Centroamérica analizará las propuestas para reorientar la lucha contra el narcotráfico

Por Publimetro Colombia

Antigua (Guatemala), 24 mar (EFE).- Los países centroamericanos acordaron continuar la discusión sobre la reorientación del combate al narcotráfico basándose en cuatro propuestas presentadas hoy en la reunión celebrada en la ciudad guatemalteca de Antigua.

Las propuestas, la mayoría de las cuales fueron planteadas por Guatemala, y que “para su discusión” fueron aceptadas por el resto de naciones centroamericanas, incluyen la despenalización de las drogas en determinados supuestos y la creación de una corte penal regional que se encargue de procesar los casos relacionados con el narcotráfico.

Así como exigir a los países consumidores de las drogas, principalmente a Estados Unidos, el pago de compensaciones económicas a la región por cada cargamento de drogas que sea incautado a los narcotraficantes en territorio centroamericano y por la destrucción de los cultivos de amapola y marihuana.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, dijo en una conferencia de prensa al término del encuentro, que el principal acuerdo fue “darle seguimiento a esta reunión” por medio de una cumbre de mandatarios del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que se celebrará en los próximos días en Honduras, que tiene la presidencia pro tempore de ese organismo, en la que se discutirán esas propuestas.

“Estamos a la espera de una nueva convocatoria que hará el presidente (Porfirio) Lobo (de Honduras) para reunirnos antes de la Cumbre de Las Américas para afinar una posición en la que como representantes de la región podamos llevar un planteamiento que en conjunto”, precisó Pérez Molina.

El objetivo, indicó, es llegar a la Cumbre de Las Américas, que se celebrará en abril próximo en Cartagena de Indias, Colombia, con una posición regional unificada sobre el combate al narcotráfico.

Respecto a la despenalización se plantearon dos propuestas específicas: una que implica solo la descriminalización al tránsito de la droga por la zona, y la otra que incluya la producción, tránsito, comercio y consumo de estupefacientes por la región.

“Esto tenemos que discutirlo despacio” porque no se trata de asumir decisiones arrebatadas, sino políticas de consenso que contribuyan a resolver el problema del narcotráfico, apuntó el gobernante guatemalteco.

Por aparte, agregó, se propuso también discutir sobre la creación de una corte penal “con jurisdicción regional” de carácter “temporal”, mientras dure la lucha contra el narcotráfico, la cual se circunscribirá a conocer todos los casos relacionados con delitos derivados del narcotráfico y conexos.

Esa corte, precisó Pérez Molina, “descargaría” a los sistemas judiciales y penitenciarios de la región de su responsabilidad de investigar y procesar los casos relacionados con el narcotráfico, y “le oxigenaría el tema de la justicia” en Centroamérica.

Por otra parte, la propuesta de “cobrar” una compensación económica a los países consumidores de las drogas, que también fue abiertamente apoyada por Costa Rica, tiene como objetivo dotar de recursos financieros a Centroamérica para “endurecer la lucha contra la incautación de drogas”.

“El 50 % de los recursos generados serían utilizados para continuar la lucha contra el narcotráfico; un 25 % para educar a la población sobre los efectos dañinos de la droga; y el restante 25 % para dar asistencia médica a los adictos de la región”, explicó Pérez Molina.

En el encuentro participaron además del mandatario anfitrión, los presidentes Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Ricardo Martinelli, de Panamá.

De forma sorpresiva y a última hora, los gobernantes Mauricio Funes, de El Salvador, Daniel Ortega, de Nicaragua y Porfirio Lobo de Honduras, desistieron de participar en la cumbre sin que hasta el momento se haya precisado sus motivos de fondo.

En representación de Lobo participó el vicepresidente hondureño Samuel Reyes, mientras que Funes envió a su ministro de Justicia y Seguridad, David Munguíam; y por Nicaragua asiste el vicecanciller Manuel Coronel.

Pérez Molina dijo desconocer los motivos por los cuales sus homólogos cancelaron su participación, pero insistió en que la región “esta unida” en la lucha contra el narcotráfico, y que hay apoyo de todos los países por discutir “nuevas alternativas” para hacer frente a ese flagelo.

Por Belice asistieron su canciller Gaspar Vega, y por República Dominicana su embajador acreditado en Guatemala, René Bienvenido Santana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo