Junta militar y partidos anuncian la creación de un consejo nacional de transición en Guinea Bissau

Por Publimetro Colombia

Bissau, 15 abr (EFE).- Los militares golpistas de Guinea Bissau y los partidos políticos decidieron hoy la creación de un consejo nacional de transición cuya composición y mandato serán examinados el lunes.

Las partes celebrarán una reunión en la que también se analizará la composición del gobierno de unidad nacional de Guinea Bissau, dijo hoy a la prensa Fernando Vaz, portavoz de los partidos.

La junta militar que se hizo con el poder el jueves y los principales partidos políticos comenzaron ayer, sábado, una ronda de negociaciones para la puesta en marcha de un proceso de transición, como paso previo a la convocatoria de nuevas elecciones generales para devolver el poder a los civiles.

La Junta militar anunció el viernes la formación de un gobierno de unidad nacional, pero sin la participación del presidente interino, Raimundo Pereira, y del primer ministro, Carlos Gomes Junior, ambos detenidos en un lugar desconocido, al igual que el jefe del Estado Mayor del Ejército, el teniente general Antonio Enjae.

Asimismo, en la reunión se abordará la composición del gobierno de unidad nacional, sobre el que existen profundas discrepancias entre los militares y los políticos.

Según podo saber Efe de fuentes próximas a la reunión, las principales discrepancias versan sobre la exigencia de los militares de controlar las carteras de Defensa, Interior y Finanzas en el gobierno de unidad nacional, lo que rechazan los partidos políticos.

El gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC) y algunos grupos aliados no han participado en la reunión pues exigen el retorno a la legalidad y la celebración de la segunda ronda electoral, convocada para el próximo día 29.

Por otra parte, los militares golpistas y los partidos políticos han decidido la creación de una comisión diplomática que se reunirá con la misión de mediación enviada por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) que viajará el lunes a Bissau, dijo Vaz.

Además, han creado una comisión social encargada de los problemas de suministro de agua y energía en el país, que se han agravado desde el inicio de la crisis.

Por otra parte, una manifestación convocada hoy en Bissau por organizaciones de la sociedad civil ha sido reprimida por las fuerzas de defensa y de seguridad.

Según fuentes de la organización, un manifestante resultó herido de gravedad y tuvo que ser trasladado a un hospital de la capital.

La junta militar ha suspendido las emisiones de las radios privadas, pues argumentó que habían difundido proclamas de denuncia del golpe de estado y exigen la puesta en libertad de los detenidos así como el retorno a la legalidad constitucional.

Lisboa, 15 abr (EFE).- Una fuerza naval partió hoy de Portugal hacia Guinea Bissau, donde el jueves se produjo un golpe estado, con el posible objetivo de evacuar a ciudadanos lusos y de otras nacionalidades de la antigua colonia portuguesa.

El ministerio de Defensa luso informó el viernes en un comunicado de que tenía listo un cuerpo militar de intervención inmediata para esa posible evacuación, pero hoy no se dieron detalles sobre la partida del contingente y fuentes oficiales y medios estatales aseguraron que no tiene todavía un objetivo decidido.

Portugal y los otros siete miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) acordaron el sábado, en una reunión extraordinaria de ministros en Lisboa, organizar una fuerza de interposición para Guinea Bissau en el marco de la ONU y la Comunidad Económica de Estados de Africa Occidental (CEDEAO).

El contingente militar que partió hoy de Portugal hacia el país africano está compuesto por una fragata, una corbeta y un avión Orión P-3 de vigilancia marítima adscritos a la denominada Fuerza de Reacción Inmediata (FRI) lusa.

Aunque no se han dado cifras oficiales sobre los ciudadanos portugueses que residen en la nación africana, medios de Lisboa los cifran en unos 3.500.

La CPLP, que integran Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, Timor-Este y San Tomé y Príncipe, exigió a los golpistas de Guinea Bissau la restauración del orden constitucional y la liberación de las primeras autoridades de la nación, que están retenidas y en paradero desconocido.

El golpe se produjo pocos días antes del inicio de la campaña electoral para la segunda vuelta de los comicios presidenciales guineanos, y los alzados en armas pidieron la formación de otro Gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones.

Tras dos días de negociaciones con los militares, representantes de los partidos anunciaron hoy en Bissau la próxima creación de un consejo nacional de transición cuya composición y mandato serán examinados el lunes.

Lisboa, 15 abr (EFE).- Guinea Bissau, un pequeño y pobre país del Africa Occidental con poco más de 1,6 millones de habitantes, se ha convertido en una escala habitual del tráfico mundial de cocaína, según fuentes de la lucha internacional contra las drogas.

El ejército guineano, protagonista con frecuencia de asonadas y golpes de Estado como la del jueves pasado, tiene diversas facciones a las que los expertos atribuyen estrechas relaciones con redes de traficantes.

El director de la unidad de Crimen Organizado de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) Pierre Lapaque, explicó a EFE en Lisboa que la antigua colonia lusa es uno de los países africanos utilizados para trasladar la cocaína e introducirla posteriormente en Europa.

“Obviamente la situación no es la ideal, la comunidad internacional debe estar en Guinea Bissau y dar su apoyo”, afirmó Lapaque en relación a las actividades de los narcotraficantes en Guinea Bissau.

“No podemos dejar a su suerte a un país tan débil -agregó-, hay que actuar de forma agresiva y coordinada contra el crimen organizado”.

Lapaque, que vino a Portugal para la presentación de una campaña contra el tráfico de seres humanos, subrayó que ya existen algunos datos que invitan al optimismo, como el hecho de que se llevasen a cabo recientemente las primeras incautaciones de droga registradas en ese país y el arresto de algunos de sus responsables, aunque esos avances se consideran todavía “pequeños”.

El presidente del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT), el portugués Joao Goulao, manifestó igualmente en una reciente entrevista con EFE su preocupación por el papel que juega Guinea Bissau en el comercio internacional de estupefacientes.

Como ejemplo de la situación que se vive en ese país, Goulao recordó que miembros del Gobierno guineano solicitaron a Portugal ayuda para formar a técnicos destinados a la lucha contra las drogas.

“Yo comenté que podían enviar a su personal aquí a Lisboa y que nosotros les facilitaríamos los conocimientos necesarios y ellos me dijeron que no les había entendido bien, que no existía ningún órgano dedicado a ese tipo de trabajos en su país y que necesitaban que mandáramos a gente a Bissau para seleccionar al equipo y capacitarlo”, explicó.

En su opinión, la ausencia de estructuras adecuadas complica la concesión de ayuda internacional, ya que “no se debe enviar fondos si no se tiene la certeza absoluta de que van a ser destinados al objetivo adecuado”.

Guinea Bissau es señalada por la Interpol como uno de los puntos de Africa Occidental utilizado por los narcos como escala a la que llega la cocaína vía aérea o marítima desde Sudamérica, y una vez allí se traslada a Europa.

También la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) señala en informes públicos que la “economía legal” del país depende sobre todo de la ganadería y la pesca, aunque “el tráfico de drogas es, probablemente, el negocio más lucrativo”.

Desde el Instituto Portugués de Ayuda al Desarrollo (IPAD), Graca Rocha, quien trabaja directamente con las autoridades guineanas, admitió las dificultades que conlleva la falta de instituciones oficiales y las vinculó con la inestabilidad política que vive el país.

Desde su independencia de Portugal, en 1974, se han producido “levantamientos militares, intentos de golpes de Estado, asesinatos, elecciones poco transparentes…”, enumera Rocha, quien sin embargo destaca el carácter pacífico del pueblo guineano, lo que ha ayudado a evitar escaladas de violencia.

Durante la asonada del jueves grupos militares atacaron la residencia del primer ministro y candidato a las elecciones presidenciales, Carlos Gomes Júnior, al que mantienen retenido junto al jefe de Estado en funciones, Raimundo Pereira, y otras autoridades.

Los golpistas, que exigieron el viernes la formación de un Gobierno provisional y la convocatoria de elecciones, sostienen hoy una segunda ronda de conversaciones con los partidos guineanos en busca de una salida a la crisis. Oscar Tomasi

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo