Garrett Mathias, que vivía en Van Meter, Iowa (Estados Unidos),  duró nueve meses luchando contra un extraño cáncer. Durante ese tiempo, sus padres tuvieron tiempo de empezar a prepararse para el momento de su partida, y aunque nunca le hablaron puntualmente de la muerte, si le preguntaron qué quería que pasara si el llegaba a morir.

El obituario del pequeño resultó ser de los más pintoresco y original. Y así es como sus padres lo llevarán a cabo.

Con apenas 5 años, Garret tenía claro que al fallecer quería ser “quemado como cuando murió la mamá de Thor”. Así mismo, para su funeral pidió cinco casas inflables (saltarines) de Batman y muchos helados.

En el texto en el que Garret contó todas estas cosas a sus padres, Emilie y Ryan, también habló de lo que más le gustaba en la vida: “jugar con mi hermana, mi conejito azul, thrash metal, Legos, mis amigos de guardería, Batman”. También confesó que odiaba el cáncer y las situaciones a las que era sometido durante su tratamiento.

Una ceremonia asgardiana, parecida a la de la película del dios mitológico del trueno, será la despedida para Garret. Mientras tanto, sus padres siguen pensando cómo volver sus cenizas un árbol, otra de las últimas peticiones del pequeño.

La historia completa del pequeño fue publicada en whotv.com

Sigue Leyendo

mundo

Ara San Juan: por qué es difícil rescatar el submarino hallado en Argentina un año después de su desaparición

mundo

Ofrecen recompensa a quien identifique a ladronas de vibradores en sex shop

mundo

La fuerte agresión de un pasajero a un auxiliar de vuelo al sufrir de diarrea en pleno vuelo

Destacados

Ariadna Gutiérrez fue criticada por vestido transparente que mostró su ropa interior en los Grammy Latinos

Melina Ramírez no aguantó más y lloró en Yo me llamo

Vestido de Catalina Gómez para los Latin Grammy genera todo tipo de comentarios

Vestido de Johanna Fadul en los Latin Grammy da de qué hablar

En bikini, Carla Giraldo dejó boquiabiertos a los seguidores de 'Loquito por ti'