El desplome e inmediato fallecimiento de Germán Restrepo en una audiencia en la que el juez consideraba la idea de enviarlo a la cárcel en Cúcuta fueron atribuidos a un infarto fulminante.

Los hechos ocurrieron el pasado 8 de agosto. Restrepo, quien estaba acusado de haber abusado sexualmente de al menos tres menores de edad durante el tiempo que se hizo pasar por cura, se tomó un vaso de agua y perdió el sentido.

No obstante, el pasado viernes se conocieron las verdaderas causas de su muerte. De acuerdo con la necropsia que le realizó Medicina Legal, el violador falleció por “intoxicación exógena por cianuro”.

El director de la entidad, Carlos Valdés, aseguró que aún no se ha comprobado si la ingesta del tóxico fue voluntaria o hay otras personas involucradas.

Así lo descubrieron

Familiares de los niños abusados sexualmente denunciaron ante la Fiscalía que el falso clérigo se había ganado la confianza de los creyentes para sacar provecho de sus hijos.

La madre de una de las víctimas le dijo a La Fm. que Restrepo aprovechaba su condición para acercarse al 'semillero' de la iglesia conformado por niñas, acosarlas y abusar de ellas.

“Él utilizaba un 'agua de vida' y les daba (…) Muchas decían que se sentían mareadas y ahí era donde él aprovechaba para abusarlas. Mi hija fue víctima de este señor”, dijo la mujer.

Las investigaciones le endilgaban los delitos de acto sexual abusivo con menor de 14 años en concurso con actos sexuales.

Más noticias de Colombia, aquí.

También le puede interesar:

 

Sigue Leyendo

Noticias

¡Gratis! prográmese para vivir en Maloka la experiencia de una ‘Noche en el Museo’

Noticias

Procuraduría pide declarar inconstitucional caza deportiva

Noticias

Juez le da casa por cárcel al general retirado Humberto Guatibonza

Destacados

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Así será el debate contra Alberto Carrasquilla en el Senado

Cuatro lugares donde no debemos guardar nuestro celular, según la ciencia

La casa en la que vivía alias Guacho cuando fue herido

Las burlas contra el director del Dane por su particular forma de hablar