiles y es sobrevolado por aparatos de reconocimiento, señaló la red de activistas sobre el terreno Comités de Coordinación Local.

Esta misma organización cifró en cinco el número de víctimas registradas hoy en esta ciudad, mientras que la Organización Siria de Derechos Humanos precisó que los fallecimientos se registraron en los barrios de Jalidiya y Yobar, por lanzamiento de morteros y disparos de francotiradores.

En el barrio de Bayada también se escuchan explosiones provocadas por los cohetes lanzados por el ejército, así como en el de Wa’er, que está siendo bombardeado desde la próxima Escuela Militar cada diez minutos, según los Comités.

Otra persona más murió en la localidad de Wadi Barada, en la periferia de Damasco, mientras que una mujer también perdió la vida en la ciudad de Rastan, en la provincia de Homs, como consecuencia de las heridas sufridas el pasado miércoles.

Las ciudades de Alepo e Idleb (norte) también registraron anoche actos de violencia, principalmente disparos indiscriminados.

Los tanques del régimen mantienen un asedio sobre la ciudad de Maar Shurin, en la provincia de Idleb, según los Comités, que también acusaron a las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad de bombardear aleatoriamente el pueblo de Jerbet Yuz, en esa misma provincia, donde se han refugiado rebeldes del Ejército Libre Sirio.

Estos nuevos brotes de violencia ponen en riesgo el cumplimiento de un más que precario alto el fuego que entró en vigor el pasado jueves, 12 de abril, y que debe ser respetado por todas las partes, según lo acordado con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer, sábado, por unanimidad su primera resolución sobre la crisis siria, que supone el envío en las próximas horas de una avanzadilla de 30 observadores militares no armados que verifique el pleno cumplimiento del plan de paz.

Damasco/El Cairo, 15 abr (EFE).- El régimen sirio señaló hoy impedirá la actuación de supuestos grupos terroristas, a quienes acusó de aumentar sus acciones pese al alto el fuego decretado desde el pasado jueves, informó la agencia oficial de noticias Sana.

A la espera de que llegue al país la misión de observadores aprobada ayer por el Consejo de Seguridad de la ONU, una fuente militar citada por la agencia indicó que los grupos terroristas han intensificado sus agresiones contra el Ejército, las fuerzas de seguridad y los civiles desde que Damasco anunciase el cese de las operaciones militares en cumplimiento con el plan de paz.

Las autoridades sirias apuntaron que los terroristas han llevado a cabo más de cincuenta actos de violencia desde entonces y aseguraron que evitarán que estos grupos continúen atentando y saboteando las propiedades públicas y privadas.

Además, Sana informó de que un conductor resultó hoy herido por la explosión de un artefacto que había sido colocado bajo su vehículo por supuestos terroristas en el barrio de Tadamon, en Damasco.

La reacción del régimen se produce después de que ayer el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara por unanimidad su primera resolución sobre la crisis siria, que supone el envío en las próximas horas de una avanzadilla de 30 observadores militares no armados que verifique el pleno cumplimiento del plan de paz.

El alto el fuego se enmarca dentro del plan de paz del mediador internacional Kofi Annan, que también estipula la liberación de los detenidos arbitrariamente, el repliegue de las tropas de las ciudades, garantías para el suministro de ayuda humanitaria y la apertura de un diálogo político, entre otros puntos.

Por su parte, los grupos opositores denunciaron hoy que las fuerzas sirias han intensificado los bombardeos sobre áreas de la ciudad de Homs (centro) y han causado la muerte de al menos cinco personas.

Estos hechos ponen en riesgo el cumplimiento del alto el fuego, que debe ser respetado por todas las partes, si bien los grupos de la oposición han apuntado a un descenso de la violencia en los últimos cuatro días.

En un comunicado, los activistas Comités de Coordinación Local consideraron que la resolución del Consejo de Seguridad contribuirá a reducir el derramamiento de sangre en Siria y lanzaron una serie de recomendaciones para el trabajo de los observadores.

En este sentido, los Comités pidieron que se dote a la misión de los equipos técnicos y el personal necesario para moverse sin tener que depender de los recursos del régimen sirio, así como un calendario para implantar los puntos del plan de paz.

Asimismo, señalaron que el número de observadores debería ser proporcional al nivel de las manifestaciones en las calles, que según sus estimaciones podrían llegar a ser unas mil por semana si se garantizasen las medidas de seguridad necesarias.

Desde que comenzaron las protestas contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 se han visto desplazadas a otros lugares del interior del país, y unas 30.000 se han refugiado en los estados limítrofes, según datos de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo