Obama aboga por una Cuba "libre" en las cumbres y da espaldarazo a Colombia

Por Publimetro Colombia

Cartagena (Colombia), 15 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que dará la bienvenida a una Cuba “libre” en próximas Cumbres de las Américas, repitió que no apoya la despenalización de las drogas y dio un espaldarazo a Colombia como líder regional.

“Es mi esperanza que Cuba vea que lo que ha pasado en países como Colombia, Brasil y Chile. Cuando eso pase va a tener los brazos abiertos en Estados Unidos”, dijo Obama, después de que la VI Cumbre de las Américas terminara en Cartagena sin una declaración final por la falta de consenso sobre la isla caribeña y sobre las Malvinas.

Obama ofreció una conferencia de prensa conjunta con el presidente colombiano y anfitrión de la cumbre, Juan Manuel Santos, tras tener una reunión bilateral con él que le sirvió para reafirmar su postura sobre Cuba, criticada por la mayoría de los latinoamericanos.

Tras definirse como un “ferviente creyente de los principios” que están en la Carta Democrática Interamericana, Obama anotó que espera ver una “transición” en Cuba.

“Quiero que el pueblo de Cuba se integre en el continente, que sus ciudadanos se expresen, que puedan criticar a sus líderes”, subrayó.

También remarcó que su posición sobre Cuba “no ha cambiado” en los últimos años, en alusión a los que sostienen que su inflexibilidad sobre la isla se debe a que es año electoral en EE.UU. y Florida, donde vive el núcleo duro del exilio cubano, es clave en los comicios de noviembre, en los que Obama buscará la reelección.

En cuanto al asunto de la reclamación de Argentina sobre las Malvinas, Obama reiteró que Estados Unidos se mantiene “neutral” y quiere “buenas relaciones” tanto con el país suramericano como con el Reino Unido.

La VI Cumbre de la Américas concluyó con el apoyo latinoamericano para que Cuba esté presente en la próxima cita continental, pero sin declaración final por falta de consenso sobre ese tema y sobre el contencioso de Argentina con el Reino Unido en relación a las Malvinas.

Obama reconoció la “falta de consenso”, pero lejos de hablar de fracaso aprovechó para remarcar que la cumbre ha sido un “tributo” a Colombia por su “transformación” en un país “con una seguridad no vista en décadas, una economía que crece e instituciones democráticas fuertes”.

“El progreso económico de Colombia le pone en el camino de los países desarrollados”, enfatizó Obama.

Ya el sábado en un foro con empresarios Obama puso a Colombia y Brasil como ejemplos de “gobiernos transparentes” que han logrado crecimiento económico y prosperidad para sus países.

En un momento en el que China puja con fuerza y estrecha sus lazos con Latinoamérica Obama no quiere dejar pasar la oportunidad de asociarse con Brasil, la sexta economía mundial, y con Colombia, de la que hoy habló como una potencia en ciernes.

De hecho, el sábado prometió una “nueva era de asociación” con Latinoamérica, una región “en muy buena posición” ante los desafíos de la globalización actual y con 1.000 millones de potenciales consumidores.

Como ejemplo de su espaldarazo a Colombia, Obama anunció junto a Santos que el Tratado bilateral de Libre Comercio (TLC) entrará en vigor el próximo 15 de mayo, después de haber sido firmado en 2006 y haber estado paralizado en el Congreso estadounidense hasta octubre del año pasado.

Además, EE.UU. y Colombia colaborarán a partir de hoy para brindar seguridad en la región, principalmente en los países centroamericanos, duramente golpeados por la violencia del narcotráfico.

En la cumbre hubo una discusión “buena, útil y franca” sobre la lucha antidrogas, según Obama, que volvió a abogar en la conferencia de prensa por “tomar medidas adicionales” que mejoren las actuales políticas y a repetir que no apoya la despenalización.

Obama también se refirió al asunto que ha copado este fin de semana los titulares de la prensa estadounidense en detrimento de la cumbre: el escándalo por la supuesta relación con prostitutas en Cartagena de agentes del Servicio Secreto, el cuerpo que brinda seguridad al presidente de EE.UU.

Tras defender el “extraordinario trabajo” del Servicio Secreto para protegerlo a él y a su familia, Obama dijo que espera que la investigación sobre lo ocurrido en Cartagena sea “rigurosa”.

También sostuvo que se enfadaría si la investigación revela que los agentes implicados incurrieron en una negligencia, porque espera que su delegación se comporte en cualquier país “con la máxima dignidad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo