Más de ochenta representantes malienses se reúnen para decidir el futuro del país

Por Publimetro Colombia

Uagadugu, 14 abr (EFE).- Representantes de la sociedad civil de Mali, los partidos políticos del país, y la junta militar que perpetró el golpe de Estado el pasado marzo, iniciaron hoy en Uagadugu conversaciones con la mediación del presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, para definir los pasos hacia la transición.

“El futuro de Mali debe orientar todas nuestras acciones y nuestros pensamientos y por ello todos los actores deberían estar unidos y movilizarse por los objetivos de la transición”, afirmó el presidente de Burkina Faso al inicio de las conversaciones.

Compaoré aseguró asimismo que “la comunidad internacional está preocupada por el retorno a la paz en Mali y apoyará con firmeza todos los esfuerzos para restaurar la estabilidad que ha amenazado la rebelión armada del norte del país, que se enfrenta a consecuencias socioeconómicas y humanitarias desastrosas”.

Según Compaoré, las conversaciones de Uagadugu se centrarán en dos asuntos: la nueva etapa de la transición de Mali y un plan para poner fin a la crisis en el norte del país.

En concreto, la reunión de Uagadugu tiene como objetivo decidir quién será el primer ministro durante la transición, cuánto durará esa etapa, y las condiciones para la celebración de las próximas elecciones de Mali.

El pasado jueves, el portavoz del parlamento de Mali, Dioncounda Traore, fue investido presidente en funciones del país, y según marca la Constitución del país, las elecciones deberían celebrarse en un plazo de 40 días después del nombramiento.

Sin embargo, el pasado 6 de abril, tras un acuerdo firmado entre la Comunidad Económica de Estados del África Occidental y la junta militar golpista, ambas partes admitieron la imposibilidad de celebrar elecciones en 40 días y la necesidad de un periodo de transición dada la ocupación del norte del país de los rebeldes tuareg.

Lagos, 14 abr (EFE).- El Consejo de Paz y Seguridad de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) pidió hoy a los líderes de la región que aprueben el despliegue de una fuerza militar conjunta que ayude al gobierno de Mali a retomar el control del norte del país.

En un comunicado, la CEDEAO indica que tomará “todas las medidas necesarias para poner fin a la rebelión y mantener la unidad e integridad territorial de Mali, incluido el uso de la fuerza”.

El Consejo de la CEDEAO, responsable de la paz y seguridad del Oeste de África, ya instó el pasado jueves al despliegue de una fuerza conjunta en el norte de Mali, ocupado por rebeldes tuareg y sus aliados islamistas, si fallan las negociaciones en las que actualmente media el presidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré.

Además, los responsables militares de los países miembros de la CEDEAO se reunieron en Abuya el pasado 5 de abril para establecer el mandato de la fuerza conjunta, cómo sería desplegada, el número de tropas que se enviarían y la logística.

Aunque el número de tropas aun no se ha especificado, el portavoz de la CEDEAO, Sunny Ugoh, dijo a Efe hoy que estaría entre los 3.000 y los 5.000 efectivos, que suponen parte de un plan estratégico de la CEDEAO para acabar con la rebelión de los separatistas tuareg del norte de Mali.

Los ministros insistieron en que los rebeldes, que declararon la independencia de la región de Azawad, en el norte de Mali, la semana pasada, deben retirarse de todos los territorios ocupados como condición para establecer conversaciones.

La Unión Europea, Francia y EEUU ya han expresado su voluntad de apoyar a la CEDEAO en sus esfuerzos de acabar con la rebelión del norte de Mali y preservar la integridad territorial del país, aseguró asimismo el Consejo de Paz y Seguridad.

Bamako, 14 abr (EFE).- Unos 150 soldados del ejército de Mali han sido liberados hoy por los rebeldes tuareg, que los habían tomado prisioneros durante la revuelta en el norte del país, confirmó a Efe una fuente militar maliense.

La fuente, que se identificó como el “sargento Diallo” y que, según dijo, forma parte del grupo de prisioneros liberados, indicó que estos viajan ya en un convoy rumbo a Bamako, la capital de Mali.

Los rebeldes secesionistas tuareg encuadrados en el denominado Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) iniciaron a mediados del pasado enero una ofensiva en el norte de Mali, que culminó el pasado día 4 con la ocupación de las tres principales ciudades de la zona, Tombuctú, Gao y Kidal.

Dos días después, el MNLA proclamó la creación del “estado de Azawad”, que abarcaría una superficie de 850.000 kilómetros cuadrados.

Las autoridades de Mali no han facilitado todavía un parte de bajas producidas en los combates entre los tuareg y el ejército regular maliense, centenares de cuyos efectivos fueron capturados por los rebeldes, que también se hicieron con importantes cantidades de armas y pertrechos, si bien el gobierno de Bamako no ha confirmado nunca este extremo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo