Arranca la campaña para los "cruciales" comicios legislativos en Argelia

Por Publimetro Colombia

Argel, 15 abr (EFE).- La campaña para los comicios legislativos del 10 de mayo en Argelia, calificados de “cruciales” por la clase política y las autoridades del país, ha comenzado hoy con el desafío de convencer a los argelinos a que acudan masivamente a las urnas.

Los 44 partidos políticos que participan en estas elecciones presentan un total de 1.842 listas de candidaturas, mientras que los independientes se elevan a 211, según cifras del ministerio del Interior, encargado de la organización de los comicios.

Los candidatos se disputan los 462 escaños del Parlamento resultante de las elecciones, lo que supone un aumento en relación a los 389 miembros con que cuenta en la actualidad.

Solo el partido Agrupación para la Cultura y la Democracia (RCD en sus siglas en francés), que en la actualidad tiene 19 escaños en el Parlamento, ha decidido boicotear estas elecciones por considerar que los resultados ya se conocen de antemano y que la perspectiva de apertura y de cambio por las urnas “no esta en el orden del día”.

Los primeros signos de que la campaña a comenzado han aparecido esta madrugada con carteles y fotos de los candidatos en tablones instalados especialmente en la capital.

Las primeras intervenciones de representantes de los partidos en las diferentes emisoras de radio y cadenas de televisión locales han empezado a ser difundidas a primeras horas de la mañana.

La principal novedad en estas elecciones es la obligación de los partidos a reservar el 30 % de sus candidaturas a mujeres, pero la posición de estas en las listas es todavía imprecisa.

El mayor desafío, tanto para los candidatos como para las autoridades, es convencer a los electores a que acudan a votar el 10 de mayo próximo.

En las elecciones legislativas de 2007 el índice de abstención alcanzó a un 64 %, el nivel más bajo desde la independencia del país.

Para aumentar la participación, el Gobierno ha lanzado una estrategia, incluso antes del comienzo de la campaña, consistente en mensajes a través de anuncios publicitarios audiovisuales, carteles o SMS en móviles en los que apela al nacionalismo y al civismo de los electores.

“Pensamos que la mejor manera de convencer a los electores es presentarles un programa claro y creíble, que responda a sus expectativas y aspiraciones”, ha declarado a Efe Kamel Mida, portavoz del islamista “Movimiento de la Sociedad para la Paz” (MSP).

El MSP, que en enero se situó en la oposición aunque mantiene varios ministros en el actual gobierno, ha tejido con los partidos “Annahda” (“el Renacimiento”) y “El Islah” (“la Reforma”) llamada “Alianza de la Argelia Verde” con el objetivo de aumentar sus posibilidades de ganar votos en estas elecciones.

“Buscamos ganar la mayoría y lógicamente la vía está abierta delante nuestro”, ha declarado Mida antes de calificar estas elecciones de “giro esencial”, porque, según ha dicho, “Argelia debe demostrar su credibilidad en la práctica de la democracia”.

Por su parte, el Frente de Fuerzas Socialista (FFS), que boicoteó las últimas elecciones legislativas, ha calificado su participación en estas del 10 de mayo próximo de “táctica” para “movilizar a los ciudadanos para una alternancia pacífica” del poder.

“Argelia debe pasar este examen porque el contexto regional así lo impone. No queremos tener que pasar las mismas peripecias que Libia y Mali”, dijo el portavoz socialista Chafaa Bouaiche, quien añadió que “no se puede permitir el regreso a Argelia de las fuerzas neocolonialistas, por esa razón queremos conseguir un cambio pacífico”.

La normalidad en las elecciones, su transparencia y la lucha contra el fraude son las exigencias de todos los participantes en estas elecciones.

El presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, reiteró el sábado el compromiso de las autoridades del país para garantizar la credibilidad de estos comicios, que calificó de “mecanismo indispensable para la encarnación de la voluntad del pueblo”.

Con ese fin, se ha creado una comisión de supervisión de las elecciones compuesta por representantes de 44 partidos y que tiene la misión garantizar el buen desarrollo de las elecciones, desde el comienzo de la campaña hasta el anuncio de los resultados electorales, aunque no cuenta con ninguna prerrogativa que pueda obligar a la Administración.

En contraste, está la Comisión de Supervisión de las Elecciones, integrada por 316 magistrados y que puede administrar la Justicia y movilizar a las fuerzas del orden en caso de fraude.

Asimismo, el escrutinio será seguido por más de 500 observadores internacionales, de los que 120 procederán de la Unión Europea, 200 de la Unión Africana, 100 de la Liga Árabe, 10 de la ONU y 20 de la Organización de la Cooperación Islámica.

También las ONG estadounidenses, el Centro Carter y NDA, han confirmado el envido de delegaciones de observadores para las elecciones argelinas.

Samir Knayaz

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo