BMW ha conseguido una posición envidiable en el mercado automotor mundial con una identidad de marca clara: the ultimate driving machine. La máquina definitiva para conducir. Desde los años 80, con la creación de la división M y la aparición de los M3 y M5, este slogan ha tenido una representación de acero, fibra de carbono y aluminio, que ahora complementa el poderoso BMW M4 2018, un vehículo fuera de todas las escalas.

Debo aclarar algo: hay automóviles más poderosos. Hay deportivos netos que pueden tener más potencia, más torque, menos peso o un diseño más atractivo. Pero si hay algo sorprendente en el M4 es la flexibilidad para ser, en un momento, el vehículo para llevar el mercado y los niños; y con un poco más de fuerza en el pie derecho, un monstruo que llega a 100 kilómetros por hora en menos tiempo que el que toma leer “BMW M4 2018”.

Este M4 es sucesor de los M3 que la marca bávara ha producido como homologación para competencias desde los años 80. El cambio de número se debe, simplemente, a la estrategia de BMW de separar sus series por carrocería: la serie 4 es de cupés y la 3 de sedanes. El histórico M3 todavía sigue en producción, pero como un vehículo de cuatro puertas.

El BMW M4 2018 tiene un diseño que no oculta su carácter de deportivo. Unas tomas de aire gigantescas en el frente, rines de 19 pulgadas con llantas de bajísimo perfil, techo totalmente en fibra de carbono y cuatro escapes lo permiten diferenciar de la larga lista de vehículos BMW de la Serie 4 a los que le ponen un logo con una M y tres franjas.

En el interior, las sillas son envolventes y los botones de modo de manejo son muy visibles. Eso sí, adentro está todo lo que uno esperaría de un vehículo con el redondel azul y blanco en la nariz: equipos de entretenimiento a granel, cuero y tela Alcántara, la posibilidad de personalizar el interior, todo el paquete. Esto es solo un punto de pausa para el momento de encender el motor.

Velocidad definitiva

El motor en el BMW M4 2018 es una máquina de gran respeto. Tres litros de cilindraje, dos turbocargadores. Una curva de potencia que alcanza los 431 caballos de potencia entre 5500 y 7300 revoluciones por minuto. Y lo más impresionante: un torque de 550 Newton-metro que arranca desde menos de 2000 rpm, es decir, desde la misma base del motor.

Apenas los dos turbos se activan, el vehículo se convierte en un misil. Para transmitir toda la potencia al suelo hay que pasar por una caja manual de 6 velocidades o una automática de 7 con doble embrague: la marca de la hélice ha tenido una experiencia espléndida con estas cajas, por lo que la versión automática permite disfrutar aún más la velocidad que la mecánica.

Para conectar al vehículo con las llantas de un ancho soberbio, hay una suspensión en la que los controles de tracción y estabilidad tienen que trabajar para sostener estos bríos. Y los tres modos de manejo lo varían de una berlina a un automóvil cuyo hogar es una pista como el mítico Nürburgring, o los autódromos alemanes donde este vehículo compite en la DTM.

Aún en las vías quebradas y llenas de huecos del país, el modo más suave “Comfort” da la comodidad necesaria para andar sin romperse la espalda. Cuando el vehículo está en modo Sport Plus, la marcha es muy dura pero la velocidad y la estabilidad en curvas es increíble. No es como si estuviera sobre rieles: es como si el BMW M4 2018 estuviera soldado al suelo.

Es una máquina que debe abordarse con respeto, pero en las manos de alguien que sepa, puede dar una experiencia de otro mundo. Su precio nunca ha sido popular: 350 millones de pesos, al alcance de muy pocos. Pero no hay una opción similar: autos como los Mercedes-AMG y los Audi RS solo llegan sobre pedido. Los deportivos de Porsche y Jaguar son de otra gama. El M4 está solo en un mercado escaso, pero que permite a miles soñar.

Ficha técnica

Vehículo: BMW M4 2018

Motor: 3,0 litros, 6 cilindros en línea con doble turbocargador. 431 caballos de potencia.

Transmisión: Automática de siete velocidades con levas en el timón.

Tracción: Al eje trasero con cuatro modos de manejo.

Precio: $349'900.000

Sigue Leyendo

Tacómetro

Porsche Cayenne: Evolución para el SUV deportivo por excelencia

Tacómetro

Volkswagen descontinúa después de 70 años el Escarabajo

Tacómetro

Kia Niro: el primer híbrido en el mercado realmente al alcance de todos

Destacados

Porsche Cayenne: Evolución para el SUV deportivo por excelencia