Una cumbre sin declaración, sin resultados tangibles y marcada por polémicas

Por Publimetro Colombia

Cartagena (Colombia), 15 abr (EFE).- La VI Cumbre de las Américas concluyó hoy en Cartagena de Indias sin una declaración conjunta ni los resultados tangibles que buscaba la anfitriona Colombia, y con las polémicas sobre Cuba y Malvinas como asuntos predominantes.

Las divergencias sobre esos dos asuntos ensombrecieron la cita continental, que como había ocurrido en las anteriores de Mar del Plata (2005) y Puerto España (2009) no fue capaz de redactar una declaración final que dejara contentos a todos.

La gran piedra de tranca fue la oposición de Estados Unidos y Canadá a que Cuba sea invitada a participar en estas cumbres, que auspicia Washington desde 1994, pese al deseo generalizado de los países de América Latina.

Desde el más moderado secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, hasta los Gobiernos radicales de los países de la Alianza Bolivariana (ALBA) y el propio presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, todos abogaron en favor de Cuba.

Sin embargo, Estados Unidos y Canadá fueron inflexibles y dejaron claro que no aceptarán a Cuba en la misma mesa hasta tanto no haya plenas libertades democráticas en la isla.

“Es mi esperanza que Cuba vea que lo que ha pasado en países como Colombia, Brasil y Chile” y “cuando eso pase va a tener los brazos abiertos en Estados Unidos”, dijo el presidente de ese país, Barack Obama, después de concluida la cumbre y en el marco de una reunión bilateral con Santos.

Otro asunto que levantó ronchas en Cartagena fue el contencioso de Argentina con el Reino Unido en relación a las islas Malvinas, un asunto sobre el que Obama se declaró “neutral” cuando casi todos los países de América Latina lo consideraron un caso de “colonización” que persiste en la región.

Santos admitió que la presidenta argentina, Cristina Fernández, le reclamó por no haber hecho mención a la cuestión en el discurso con que inauguró la cumbre, pese a que sí citó el caso de Cuba y de las diferencias que hay sobre el combate al narcotráfico.

“Te olvidaste de Malvinas”, dijo Santos que le espetó Fernández, quien hoy abandonó Cartagena antes del inicio de la segunda plenaria de mandatarios, aunque según el presidente colombiano no lo hizo enfadada, sino porque tenía “problemas” que atender en Argentina.

Atrás de Fernández se fue el boliviano Evo Morales, quien según dijo su ministra de Comunicación, Amanda Dávila, decidió marcharse antes de tiempo en “solidaridad” con Cuba y Argentina.

Morales fue uno de los más críticos a las posturas defendidas por Estados Unidos y Canadá y en su única rueda de prensa en Cartagena, este sábado, llegó a decir que aquí se ha iniciado una “rebelión” de América Latina contra sus vecinos del norte.

Los ocho países de la ALBA, entre los que se encuentra Bolivia, anunciaron además que no acudirán a otras Cumbres de las Américas hasta tanto Cuba no sea invitada.

La frase de que la cumbre de Cartagena deberá ser “la ultima sin Cuba” la repitió también la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien hoy canceló de común acuerdo con Santos una entrevista que ambos iban a tener al final de la tarde, después de que el anfitrión concluyera sus actividades bilaterales con Obama.

Como únicos frutos de la cumbre quedaron tres comunicados: uno, a instancias de Brasil y Argentina, de apoyo a la conferencia Río+20; otro de México sobre la delincuencia organizada trasnacional y otro de Colombia referido a un foro de competitividad regional.

También se emitió un mandato concreto a la OEA para que analice un replanteamiento de la lucha contra el narcotráfico en busca de una mayor eficacia, tras 40 años de guerra frontal sin mayor éxito.

Asimismo, la cumbre emitió otros 47 mandatos dirigidos a los propios presidentes, sin propuestas concretas y la mayoría referidos a pobreza y desigualdad, uno de los mayores flagelos del continente, donde habitan 177 millones de pobres.

Según coincidieron desde el anfitrión Santos hasta el presidente de México, Felipe Calderón, y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, la cumbre pasó lejos de ser un “fracaso”, sobre todo porque permitió discutir con “sinceridad” y “transparencia” los asuntos que separan a Estados Unidos y América Latina.

Cartagena (Colombia), 15 abr (EFE).- La VI Cumbre de las Américas concluyó hoy en Cartagena con 177 millones de personas relegadas a un segundo plano por temas políticos sobre los que no se llegó a acuerdo alguno.

El objetivo de esta cumbre, con el lema de “socios en la prosperidad”, era, según el Gobierno de Colombia, lograr resultados tangibles en materia de seguridad, acceso a las nuevas tecnologías, prevención de los desastres naturales, mejora de infraestructuras y sobre todo, reducción de la pobreza y la inequidad.

Todos esos temas son vitales para los habitantes del continente, pero sobre todo para los 177 millones de personas, el 31,4 % de la población, que viven en la pobreza.

La falta de una declaración conjunta, porque no hubo consenso acerca de si Cuba debe asistir a próximas cumbres y si se debe apoyar a Argentina en su contencioso con el Reino Unido por la soberanía de las Malvinas, significa que los 33 países participantes no se comprometieron a casi nada en esos cinco temas.

A lo sumo a trabajar coordinadamente.

El anfitrión, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que ayer confesó ante 700 empresarios reunidos en Cartagena su “vergüenza” por la enorme desigualdad social del continente, anunció como fruto de la reunión solo tres comunicados sobre temas específicos, vinculados tangencialmente a las metas de la Cumbre.

Algunos de los países participantes manifestaron abiertamente su decepción porque sus posturas sobre Cuba y Malvinas no se iban a plasmar en documentos, debido a que Estados Unidos y Canadá no estaban de acuerdo, pero ninguno se escandalizó porque la meta de la prosperidad quedara fuera de foco.

Para Enrique Daza, secretario general de la Alianza Social Continental, el mayor “fracaso” de esta cumbre radica en que “los cinco puntos centrales propuestos por Colombia casi no se tocaron” y “sería chistoso decir que sí lo hicieron”.

“Si eran más de treinta presidentes y tuvieron dos reuniones de unas tres horas, cada uno habló apenas unos pocos minutos y con toda seguridad que durante toda la cumbre no les dedicaron más de cinco minutos” a esos asuntos, apuntó en declaraciones a Efe.

Por ahora no se puede saber si este cálculo de Daza es cierto pues todos los debates de los presidentes y primeros ministros fueron a puerta cerrada, sin luz ni taquígrafos.

De los cinco temas centrales sí hablaron desde el lunes y hasta el viernes en Cartagena casi un millar de personas dentro de un Foro Social que englobó a representantes de comunidades indígenas y afrodescendientes, jóvenes, sindicalistas y trabajadores, e integrantes de toda clase de organizaciones civiles.

El viernes entregaron sus recomendaciones sobre los cinco temas propuestos a los Gobiernos en un acto en el que estuvieron entre otros, Evo Morales, presidente de Bolivia, Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU., y el canciller argentino, Héctor Timerman.

También en ese foro se habló de Cuba y de Malvinas.

La I Cumbre Empresarial, que se desarrolló el viernes y sábado, fue el espacio donde realmente se discutió de pobreza, seguridad, acceso a nuevas tecnologías, desastres naturales e integración física, además, claro está, de negocios e inversiones.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, propuso en ese foro un nuevo modelo de “gestión” económica-social en el que el Estado asuma el “rol central” y el sector privado se concentre en la “creación de empleo de calidad”.

Esa es la fórmula para resolver el problema de la desigualdad en América Latina de Funes, quien opinó que “existe una íntima relación entre el comportamiento empresarial y la relación pobreza y desigualdad”.

En la reunión de empresarios varios de los ponentes, desde Santos a la cantante Shakira, que ha aparecido en todas partes en esta Cumbre, señalaron que es “negocio” crear sociedades más prósperas, mejor educadas y menos desiguales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo