Que James Rodríguez le escriba un mensaje a uno puede ser un sueño. Más si del modo que lo hace está verificado y autenticado. Sin embargo, algunas personas se aprovechan de esa admiración a los cracks del deporte para estafar y delinquir.

Es el caso de Carlos Antonio Zamora Linares, joven de 23 años que fue condenado por la justicia a cuatro años, un mes y 15 días de cárcel, luego de ser encontrado culpable por ciberterrorismo y otros delitos penados por la ley colombiana.

Aunque el caso era de público conocimiento, las autoridades dieron detalles de modus operandi del hacker, quien en 2006 engañó a varias personas y les robó miles de sus millas aéreas, como revela el diario El Espectador.

Zamora logró apoderarse de la cuenta de Twitter de James Rodríguez, en marzo del 2016, con la que contactó a varios jugadores, celebridades y periodistas con los que el hoy jugador del Bayern Múnich tiene contacto habitual o al menos relación.

Desde allí, haciéndose pasar por el crack, le pedía favores que necesitaban ingresar a los correos electrónicos de los particulares. Quienes lo permitían, creyendo que le hacían un favor a James, terminaban perdiendo sus millas por robo, como le pasó al mismísimo futbolista.

El entorno legal del jugador manifestó que a James Rodríguez le robaron 30.509 millas, en mayo del 2016. Con esos datos, las autoridades siguieron el rastro del hacker y encontraron como en sus redes sociales hacía alarde de sus viajes, uno de ellos a Medellín, clave para su posterior captura y procesamiento.

En una de sus publicaciones se encontró el check in con el que Zamora y una acompañante de nombre Vanessa Martínez se desplazaron a la capital antioqueña, alojándose en un prestigioso hotel.

Además de James, varios contactos más perdieron miles de millas. Entre ellos, un periodista deportivo que no reveló su identidad, pero quien fue el que denunció los hechos ante la Fiscalía General.

Otro que incidió en la captura de Zamora fue el fotorreportero Carlos Sánchez Caro. Como muchos otros, él también cayó en el engaño, pero al día siguiente coincidió con James en Madrid y se dio cuenta que había sido estafado. Sin embargo, para cuando se enteró ya había sido despojado de 20.000 millas y de su cuenta de Instagram.

Así Zamora amplió su red, estafando a personas en una cadena durante 2016 y 2017. Aún sin confirmar, las autoridades creen que Zamora pudo haber estafado también al futbolista Juan Fernando Quintero y a la modelo y presentadora Angélica Camacho, antes de hacerlo con el jugador que pasó por el Real Madrid.

Según la investigación, Zamora se hizo con no menos de 200.000 millas aéreas, durante los meses que delinquió.

El procesado argumentó que en realidad no cometió delito porque las víctimas le entregaron sus contraseñas por decisión propia. Dicha defensa fue desestimada por la justicia, al considerar que los estafados jamás fueron conscientes de a quien les brindaban sus cuentas, creyendo que era una persona que finalmente no fue.

Keep Reading

Noticias

La fuerte agresión de un pasajero a un auxiliar de vuelo al sufrir de diarrea en pleno vuelo

Noticias

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda

Noticias

Tragedia escolar por regaño a un alumno que decidió lanzarse de un puente

Featured

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda

La fuerte agresión de un pasajero a un auxiliar de vuelo al sufrir de diarrea en pleno vuelo

Tragedia escolar por regaño a un alumno que decidió lanzarse de un puente

Perro ataca a su dueño al ver que golpeaba violentamente a su esposa