La Policía comienza a sustituir al Ejército en favelas ocupadas en Río

Por Publimetro Colombia

Río de Janeiro, 27 mar (EFE).- Unos 750 policías ocuparon hoy de manera permanente dos favelas del llamado Complexo do Alemao, el conjunto de barriadas pobres de Río de Janeiro cuyo control fue arrebatado por militares y policías a los narcotraficantes en noviembre de 2010, informaron fuentes oficiales.

El ingreso de los policías a las favelas Fazendinha y Nova Brasilia es el primer paso para sustituir a los cerca de 900 miembros del Ejército que aún permanecen en el Complexo do Alemao para garantizar la paz e impedir el regreso de las bandas de pistoleros que controlaban las barriadas.

La sustitución gradual de los militares por policías en las veinte favelas del Complexo do Alemao permitirá la normalización de la situación en esa populosa región de Río de Janeiro y la instalación de puestos permanentes de Policía en los diferentes barrios, según un comunicado del Comando Militar del Este.

La instalación de las llamadas Unidades de Policía Pacificadora (UPP) forma parte de una política iniciada por el gobierno regional de Río de Janeiro en 2008 para expulsar a las bandas de narcotraficantes de las favelas de la ciudad antes de los Juegos Olímpicos que la ciudad organizará en 2016.

La gobernación de Río de Janeiro solicitó extraordinariamente la permanencia de los militares en las barriadas ocupadas en el Complexo do Alemao mientras reclutaba y entrenaba a los agentes de policía que pasarán a patrullar las barriadas.

Además de los 300 uniformados recién formados que integrarán las UPP, en la ocupación de este martes participaron unos 450 integrantes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía Militarizada y del Batallón de Choque.

Los policías instalaron en Fazendinha y Nova Brasilia centros de control provisionales junto a las estaciones del teleférico que fue inaugurado el año pasado para facilitar el acceso de los habitantes a los empinados cerros por los que se esparcen las favelas.

Estas centrales funcionarán hasta que la Policía construya las sedes definitivas de las UPP en las dos barriadas.

Los policías que ingresaron a las favelas para sustituir a los militares también hicieron operaciones para buscar drogas y narcotraficantes que aún pueden estar en las barriadas.

“Tenemos el desafío de obtener la confianza de la población. La relación de confianza que existe es con los soldados del Ejército, que hicieron un excelente trabajo”, admitió el portavoz de la Policía Militarizada de Río de Janeiro, coronel Francisco Caldas.

“En la medida en que la Policía vaya entrando, el Ejército va cediendo espacio para la sustitución. Pero seguiremos patrullando hasta el último minuto. Estamos en un área ya acostumbrada con nuestra presencia”, dijo por su parte el coronel Fernando Fantazzini, portavoz de la Fuerza de Pacificación del Ejército.

La Policía construirá en el Complexo do Alemao ocho puestos permanentes que contarán con 2.200 agentes.

El Complexo do Alemao y la vecina favela de Vila Cruzeiro, también en el barrio de Penha eran considerados como los principales fortines del Comando Vermelho, la mayor organización criminal de Río de Janeiro.

Los policías y militares tomaron el conjunto de barriadas el 28 de noviembre de 2010 con la ayuda de tanques y carros blindados, en una acción que no dejó ni muertos ni heridos porque los pistoleros huyeron antes de la operación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo