¿Qué nos espera durante el gobierno de Iván Duque en temas como educación, economía, justicia, paz, medio ambiente y relaciones exteriores? Le contamos.

Educación:

Las propuestas educativas no fueron prioridad en la campaña presidencial de Duque. Pero una vez llegó al poder quiso demostrar interés en este tema y por eso nombró a una mujer que tenía amplia experiencia en el sector.

Se trata de María Victoria Angulo, una mujer que desempeñó varios cargos en el Ministerio de Educación desde el 2004. Sin embargo, su cargo anterior fue el de directora de la Secretaría de Educación de Bogotá, en donde conservó contratos con consorcios que incrementaron los costos de la educación infantil. Esto hace pensar que la educación, en manos de Angulo, favorecerá a los gremios empresariales.

Pese a lo anterior, Duque prometió una educación con un enfoque integral de primera infancia, además de una ampliación de la jornada única con doble alimentación, promoción de la formación para el empleo y la doble titulación. También se comprometió con la ampliación de la universidad gratuita para los más vulnerables y valoración de los profesores.

Paz:

Fue mucho lo que se dijo sobre la paz en la contienda electoral. En esa época Duque, que contaba con el apoyo del sector del no del plebiscito, mantuvo una postura radical sobre el tema asegurando que modificaría el acuerdo de paz firmado por las Farc. Pero el martes, durante su posesión, fue más flexible.

Habló de un “acuerdo por la legalidad”, donde “todos podamos construir la paz, donde se acaben esas divisiones falaces entre amigos y enemigos de la paz”. Luego, aseguró que corregirá “fallas estructurales” que se han hecho evidentes en la implementación y le prometió a las víctimas una verdad y justicia proporcional.

Por lo anterior, María Victoria Llorente, directora de la Fundación Ideas para la Paz dice que queda claro que Duque no tiene intenciones de acabar con el legado de paz de Santos y que hará cambios más de forma que de fondo.

Sin embargo, para varios analistas que se han pronunciado al respecto les llama la atención la afirmación de “corregir fallas estructurales” porque no especifica si se harán en el terreno o en el Congreso a través de leyes. En ese último la cosa se complica debido a que las Farc ya tienen una participación activa en el Senado y Cámara y ante cualquier cambio harán una denuncia pública que podría llegar a oídos de la comunidad internacional que ejercería presión a Duque.

Economía:

Una nueva reforma tributaria llegará de la mano del nuevo ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, que ya ha trabajado en esta cartera con el expresidente Álvaro Uribe Vélez. La reforma buscaría cambiar varios aspectos de lo que será la tributación de los colombianos y en donde el presidente debería buscar recursos en un Gobierno que cuenta con poco dinero. Lo que podría cambiar es el modelo de declaración, en donde los gremios empresariales esperan que se les cumplan las promesas de campaña de reducir los impuestos para generar mejoras económicas y mayor empleabilidad. Sin embargo, la propuesta no es viable para los economistas que consideran que las implicaciones de reducir los impuestos a las empresas, implicaría que los ciudadanos paguen más.

No dejan de llamar la atención las recomendaciones de los gremios empresariales que proponen ampliar la base de declarantes de renta a los que ganen desde 1.953.000, reducir la jornada nocturna laboral en una hora y conservar los contratos de prestación de servicios que ha ahorrado a las empresas prestaciones sociales.

Justicia

Además de la reforma tributaria también habrá una reforma a la justicia. Si embargo, durante su posesión, Duque no dejó claro si seguía en firme su propuesta de unificar a la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional, hecho que generó gran polémica en el país en su momento y que llevó a Duque ante los magistrados para profundizar en su idea antes de las elecciones presidenciales que ganó.

En cambio, sí habló de una reforma judicial que se logrará en consenso entre el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial para que la justicia colombiana sea más eficiente, más cercana al ciudadano, más confiable y que nos permita garantizar oportunamente los derechos de todos los Colombianos, según lo que dijo el pasado 7 de agosto.

“La reforma a la Justicia no da espera porque la mora judicial, el hacinamiento carcelario, los procesos interminables, la precaria tecnología con la que operan nuestros despachos, los riesgos de corrupción y en muchos casos la falta de transparencia y coherencia procesal y probatoria se van carcomiendo la esperanza colectiva”, afirmó Duque.

Medio ambiente

En cuanto al medio ambiente, Duque prometió cuidar y mejorar el ecosistema colombiano fortaleciendo el Sistema Nacional Ambiental. ¿Cómo? Aumentando las fuentes renovables de energía, promoviendo el uso masivo de los vehículos eléctricos, aplicar una estrategia nacional contra la deforestación y crear una cultura colectiva de protección de los páramos, las fuentes de agua y biodiversidad, “mientras nos hacemos más conscientes de reducir la huella individual de carbono”.

Pero en los últimos meses de su campaña y desde que fue elegido muy pocas veces se refirió al fracking.

Este tema fue el lunar de su campaña cuando aseguró que estaba de acuerdo con dicha actividad, pero luego su discurso fue cambiando.

Finalmente, manifestó que apoyará el fracking en Colombia cuando haya estudios científicos que comprueben que la actividad no perjudicará el medio ambiente.

Entonces ahí, hará un consenso con las autoridades para determinar qué tan beneficioso sería esta actividad que aún no se desarrolla en el país.

Relaciones exteriores

Duque se adelantó al trabajo relacionado con las relaciones exteriores haciendo una gira previa por varios países antes de su posesión.

Por eso empezó en Estados Unidos, el socio estratégico de Colombia que en los últimos meses ha llamado la atención al país por el incremento en los cultivos de coca.

En cuanto a Venezuela, con el que ya no hay lazos amistosos desde hace años, Duque no hizo mención alguna durante su primer discurso como presidente, pero sí se refirió a este país así:

“Haremos respetar la Carta Democrática Interamericana, promoveremos la libertad de los pueblos de la región y denunciaremos en los foros multilaterales, con otros países, las dictaduras que pretenden doblegar a sus ciudadanos”.

Esto, para varios analistas como el excanciller Julio Londoño, es un claro mensaje al vecino país y su presidente sin atacarlo de manera directa. Podría esperarse de Duque que intente una relación formal con Venezuela para que exista un mínimo dialogo entre ambas naciones.

 

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Sigue Leyendo

Noticias

EE.UU. anuncia 48 millones de dólares para refugiados y migrantes venezolanos

Noticias

Mujer y su amante pidieron Uber para ir a un motel y el conductor era su esposo

Noticias

¡Al fin habló! Mónica Rodríguez se refirió a la polémica con Uribe

Destacados

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

El regaño de Amparo Grisales a imitadora de 'Yo me llamo'

La ‘Madame’ reveló nombres de sus clientes, entre los que figuran políticos, famosos y narcos

Video: trágico accidente en la Autopista Norte deja al menos una persona sin vida