El mensaje de Angelina Jolie a las mujeres: el derecho a la libre elección

La comunidad médica aseguró que su decisión había sido exagerada. Por otro lado, muchas mujeres se sintieron identificadas con lo que hizo.

Por PAMELA LÓPEZ

“Hay algo que para ella es fundamental más allá que esos órganos, es más importante la vida y el bien de la familia”, Ana María Araujo, psicóloga.

Hace más o menos dos semanas Angelina Jolie volvió a conmocionar al mundo con su columna en el The New York Times: había decidido someterse a una salpingo-ooforectomía laparoscópica bilateral o extirpación de ovarios y trompas de Falopio. Esto ocurrió casi dos años después de haberse sometido a una mastectomía preventiva porque en su familia las mujeres suelen morir de cáncer.

De ella hablaron bien y mal, y hasta en las noticias dijeron que los casos de mastectomías en el mundo habían aumentado. Los médicos también se pronunciaron ante su deseo de “ayudar a las mujeres” contando su decisión, y tomaron el hecho con un poco de miedo al decir que fue muy drástico el camino que tomó.  

Sin embargo, Jolie señalaba en su columna, en donde reveló ser una mujer empoderada de su salud, lo siguiente: “No lo hice únicamente porque soy portadora de la mutación del gen BRCA1 y quiero que otras mujeres escuchen esto. Dar positivo en el análisis de BRCA no significa que hay que ir directo a la cirugía; hablé con muchos médicos, cirujanos y naturópatas. Existen otras opciones. Algunas mujeres toman píldoras anticonceptivas o recurren a la medicina alternativa en combinación con revisiones médicas frecuentes. Hay más de una forma de enfrentar cada problema de salud; lo más importante es conocer las opciones y elegir la que sea correcta para cada caso en específico”.

No es  una decisión fácil de tomar y pensé que por más actriz o famosa que sea, primero es mujer, esposa, amiga y madre. ¿Cuántas colombianas sufren a diario por un diagnóstico de cáncer?, ¿Cuántas quieren tener la posibilidad que Jolie tuvo para contárselo al mundo? Y ¿Cuántas habrán hecho lo mismo pero no conocemos su caso?.

Y es que Jolie se convirtió, interpretando el papel más importante de su vida, en un referente para cientos de mujeres. En su columna se refleja algo fundamental cuando se enfrentan estas decisiones o cuando se debe asumir el hecho de que alguien en su núcleo cercano tiene cáncer: las ganas de vivir priman ante todo.

Ana María Araujo,  experta en temas de mujer, comentó que al tomar este tipo de decisiones, que tendrán fuertes repercusiones emocionales, se hace motivado por algo importante. “Hay algo que para ella es fundamental más allá que esos órganos, es más importante la vida y el bien de la familia. En este caso la vida está amenazada y decir que voy a hacerlo hasta el punto de no correr más riesgo para atender mejor a los que amo, es válido”, añadió.

Aunque puede ser una experiencia dolorosa y suscitar varias opiniones se podría hablar de empoderamiento femenino, y no porque una mujer se levante y decida quitarse los ovarios, sino porque para ella es esencial la vida y darle ejemplo a los que ama.

Jolie, así como aquellas que se han sometido a estos procedimientos, no son menos mujer, su feminidad sigue intacta; esos órganos que representan físicamente ser una chica no están, pero su pensamiento, su vanidad y su ser en sí siguen intactos.

Ivonne Guzmán, psicóloga, comenta que esto no tiene nada que ver con la liberación femenina, “ella sabe lo que tiene y lo sabe usar a su favor sin mayor esfuerzo. Es mas bien un mecanismo de salida que ella creó para evitar dolor. Por ejemplo, las obras que hace con Unicef y adoptar hijos de otra etnia la hace feliz porque finalmente encontró en su hogar algo suyo y que nadie se lo puede arrebatar”, comentó.

Guzmán también añade que el ser humano está condicionado bilógicamente para huir de lo que nos puede hacer daño. “El mensaje es quizás reflexionar sobre el valor que tiene aquello que sentimos nuestro. La necesidad de protección misma y lo que tiene sentido para nosotros. Como madre no haría nada que me pusiera en riesgo porque finalmente tengo alguien por quien luchar”, enfatizó.

Araujo agregó que en este tipo de casos es necesario contar con la familia y un grupo de amigas, porque son al fin y al cabo las mujeres quienes entienden esto. Por supuesto, esto no quiere decir que los hombres no respeten o entiendan la decisión, pues para muchos, aunque difícil, es válida y respetable cuando de salud se trata.

Jolie finalizó su columna de la siguiente manera: “No es fácil tomar estas decisiones, pero sí es posible asumir el control y enfrentar sin titubeos cualquier problema de salud. Pueden buscar asesoría, informarse sobre las opciones y elegir la que sea adecuada para ustedes. Saber es poder”.

Finalmente, sea cual sea la decisión que tome, investigue, piénselo bien, busque ayuda porque nunca está de más, no sienta que está sola y sobre todo esté segura. El punto es que tal vez se ponga en duda la “libre elección”, pero como alguien escribió, el menor problema de Angelina, y de muchas mujeres en el mundo, son sus trompas de Falopio.

LEA TAMBIÉN

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo