Colombia es el mercado con mayor participación de vehículos eléctricos en América Latina, y Renault es su líder indiscutido. Uno de cada dos vehículos eléctricos en el país es de la marca del rombo, sea el cuadriciclo Twizy o la van comercial Kangoo ZE. Si algo faltaba era un automóvil de verdad para el usuario particular, y así llegó con el nombre del Renault Zoe.

Partamos desde el concepto: al contrario del Twizy, que es un vehículo netamente personal, el Renault Zoe está pensado como un vehículo familiar, aunque no muy grande. Su tamaño está entre el Twingo y el Sandero, con un baúl cómodo pero un espacio reducido para los ocupantes traseros, en especial para las piernas. El motivo son las baterías.

El piso detrás del habitáculo de este vehículo traído desde Francia está formado por un gran número de celdas eléctricas, con una capacidad de 40 kWh. Con esta capacidad, el motor de 68 kW (unos 92 caballos) puede mover este vehículo con uno de los mejores rangos del mercado mundial: 300 kilómetros reales.

Yendo contra la corriente

Para la prueba, PUBLIMETRO llevó este vehículo a una compleja ruta entre Medellín y Santa Fe de Antioquia. El recorrido es de unos 70 kilómetros, pero con cambios de altura, tramos en autopista, en ciudad y en carretera quebrada, tractocamiones y hasta obras que realiza la concesión. Una prueba digna para cualquier vehículo.

El Renault Zoe fue excelente en esta condición. En descenso, el sistema de regeneración hizo que la autonomía indicada fuera altísima, pero al momento de ascender, esta retornó a valores normales; el vehículo resistió muy bien y ascendió sin problemas. Su regreso luego de esta dura prueba marcó 140 kilómetros de autonomía, lo que ofrece una idea bastante importante de su capacidad.

En caso de descarga, el vehículo tiene un cargador incorporado que se puede conectar a cualquier tomacorriente con tierra, y que ofrece carga de 0 a 100% en 20 horas. Renault advierte que este es un mecanismo de emergencia, porque la idea es montar un cargador de pared o una estación de carga de alta potencia.

Así, el mecanismo de compra implica primero una revisión del lugar donde se planea cargar el vehículo. Si el estacionamiento puede contar con esta capacidad, se pasa la orden a la empresa de energía (Renault ya tiene convenios con EPM, Codensa y Celsia), y ahí sí se vende el vehículo; así, el propietario del Zoe tenga siempre dónde cargar.

Igualmente, la marca francesa ha trabajado para montar varios cargadores públicos en las principales ciudades del país. La red más desarrollada es la de EPM, con 13 cargadores en todo el Valle del Aburrá, pero otras ciudades como Bogotá y Pereira también están reforzando este proceso. En estos cargadores de alta potencia, la carga completa toma menos de 2 horas.

¿El eléctrico para todos?

Otro elemento crucial para que el Renault Zoe sea uno de los vehículos más importantes en el mercado internacional es la practicidad. Además de la tecnología y el mecanismo de regeneración, es un vehículo que avanza bien, gracias al torque inmediato de los motores eléctricos. Además, tiene un interior muy interesante y un diseño bien proporcionado.

En accesorios está bien dotado: cuenta con un equipo de sonido Bose en su versión full equipo, con cámara de reversa de serie y con control de crucero. Estos sistemas no consumen energía del sistema de baterías: solo lo hace el aire acondicionado, que cuenta con un sistema diseñado para disminuir al máximo su carga.

Ttal vez lo más importante es el precio: desde 100 millones de pesos, no es un vehículo barato, pero puede verse por el lado del consumo. Un automóvil eléctrico no tiene gastos como cambios de aceite, de filtros, y el costo de energía es mucho menor al de la gasolina. Además, es cero emisiones y no tiene pico y placa.

El futuro de la movilidad está en los vehículos eléctricos, y el Renault Zoe es el primero de una andanada que seguramente vendrá en los próximos años. De una marca con la reputación del rombo, con toda la tecnología necesaria y un precio cercano al de crossovers muy populares, es la oportunidad para muchos de dar el salto por un mundo más limpio y seguro.

Ficha técnica

Vehículo: Renault Zoe Ultimate 2018

Motor: eléctrico, 68 kW (92 caballos de potencia)

Transmisión: automática directa

Tracción: delantera, con control de estabilidad

Precio: $111'900.000, arranca en $99'900.000


La cifra

227

Automóviles eléctricos vendió Renault en Colombia entre 2016 y 2017, según Andemos.

Más noticias del mundo motor aquí

Sigue Leyendo

Tacómetro

Volvo S60: El diseño sueco se llena de tecnología y capacidades 'gringas'

Tacómetro

Ford refuerza su estrategia de deportividad y camionetas en el Salón del Automóvil

Tacómetro

Audi en el Salón del Automóvil: estrategia múltiple de los cuatro anillos

Destacados

Renault Kwid en Colombia: palo para la marca del rombo en el Salón

Kia en el Salón del Automóvil de Bogotá: Nuevos rumbos a viejos conocidos

Ford refuerza su estrategia de deportividad y camionetas en el Salón del Automóvil

Volvo S60: El diseño sueco se llena de tecnología y capacidades 'gringas'

Audi en el Salón del Automóvil: estrategia múltiple de los cuatro anillos