La falta de eficacia en el control de Merah entra en la campaña francesa

Por Publimetro Colombia

París, 23 mar (EFE).- La falta de eficacia en el control a que estaba sometido por los servicios secretos el asesino confeso de Toulouse y Montauban, Mohamed Merah, entró hoy de lleno en la campaña electoral francesa con justificaciones del trabajo hecho por el Gobierno y críticas desde la oposición.

El primer ministro, François Fillon, insistió en la emisora “RTL” en que “no había ningún elemento que permitiera atrapar a Mohamed Merah” antes de cometer los asesinatos de los últimos días en el sur del país porque la legislación no permite “vigilar de forma permanente sin dictamen judicial a alguien que no ha cometido un delito”.

“Vivimos en un Estado de derecho”, y la Dirección Central de Investigación Interior (DCRI, los servicios secretos) “hizo perfectamente su trabajo” porque lo había identificado al saber que había estado en Afganistán y Pakistán en 2010 y 2011.

Asimismo, lo interrogó y lo vigiló para llegar a la conclusión de que no había “ningún indicio” que hiciera pensar que “era un hombre peligroso y que un día pasaría a la acción”.

Este joven francés de origen argelino de 23 años, abatido ayer por la policía en su piso de Toulouse donde se había pertrechado, contó a los negociadores durante el cerco que se prolongó más de 32 horas que se había formado en la región fronteriza entre Pakistán y Afganistán con Al Qaeda, que le había encargado atentar en Francia.

Fillon afirmó que “es muy difícil” evaluar la magnitud del problema de los jóvenes que viajan a ciertos países para su adoctrinamiento y entrenamiento terrorista “porque hay miles de personas que hacen desplazamientos a esas regiones por motivos religiosos” y estimó su número en “varios cientos”.

En cualquier caso, reveló que Merah figuraba en una lista francesa como la del FBI estadounidense, en la que había sido incluido en 2010 para impedir, en tanto que presunto terrorista, que pudiera tomar un vuelo con origen o destino en Estados Unidos.

El primer ministro respondía así en particular al candidato socialista a las presidenciales, François Hollande, que en un mitin ayer habló de un “fallo” en el seguimiento de Merah, y que “hay cuestiones que necesariamente deberán plantearse”.

“Es verdad que ese asesino, Merah, hizo dos viajes, uno a Afganistán en 2010, y otro a Pakistán en 2011. Alegó motivos turísticos. Debe imponerse por lo tanto un mayor control de los desplazamientos a países sensibles”, indicó Hollande.

Más taxativa, la candidata ecologista, Eva Joly, aseguró hoy que hubo “un problema de eficacia” en el seguimiento del asesino de Toulouse, al que “conocían los servicios secretos” y a quien “se le podría haber detenido” antes de las matanzas de este mes.

Joly, en una entrevista a la emisora de radio “France Info”, criticó la maniobra del presidente francés, Nicolas Sarkozy, candidato a su reelección, que ayer propuso reformas del Código Penal para reprimir la consulta de páginas web que hagan apología del terrorismo o de la violencia y también las estancias en el extranjero para el adoctrinamiento o el entrenamiento terrorista.

La candidata ecologista, que antes de entrar en política era juez instructora, hizo hincapié en que “no es un problema de textos, es un problema de eficacia” y reiteró que “se hubiera podido justificar la detención” de Merah por tenencia de armas, participar en actos de proselitismo terrorista y sus viajes a Pakistán y Afganistán.

El responsable de la DCRI, Bernard Squarcini, consideró sin embargo que sus servicios habían trabajado correctamente y que si no se pudo sospechar la peligrosidad real de este hombre es porque “tenía una doble cara” y era un caso “atípico” dentro del extremismo islámico, además de la peculiaridad de sus acciones solitarias.

El caso de Merah -explicó Squarcini en una entrevista publicada hoy por “Le Monde”- “es más un problema médico y de fanatismo que de un simple perfil ‘yihadista"” ya que no tenía “los atributos exteriores del fundamentalista”, sino que era conocido en particular por delitos comunes, que le permitieron reunir dinero y armas.

La investigación de las matanzas que cometió continuaba hoy con la prolongación de la detención de su hermano Abdelkader, también fichado por los servicios secretos por integrista y al que se le incautaron explosivos en el coche, la pareja de éste y su madre.

París, 23 mar (EFE).- Abdelkader Merah, hermano del autor confeso de las matanzas de Toulouse y Montauban (sur de Francia), Mohamed, está “orgulloso” de lo que éste hizo y así se lo dijo a los investigadores que lo interrogan desde que fue arrestado el pasado miércoles de madrugada, según el canal de televisión “France 2”.

Esta emisora, que no dio más detalles de las declaraciones de Abdelkader Merah, al que se le incautaron explosivos en el coche, precisó que la información le llegó de un investigador no identificado que presenció un interrogatorio.

El hermano del presunto asesino de tres niños y un profesor de una escuela de judía de Toulouse y de tres militares en Montauban fue detenido en su casa de Hauterive en la madrugada del miércoles.

Al mismo tiempo se iniciaba a una veintena de kilómetros la operación policial para capturar a Mohamed Merah (23 años), que se atrincheró en su piso de Toulouse.

El presunto autor de las matanzas de los últimos días fue abatido ayer por la mañana cuando las fuerzas del orden asaltaron el apartamento después de un cerco de más de 32 horas.

Abdelkader (27 años) había sido fichado por la Dirección Central de Investigación Interior (DCRI, los servicios secretos) en 2007, tres años antes que su hermano menor, por su presunta vinculación con una red de reclutamiento en Francia de “yihadistas” que se enviaban a Irak y que fue desmantelada entonces.

Su detención, al igual que la de su pareja y su madre, fue prolongada hoy para que los investigadores puedan continuar sus pesquisas, y en particular para intentar determinar si Mohamed actuó solo en Toulouse y Montauban o recibió apoyos exteriores.

Pueden permanecer así durante un máximo de 96 horas antes de ser puestos en libertad o presentados ante un juez, dado que la que les concierne es una investigación por terrorismo.

Otras personas han sido también arrestadas en las últimas horas con motivo de la investigación judicial abierta para esclarecer las matanzas, según “France 2”.

París, 23 mar (EFE).- El primer ministro francés, François Fillon, estimó que hay “varios cientos” de jóvenes franceses que, como el presunto asesino de Toulouse, Mohamed Merah, viajan a lugares como Afganistán y Pakistán donde son adoctrinados en ideologías terroristas y de extremismo religioso.

Fillon, en una entrevista a la emisora de radio “RTL”, reconoció hoy que “es muy difícil” evaluar la magnitud de ese problema “porque hay miles de personas que hacen desplazamientos a esas regiones por motivos religiosos, que no están vinculados sistemáticamente al terrorismo y al extremismo”.

Pero tras haber comentado el caso de Merah, del que se tiene constancia que pasó dos estancias en Pakistán y Afganistán, la última en 2011 y según su propio relato para entrenarse con Al Qaeda, señaló que son “varios cientos” los que viajan por motivaciones terroristas.

Por eso justificó la voluntad del Gobierno de “endurecer las penas para los que hacen eso” y así “enviar una señal a los jóvenes perdidos que estuvieran tentados”, en particular porque “un drama como el que ha sucedido (…) puede provocar ganas en otros jóvenes”.

El primer ministro aludía así al anuncio hecho ayer por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de reforzar la normativa antiterrorista, tras la operación policial que acabó con la vida de Merah, que estuvo atrincherado en su piso de Toulouse (sur de Francia) durante más de 32 horas, cercado por las fuerzas del orden que intentaron que se rindiera.

Sarkozy señaló que pretende castigar a los que viajen a áreas conflictivas del mundo con intención de adoctrinarse en ideologías terroristas y entrenarse en sus prácticas, pero también a los que visiten páginas de internet que hagan apología del terrorismo, de la violencia o del odio.

Sobre este segundo punto, Fillon recordó hoy que por ahora “no podemos perseguir a las personas que visitan sitios de internet que hacen apología del asesinato y del terrorismo”.

“Hay una legislación que penaliza a los que visitan regularmente sitios pederastas. Queremos hacer lo mismo” para los de contenido terrorista, añadió.

El jefe del Ejecutivo conservador señaló que se presentará un texto al Consejo de Ministros “en una decena o una quincena de días” y que luego consultará con los grupos parlamentarios para ver si hay consenso y se puede aprobar antes de las elecciones presidenciales del 22 de abril y del 6 de mayo.

Si no hay consenso, puntualizó, la cuestión quedará para el Parlamento que salga de las elecciones legislativas del próximo mes de junio.

El jefe del grupo socialista en la Asamblea Nacional, Jean-Marc Ayrault, no quiso adelantar hoy cuál será la posición de su partido sobre esas propuestas, pero en una entrevista a la emisora de radio “France Info” se quejó de que la respuesta de los que ahora están en el poder haya sido “ante un problema, una ley”, y pidió que en primer lugar se examine la legislación existente.

La polémica en Francia sobre la eficacia del seguimiento que los servicios secretos habían hecho a Merah en los últimos años se ha alimentado en las últimas horas, entre otras cosas, con las informaciones de los viajes que hizo a España para participar en reuniones de grupos salafistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo