No es necesario renunciar a ser madre para ser una gran profesional

Mujeres influyentes en el mundo como Michelle Bachelet, Hillary Clinton e incluso Angelina Jolie han encontrado el equilibrio perfecto para ser destacadas profesionales y excelentes madres.

Por Monica Garzón

“El mercado laboral colombiano sigue siendo muy machista. Hay áreas y cargos en los que generalmente se contratan preferiblemente hombres, en algunas circunstancias por evitar temas relacionados con la maternidad.”   Paola Pulgarín, de Page Group.

Ser madre es una labor diaria que exige tiempo y dedicación. Son cada vez más las mujeres que buscan encontrar trabajos que las reten profesionalmente, les den estabilidad, pero que a su vez les den flexibilidad para compartir y atender las necesidades de sus familias.

Decidir en qué momento una mujer debe convertirse en madre es de por sí todo un conflicto personal, ya sea que la futura mamá se encuentre laboralmente activa o no. Si a esta decisión se le suma que se debe tener en cuenta el tiempo de controles prenatales, licencia de maternidad, lactancia y la crianza de los hijos, el dilema se torna aún más difícil.

Según Paola Pulgarín, directora asociada de Page Group, hoy en día existen en las empresas con múltiples soluciones de horario flexible que les permiten a las mujeres ser madres sin ningún problema: “Hay muchas compañías que están implementando horarios flexibles, por ejemplo, donde las mamás pueden llegar mucho más temprano y así mismo su horario de salida se anticipa. También algunas compañías, y dependiendo de las características del cargo, permiten la opción de home office por lo menos un día a la semana”.

A diferencia de hace algunos años, donde los directivos de las compañías veían la maternidad como un impedimento, hoy en día prefieren garantizar más tiempo para las mujeres con hijos con tal de tener en su nómina a unas excelentes profesionales.

Los líderes empresariales que prefieren a las profesionales madres saben cuáles son sus ventajas: una mamá es una mujer organizada, con capacidad de solución de problemas de manera inmediata, con fortalezas para el trabajo en equipo y que se adaptan fácilmente al cambio.

“El papel de las mujeres en la organización se evidencia en la contribución de los resultados de negocio, gracias a su preparación, empuje, cuidado a los detalles y acercamiento en el abordaje de los temas”, aseguró Gina Soto, gerente de Recursos Humanos de Middle Americas.

Según las expertas, estos serían dos consejos importantes para que ser madre y profesional no se convierta en un situación compleja: 

1.Es primordial que establezca sus prioridades, para después decidir con seguridad qué hacer. Con esa decisión tomada se simplifican las cosas. Por ejemplo si su prioridad es estar ahí cuando los hijos se despierten o si prefiere ayudarlos con la tarea o los juegos de la tarde.

2.Si bien quiere hacer ambas, tenga presente que el ser madre no se compara a las recompensas económicas que pueda recibir por su buen desempeño laboral. En algún momento de su jornada, sea diaria o semanal, deberá poner a sus hijos primero que al trabajo y debe tener claridad suficiente para no sentir culpa por eso.

Lea también

Cáncer de ovario: Enfermedad silenciosa en las mujeres

El cerebro, “director de orquesta” en nuestro cuerpo

¿Evolución?: así serían los humanos del futuro

MÁS DE VIDA CON ESTILO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo