Colombia completó en 2018 su año número 61 de fabricación de vehículos en el país. General Motors y Renault han convertido el país en una base muy importante para la fabricación de sus vehículos. En el sur de Bogotá y en Envigado, la industria automotriz en Colombia es responsable de la subsistencia de miles de familias y un increíble desarrollo tecnológico.

La industria automotriz en Colombia empezó en 1957, con la instalación de la Fábrica Colombiana de Automotores. Esta fábrica buscaba ensamblar camiones y camperos Austin, luego produjo vehículos del grupo Chrysler (Dodge, Simca) y desde 1982 hace parte de General Motors con su marca Chevrolet.

Actualmente, esta es una de las principales plantas de la marca del corbatín en América Latina, incluso siendo la primera que estampa paneles. Allí se producen automóviles, buses y camiones para Colombia, Ecuador, Bolivia y Chile. Las plantas de Colmotores y Zoficol fabricaron unos 38.798 vehículos.

“Recientemente tuvimos una inversión de 22.000 millones de pesos para la producción y puesta en marcha de los nuevos modelos: Chevrolet Spark GT y Chevrolet Beat, lanzados durante el primer trimestre de este año en Colombia”, afirma el gerente de fabricación de General Motors Colombia y Ecuador, Marcel Querotti. También se producen los Sail y buses y camiones de las series NKR y NQR.

La otra planta de la industria automotriz en Colombia está en Envigado. Desde 1971, Renault ha realizado la producción de sus vehículos muy cerca de Medellín. En 47 años de producción ininterrumpida, la marca del rombo ha hecho algunos de los vehículos más famosos de los colombianos. También hizo en su momento camionetas Toyota, y hasta camiones Daihatsu e Hino.

Actualmente, esta planta produce tres líneas de vehículos de Dacia: los Logan, Sandero (con Stepway) y las Duster. “En 2017 cerró con 73.899 unidades ensambladas en su planta de Envigado y en 2018 acumula 36.080 vehículos ensamblados entre enero y junio”, indicaron voceros de Renault a PUBLIMETRO.

Emblemas en el exterior

Los vehículos producidos en Colombia tienen una calidad y un desarrollo crucial. Más de 2500 operarios y administrativos trabajan directamente en estas plantas, y según estimativos de ambos fabricantes, unas 30.000 personas dependen de la producción de Sofasa y Colmotores como proveedores y concesionarios.

Mediante la exportación de los vehículos, ambas fábricas producen un valor crucial a la economía. En promedio, uno de cada dos carros ensamblado por Sofasa es enviado al exterior. Más de 18.000 Renaults hechos en Envigado han sido vendidos en 2018 en países como México, Chile y Perú.

Aunque la exportación de General Motors no es tan extendida, sí hay planeadas exportaciones de más de 13.000 vehículos en el 2018. Además, muchos de estos son estampados en el país, siendo vehículos netamente hechos en Colombia. Se espera que se vendan a países como Chile, Bolivia y Ecuador unos $600.000 millones de pesos en 2019, un número muy importante en la producción industrial del país.

Esto se podría expandir con un trabajo adecuado para disminuir los costos e intentar exportar a Brasil y Argentina, según Querotti. “Estas asignaciones dependen de que se logre una mayor competitividad, por lo que es necesario continuar trabajando tanto en la eficiencia interna como en los costos logísticos y en un entorno nacional que permita que nuestro país sea más competitivo”, asegura.

“El hecho de contar con la planta de ensamble en el país le ha permitido a la Compañía entregar a los colombianos productos de excelente calidad, adaptados a los terrenos y condiciones locales, así como a los perfiles y exigencias de los clientes colombianos y de los mercados de exportación”, resaltan voceros de Sofasa.

Un futuro electrizante

En el país también se desarrollarán procesos de electrificación y autonomización. Ambas marcas han adelantado proyectos para electrificar sus flotas, y Renault distribuye dos de los vehículos más importantes de este mercado: el urbano Twizy y el nuevo Zoé.

Chevrolet adelanta pruebas con el Bolt, uno de los vehículos más exitosos del mercado norteamericano. La limitación es de infraestructura, según Querotti: “Esperamos entrar con fuerza en el mercado de los eléctricos a corto plazo, aunque todavía es necesario mejorar las condiciones e infraestructura para que estos vehículos puedan operar eficientemente”.

Colombia tiene una industria automotriz cada vez más saludable y poderosa, gracias al trabajo de dos marcas que han defendido este derecho. No es casualidad que Renault y Chevrolet sean las marcas más vendidas de Colombia desde los años 1980. En un país tan complejo como el nuestro, su industria ofrece vehículos muy bien diseñados y apropiados para su territorio.

Sigue Leyendo

Tacómetro

Los deportivos y autos de más potencia del Salón del Automóvil

Tacómetro

Volvo S60: El diseño sueco se llena de tecnología y capacidades 'gringas'

Tacómetro

Ford refuerza su estrategia de deportividad y camionetas en el Salón del Automóvil

Destacados

Renault Kwid en Colombia: palo para la marca del rombo en el Salón

Ford refuerza su estrategia de deportividad y camionetas en el Salón del Automóvil

Mazda, con aspiraciones de lujo en el Salón del Automóvil

Audi en el Salón del Automóvil: estrategia múltiple de los cuatro anillos

Volvo S60: El diseño sueco se llena de tecnología y capacidades 'gringas'