Obama no ve a Venezuela como una "amenaza" y reitera la necesidad de cambios en Cuba

Por Publimetro Colombia

Cartagena (Colombia), 13 abr (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que no ve a Venezuela como una “amenaza” y volvió a insistir en que Cuba debe acometer cambios hacia la democracia, en una entrevista con una televisión colombiana a su llegada al país para asistir a la Cumbre de las Américas.

“No vemos a Venezuela como una amenaza para Estados Unidos”, dijo Obama en una breve entrevista con Caracol Televisión en la que también afirmó que ese país “en algunos momentos” ha cambiado sus alianzas en la región “de forma destructiva”.

Venezuela y Estados Unidos no tienen actualmente relaciones diplomáticas a nivel de embajadores.

Hay “principios” importantes que defiende Estados Unidos como la democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos, subrayó Obama, que llegó este viernes a Colombia para participar a partir de mañana en la VI Cumbre de las Américas.

Los países “que se apartan de esos principios son los que tienen problemas”, anotó el presidente.

En cuanto a Cuba comentó que sigue siendo un Estado “antidemocrático y autoritario”, y que lo que impide que pueda participar en las Cumbres de las Américas “no es Estados Unidos”, sino sus prácticas “contrarias” a los derechos universales.

“No podemos cerrar los ojos a los abusos que suceden” en Cuba, remarcó Obama, que recordó que durante su mandato aprobó flexibilizar los viajes de cubano-estadounidenses a la isla y el envío de remesas.

Obama clausurará este sábado un foro de empresarios antes de asistir a la apertura de la que será su segunda Cumbre de las Américas, dominada por la ausencia de Cuba y el debate sobre la lucha antidrogas, en el que Estados Unidos se opone a la despenalización como solución.

Bogotá, 13 abr (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, descartó que pueda considerar en la Cumbre de las Américas de Cartagena (Cartagena) la despenalización o la legalización de las drogas en su país.

“EE.UU. no va a legalizar ni a despenalizar las drogas ya que hacerlo tendría graves consecuencias negativas, en todos nuestros países, en cuanto a la salud y la seguridad públicas”, ratificó Obama en una entrevista que publica hoy el diario bogotano El Tiempo y otros diarios de América.

“Es más, legalizar o despenalizar las drogas no eliminaría el peligro que plantea el crimen organizado trasnacional”, sostuvo el gobernante norteamericano, aunque aceptó la legitimidad del debate al problema del narcotráfico en la cita continental de este fin de semana, por la frustración de gobiernos y sociedades en los resultados de la lucha contra el narcotráfico.

Varios países de la región, entre ellos Colombia, propusieron integrar a la agenda de la VI Cumbre de las Américas el problema de la lucha contra las drogas y la inclusión de Cuba en el foro hemisférico.

“Creo que sostener este debate contribuirá a esclarecer esta propuesta y a reenfocar nuestra atención en las maneras en que podemos lograr el mayor progreso todos juntos”, admitió Obama.

Sin embargo, consideró que el mejor uso del tiempo que él y los jefes de Estado y de Gobierno de los otros 32 países que asistirán a la cita es el de concentrarse en las responsabilidades mutuas y la cooperación regional.

“Como presidente, he dejado claro que en EE.UU. aceptamos nuestra parte de la responsabilidad con respecto a la crisis, que tiene su raíz en la demanda existente por las drogas, incluyendo EE.UU.”, admitió luego.

La cita cartagena, dijo Obama, será una oportunidad para aumentar la cooperación regional para que los narcotraficantes y los cárteles “no tengan sitio disponible para esconderse”

El presidente estadounidenses señaló que la cooperación incluye “ir adelante con la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe”, presentada en la Cumbre de 2009, y “hacer más para apoyar a las naciones de América Central y su estrategia regional para promover la seguridad ciudadana”.

“Las contribuciones a esos esfuerzos por socios capaces, tales como Brasil, Colombia y Chile deben ser características del camino hacia delante”, recomendó Obama, y apuntó: “por ejemplo, el reciente acuerdo entre EE.UU., Brasil y Bolivia para perseguir el cultivo de coca en Bolivia es el tipo de colaboración que necesitamos”.

En cuanto a Cuba, afirmó que mantiene su política hacia la isla, de cuyos líderes dijo que “no han mostrado interés alguno en modificar su relación con EE.UU. ni tampoco ninguna disposición de respetar los derechos democráticos y humanos del pueblo cubano”.

Obama dijo que el pueblo cubano tendrá algún día la libertad para decidir su destino y que él, en espera de ese momento, mantendrá el compromiso de apoyarlo en su deseo de determinación y de ayudarlo a que sea menos dependiente de un Estado que les niega los derechos universales.

En la entrevista, el gobernante estadounidense también rechazó que su país haya colocado a América Latina en un segundo plano y que la región sea ahora más de interés para China, India e, incluso, Irán.

“Los pueblos y los países de América Latina son vitales para el progreso que buscamos en EE.UU., en toda la región, o alrededor del mundo”, defendió Obama.

En este contexto, apuntó que casi la mitad de las exportaciones latinoamericanas tienen como destino Estados Unidos y solo el 8 por ciento a China.

Según él, Estados Unidos tiene que competir en el continente, y citó los tratados de libre comercio (TLC) con Colombia y Panamá, y los avances para completar el Acuerdo Estratégico TrasPacífico de Asociación Económica, entre cuyos fundadores están Chile y Perú.

En el caso de Irán, Obama enfatizó: “tomamos sumamente en serio todo alegato de conspiración contra EE.UU., y monitoreamos las actividades de Irán en el hemisferio occidental”.

“Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos para influir en la región, Irán no ha tenido mucho éxito, sin duda debido a que el Gobierno iraní fundamentalmente está equivocado, no sólo con las aspiraciones de su propia gente, sino de la gente alrededor del mundo, incluyendo las Américas”, añadió.

Obama dijo que cree que en la región no se considera que Irán pueda ser su aliado por cuanto se trata de un país que “viola los derechos humanos de su gente, apoya el terrorismo y apoya a regímenes como el de Bashar al Asad en Siria”

“Creo que la gente de las Américas está concentrada en alianzas con socios que aumenten su prosperidad y seguridad, y reconozcan sus derechos humanos universales, y eso es lo que hace EE.UU.”, defendió Obama.

Madrid, 13 abr (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que su país quiere ser un buen socio de los países latinoamericanos y ver un continente “vibrante y creciente” porque eso será bueno para Estados Unidos.

“Respecto a Latinoamérica, América Central y el Caribe, queremos ser buenos socios, poder trabajar con los países en la base del interés y el respeto mutuo”, dijo Obama, en una entrevista concedida a la red de emisoras PRISA radio, entre ellas la española Cadena SER.

Obama subrayó que “queremos ver una Latinoamérica vibrante y creciente porque cuanto más rápido crezca Latinoamérica más y mejores oportunidades de negocio tendremos en Estados Unidos”.

Afirmó que Latinoamérica “es uno de los mercados exportadores más amplios” y señaló que una de las razones por las que va a asistir a la Cumbre de las Américas este fin de semana en Cartagena de Indias (Colombia) es “promover el empleo y las exportaciones” para seguir con la recuperación de la crisis económica.

También “estamos ampliando nuestras importaciones de Latinoamérica”, algo que es “un buen asunto” para esa región y para EEUU, señaló.

Recordó que “Latinoamérica es una de las regiones que más crecen del mundo”, y Estados Unidos envía allí todo tipo de mercancías, y en ese sentido destacó que “países como Brasil lo están haciendo muy bien, y ven a Estados Unidos como un mercado de sus bienes y un lugar de inversión”.

También citó “los acuerdos comerciales que hemos firmado con Panamá y Colombia” y respecto a este último país destacó que es “un buen ejemplo de cómo ha modificado sus retos en los últimos años sobre todo en temas de seguridad”.

Dijo tener “gran respeto” por el actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y por el anterior, Álvaro Uribe, ya que “ambos estuvieron dispuestos a tomar decisiones difíciles en temas de seguridad, para acabar con divisiones entre izquierdas y derecha en ese país, afrontando a los cárteles de la droga”.

“Es un ejemplo de cómo el partenariado de Estados Unidos con un país sobre temas de seguridad, ciudadanía, democracia y desarrollo económico, puede ser cosa buena”, subrayó.

Obama reconoció que, respecto al problema del narcotráfico en la región, “Estados Unidos es un gran mercado para los traficantes”, es “parte del problema y tiene que ser parte de la solución”, por lo que, dijo, “tenemos la responsabilidad de reducir la demanda de drogas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo