Golpistas y políticos en Bissau no logran acuerdo tras horas de discusiones

Por Publimetro Colombia

Bissau, 14 abr (EFE).- Los golpistas de Guinea Bissau y líderes políticos reunidos hoy en la Asamblea Nacional para tratar de buscar una salida a la crisis que vive el país se levantaron de la mesa negociadora sin lograr acuerdo alguno y optaron por reunirse de nuevo mañana en la sede del Estado Mayor del Ejército.

Según pudo saber Efe, los golpistas y los representantes de varios partidos políticos no lograron ponerse de acuerdo tras horas de negociaciones sobre la formación de un gobierno de unidad nacional y la convocatoria de nuevos comicios presidenciales y legislativos.

La Junta militar que se hizo con el poder el jueves en este país de África occidental anunció el viernes la formación de un gobierno de unidad nacional sin la participación del presidente interino Raimundo Pereira y del primer ministro Carlos Gomes Junior, ambos detenidos en un lugar desconocido, al igual que el jefe del Estado Mayor del Ejército, el teniente general Antonio Enjae.

El gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC) ha rechazado dicho gobierno, según se informó a través de un comunicado emitido esta tarde en Bissau.

El PAIGC exige también la liberación inmediata e incondicional de los detenidos y el retorno de la legalidad constitucional, lo que supone la celebración de la segunda ronda electoral el 29 de abril, tal y como estaba previsto antes de la intentona golpista.

Bissau, 14 abr (EFE).- Un grupo de asociaciones civiles de Guinea Bissau pidió hoy ayuda a la comunidad internacional para que pueda continuar el proceso electoral en el país, después del golpe de Estado militar del jueves.

“El pueblo guineano solicita el apoyo de la comunidad internacional para que se mantenga tal y como estaba previsto la celebración de la segunda ronda de las elecciones presidenciales convocada para el 29 de abril”, dijo a Efe un portavoz del Movimiento para el Buen Gobierno y la Estabilidad, que agrupa numerosas asociaciones.

Según el portavoz, que pidió permanecer en el anonimato, la comunidad internacional debe exigir el retorno a la legalidad constitucional y no descartar una intervención militar para liberar a los políticos detenidos durante el golpe de Estado, el presidente interino, Raimundo Pereira, y el primer ministro y candidato favorito para ganar las elecciones, Carlos Gomes Junior.

El Movimiento para el Buen Gobierno y la Estabilidad rechazó además la formación de un gobierno de unidad, como exigieron ayer los militares golpistas, que también detuvieron y depusieron más tarde al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el teniente general Antonio Enjae.

Por otra parte, un alto cargo del gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), explicó en declaraciones a Efe bajo la condición de anonimato que esta formación no desea participar en el gobierno de unidad nacional propuesto.

“No estamos interesados en participar en un gobierno cualquiera, pues para nosotros lo único aceptable es el retorno a la legalidad, lo que supone la celebración de la segunda ronda de comicios conforme a la agenda electoral”, señaló.

La Junta militar dio el viernes un plazo de tres días a los partidos políticos para que formen un gobierno, en el que excluye la participación del presidente interino Pereira y del favorito en las elecciones Gomes Junior.

A pesar de la negativa del PAIGC, los responsables del golpe de Estado tienen previsto reunirse hoy con los dirigentes de ese grupo y con los del Partido de la Renovación Social (PRS) de Kumba Yala, el segundo candidato más votado de la primera ronda electoral que debía enfrentarse a Gomes en los comicios definitivos del próximo 29 de abril.

En dicha reunión se intentará definir una forma de establecer un gobierno de unidad nacional de transición que los militares quieren que gobierne Guinea Bissau hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

El golpe de Estado se produjo en pleno proceso electoral en el país, uno de los más pobres del mundo y que se preparaba para la segunda ronda de sus comicios presidenciales.

De hecho, la campaña electoral para la segunda vuelta debió empezar el viernes y estaba previsto que durase hasta el 27 de abril.

Los responsables de levantamiento militar aseguraron que actúan contra un supuesto “acuerdo secreto” entre Guinea Bissau y Angola -que tiene desplegados unos 200 soldados destinados a ayudar en la reforma del Ejército guineano- que amenaza la soberanía nacional.

Sin embargo, el golpe de Estado fue condenado internacionalmente por EEUU, la Unión Africana, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), Portugal (exmetrópoli) y el Consejo de Seguridad de la ONU, entre otros.

Lisboa, 14 abr (EFE).- La Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) exigió hoy a los golpistas de Guinea Bissau que devuelvan el poder a los civiles y les amenazó con sanciones individuales y la creación de una fuerza de interposición.

Tras una reunión extraordinaria de ministros de los ocho países que integran la organización, a la que asistió un miembro del Gobierno guineano depuesto, la CPLP anunció que ha “tomado la iniciativa” para constituir, en el marco de la ONU, una fuerza que garantice la conclusión del proceso electoral abortado por el golpe.

El secretario ejecutivo del organismo, Domingos Simoes Pereira, declaró a Efe al término de la reunión, que las medidas adoptadas hoy son parte de un “plan de acción” de la CPLP para Guinea Bissau, donde los militares retienen a las primeras autoridades del país desde que se alzaron en armas, el pasado jueves.

La organización que integran Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, Timor-Este y San Tomé y Príncipe, emitió un comunicado que condena “las acciones de subversión” en Guinea Bissau y exige la inmediata reposición del orden constitucional y el proceso electoral.

Además, insta al cese de todos los actos violentos, a la liberación inmediata e incondicional de las autoridades y ciudadanos retenidos y advierte de las responsabilidades que esas acciones tienen en el derecho penal internacional.

Entre otros, los militares de Guinea Bissau han capturado y mantienen en paradero desconocido, al primer ministro, Carlos Gomes Júnior, al jefe de Estado en funciones, Raimundo Pereira, y al Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Antonio Indjai.

La CPLP expresa también su apoyo a la misión angoleña de pacificación destacada en Guinea-Bissau, MISSANG, con la que se han mostrado hostiles los golpistas y cuya salida del país se ofrecieron hoy a “facilitar” en un comunicado.

Los países lusófonos anunciaron una “estrecha articulación” con los estados y los organismos africanos, la ONU y la Unión Europea para “una pacificación y estabilización duradera” en Guinea Bissau.

Pero decidieron tomar la iniciativa, en el marco de la ONU y la la Comunidad Económica de Estados de Africa Occidental (CEDEAO), para la constitución de una fuerza de interposición que garantice el orden constitucional, proteja a las autoridades y la población y supervise una reforma de los cuerpos militares y de seguridad.

Los países de habla portuguesa están “unánimemente decididos” a defender el orden democrático en Guinea Bissau, subrayó el ministro angoleño de exteriores, Georges Chicoti, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la organización.

Chicoti hizo énfasis en la advertencia del comunicado de la CPLP a los golpistas, a los que amenaza con sanciones internacionales como prohibición de viajes, congelación de bienes y acciones penales.

El secretario ejecutivo de la CPLP dijo a Efe que en el “plan de acción” de la organización están previstas otras medidas para la crisis guineana pero puntualizó que de momento no se van a hacer públicas y resaltó el “firme compromiso” de los países lusófonos.

En la conferencia extraordinaria participó el ministro de Exteriores de Guinea Bissau, Mamadu Djaló Pires, que según fuentes cercanas a la reunión expresó su preocupación por el rumbo que pueda tomar el alzamiento militar y la suerte de los retenidos.

El PAIGC (Partido Africano de Independencia de Guinea y Cabo Verde), que gobierna en el país africano, emitió hoy un comunicado, divulgado en Lisboa, en el que pidió la liberación de su líder, Gomes Júnior, y las demás personas retenidas y anunció que sin esa condición no dialogará con los golpistas.

Los militares de Guinea Bissau, uno de los países más pobres y con mayor inestabilidad política de Africa, han implantado el toque de queda y han llamado a los partidos a formar un nuevo Gobierno y convocar elecciones.

El Gobierno de Portugal, en cuya capital tiene su sede permanente la CPLP, anunció que tiene preparada una fuerza militar de intervención inmediata para realizar un eventual rescate de ciudadanos portugueses y de otros países en su ex colonia.

El golpe en Guinea Bissau se produjo pocos días antes del inicio de la campaña electoral para la segunda vuelta de los comicios presidenciales, cuya primera vuelta ganó Gomes Junior.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo