El yerno del rey Juan Carlos niega todas las ausaciones y dice desconocer la trama

Por Publimetro Colombia

Palma de Mallorca (España), 26 feb (EFE).- Iñaki Urdangarin, yerno del rey Juan Carlos I de España, negó hoy todas las acusaciones que pesan sobre él acerca de las supuestas irregularidades en la gestión del Instituto Nóos y empresas vinculadas.

Urdangarin, duque de Palama, afirmó que desconocía que esas empresas formaran una trama para desviar fondos a paraísos fiscales en la segunda jornada de su declaración ante el juez, informaron fuentes jurídicas.

Con semblante serio, aunque algo más relajado que el sábado, el duque de Palma llegó de nuevo a pie a los Juzgados de Palma de Mallorca (Islas Baleares), aunque no generó ninguna expectación entre ciudadanos o manifestantes, ya que las calles reservadas por la Policía para las protestas de ayer permanecieron hoy vacías.

Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, la hija menor de los reyes Juan Carlos y Sofía, afronta hoy el segundo día de su declaración ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, en los juzgados de Palma de Mallorca.

El caso Palma Arena investiga un supuesto uso irregular de fondos públicos por el Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro presidida por Urdangarin que, según la Fiscalía Anticorrupción, recibió casi seis millones de euros (cerca de ocho millones de dólares) entre 2004 y 2007 de varias administraciones públicas, sobre todo de los Gobiernos regionales de Baleares y Valencia.

El duque de Palma está imputado en los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude a la Administración y prevaricación.

El juez Castro llevó personalmente la declaración de Urdangarin preguntando durante catorce horas y media -repartidas en dos días- por todas las cuestiones que ha destapado la instrucción.

Unas supuestas irregularidades de las que el duque de Palma volvió a culpar a su exsocio Diego Torres, también imputado en esta causa y pendiente de declarar, y a otros implicados.

Manifestó ante el juez que la infanta Cristina “no tiene nada que ver” en las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de fondos públicos, explicó su abogado, Mario Pascual Vives.

El esposo de la infanta Cristina dijo desconocer la existencia de una trama de empresas urdida supuestamente por él y por Diego Torres para desviar dinero público obtenido por Nóos.

Señaló desconocer la gestión administrativa y la facturación de estas empresas, en un interrogatorio en el que habló principalmente el juez y el duque respondió escuetamente con su desconocimiento de los hechos investigados, según varias fuentes conocedoras de la declaración.

Volvió a alegar varias veces que él no llevaba la gestión de las empresas, sino que de eso se encargaba Diego Torres y los hermanos Miguel y Marco Antonio Tejeiro, cuñados de su exsocio y que ejercieron de contable de las sociedades y de contable de Nóos.

La trama estaría formada por la inmobiliaria Aizoon (propiedad de Urdangarin y la infanta), Nóos Consultoría, el bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De Goes Center for Stakeholder Management, vinculadas a Torres y familiares suyos.

De hecho, Urdangarin solo se responsabilizó de la administración de la empresa Aizoon, que tenía a medias con su mujer.

Según fuentes jurídicas, se le exhibieron facturas de Aizoon y reconoció que él, como administrador de esta sociedad, se encargaba de su gestión, la cual defendió como correcta.

El juez interrogó a Urdangarin acerca de las declaraciones policiales hace unas semanas de varios empleados de las empresas, algunos de los cuales afirmaron no saber qué sociedad les pagaban o incluso dijeron no haber trabajado prácticamente para ellas.

A este respecto, el duque de Palma dijo no saber nada del tema, ya que era Marco Antonio Tejeiro el que llevaba la contratación.

También le interrogó por una factura por 400.000 euros que debía el Gobierno de Baleares a Nóos por la celebración de un foro deportivo cuando Urdangarin ya había dejado la presidencia de este organismo sin ánimo de lucro, en 2006, después de que se lo solicitara la Casa Real, como ayer mismo él reconoció.

Hoy el duque explicó que él llamó en dos o tres ocasiones al ex director general de Deportes de Baleares José Luis “Pepote” Ballester, también imputado, para mediar para que se pagara esta cantidad a Torres, quien lo sustituyó en la presidencia de Nóos.

Urdangarin volvió a negar su implicación e incidió en que no intermedió con la intención de presionar al Gobierno balear para que abonara el dinero debido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo