El pasado 16 de febrero, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió no abrir investigación en contra del senador del Polo Democrático Iván Cepeda, por la denuncia del expresidente Álvaro Uribe Vélez, en la que lo sindicaba de manipulación de testigos en contra suya y en contra de su hermano Santiago Uribe Vélez, que actualmente afronta un juicio por supuestos nexos con grupos paramilitares y quien se declara inocente de los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado.

Ese día, a Uribe, quien denunciaba manipulación de testigos en su contra, se le volteó la situación y resultó investigado por lo mismo por lo que acusaba a Cepeda: manipulación de testigos.

Seis días más tarde, el 22 de febrero, el abogado de Cepeda decidió hacer llegar a la Corte unas pruebas reina, en las que demostraba que contactos de Uribe y el que sería el también llamado a indagatoria, el representante por Huila, Álvaro Hernán Prada, habrían presionado al testigo estrella del caso contra el expresidente, el paramilitar Juan Guillermo Monsalve, para que grabara un video “para que se retractara de sus testimonios y culpara a Cepeda de haberle ofrecido prebendas para rendir declaraciones”, como dijo el abogado del político del Polo, Reinaldo Villalba al alto tribunal.

La información anterior es la radicada en la providencia 52240 del 24 de julio de 2018 de la Corte Suprema de Justicia, un documento de 12 páginas, en el que el alto tribunal explica las razones y procesos que lo llevaron a llamar a indagatoria a los dos congresistas del Centro Democrático.

La Corte Suprema, con cerca de 100 horas de audios, estableció que hubo presiones al testigo Juan Guillermo Monsalve para que grabara un video que incriminara al senador Cepeda y que sirviera como prueba en el recurso de reposición contra la decisión que archivaba la investigación contra el congresista del Polo y que debía ser interpuesto antes del 23 de febrero.

Las pruebas y los testimonios de Monsalve apuntan  a varios nombres, como el del abogado Diego Cadena, que se identifica como defensor del expresidente y que intentó hablar con el testigo el 21 de febrero, consiguiendo una cita para el 22 de febrero, con la ayuda del recluso compañero de celda de Monsalve, Enrique Pardo Hasche.

En esa reunión, Cadena Ramírez “le manifestó a Monsalve actuar en nombre del doctor Álvaro Uribe Vélez, y le pidió firmar un documento previamente elaborado con el fin de presentarlo con el recurso de reposición”, señala la providencia del alto tribunal.

Lo más grave viene con las que serían las contraprestaciones que ofrece Cadena, que incluían revisar su caso sin cobrarle un solo peso, “gestionar, a su favor, mejores condiciones de reclusión y solicitar  públicamente seguridad para él y su familia”, pero Monsalve se negó a pesar de las presiones del recluso Pardo Hasche, por miedo a incrementar su condena por falso testimonio.

En dos ocasiones más, Cadena Ramírez habría visitado a Monsalve para que escribiera una declaración en la que le ofreciera disculpas a Uribe y “afirmara que fue víctima de una falsa ilusión ofrecida por ese senador (Cepeda)”, en cuestiones que Cadena le informó a Uribe Vélez.

La Corte señala que “de manera personal y directa, el doctor Álvaro Uribe Vélez ha procurado el contacto con personas en el exterior para que Juan Carlos Sierra Ramírez, alias Tuso Sierra, haga un video declarando a su favor”, lo que habría sido acompañado de una búsqueda de personas que pudieran desacreditar al testigo clave en la investigación contra su hermano Santiago, el mayor retirado del Ejército, Juan Carlos Meneses, preso por vínculos con el grupo paramilitar Los 12 Apóstoles.

Lo anterior se suma al caso de la exfiscal Hilda Janeth Niño Farfán, que se encuentra presa por haber ayudado a dos paramilitares a obtener beneficios judiciales a cambio de $400 millones. Según la Corte Suprema, Cadena Ramírez habría recibido la orden de Uribe para hablar con la exfiscal y ofrecerle testificar a favor de Santiago Uribe, a cambio de que fuera trasladada a un “mejor centro penitenciario”, algo que de hecho sucedió, ya que Niño Farfán pasó de la cárcel del Buen Pastor a la Escuela de Caballería.

Lo que sigue en el proceso

El alto tribunal llamó a declarar a 25 personas involucradas en el caso de los falsos testigos, dentro de las que se encuentran Piedad Córdoba;  Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario; Juan Guillermo Villegas Uribe, hombre con el que Uribe sostuvo conversaciones telefónicas en las que habría revelado que tenía información que era de índole confidencial sobre las interceptaciones que hacía la Corte; Juan Carlos Sierra, alias el Tuso Sierra, y el exjefe paramilitar Pablo Sierra.

Además, pidió los testimonios de Iván Cepeda; el recluso Enrique Pardo Hasche; Jaime Lombana, abogado de Uribe en la investigación por la masacre de El Aro; el abogado Diego Cadena, que habría sido quien presionó a Monsalve, y a este último.

La Corte también pidió que el Inpec entregue el listado de familiares y quienes han visitado a Carlos Enrique Vélez, alias Comandante Víctor, quien perteneció activamente al frente Cacique Pipintá, y que fue declarado como un falso testigo.

Los magistrados que investigan a Uribe Vélez

José Luis Barceló, aclamado tiempo atrás por los uribistas de ‘pura cepa’ por la decisión de 2015 en la que dejó en libertad al coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega, hoy es objetivo político del Centro Democrático y sus militantes, que lo han llamado mentiroso y farsante.

Luis Hernández es el presidente de la Sala Penal, y llegó al alto tribunal en 2016. Hernández tiene sobre su escritorio la investigación en contra del exmagistrado Leonidas Bustos, enredado en el ‘cartel de la toga’.

Fernando Alberto Castro fue quien reemplazó en 2010 a Yesid Reyes. Castro falló contra el exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, también involucrado en el ‘cartel de la toga’.


Uribe reapareció y culpó a Santos y a ¿James Bond?

El expresidente Uribe insinuó que Juan Manuel Santos y el servicio de espionaje británico están detrás de la citación que le hizo la Corte Suprema de Justicia por el caso de soborno y fraude procesal que lo llevó a renunciar a su curul en el Senado.

“Hay reiteradas denuncias de que las grabaciones las hizo la agencia británica MI6 (servicio de inteligencia), amigos de Juan Manuel Santos. Autoridades extranjeras en una treta en mi contra”, escribió Uribe en Twitter.

En otro mensaje, el expresidente cuestionó el llamado a indagatoria que le hizo la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y aseguró que lleva implícita la prisión.

“Informaré sobre cómo llegué a testigos, tema que la Corte no quiso investigar, simplemente me presume manipulador y me cita a indagatoria con implícita medida de aseguramiento”, escribió Uribe, quien fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010.

Uribe, reelegido como senador el pasado 11 de marzo con 875.554 sufragios, la votación más alta en la historia de Colombia, asumió su escaño el pasado 20 de julio, al que renunció cuatro días después.

Sigue Leyendo

Noticias

La ONU constata crecimiento imparable de cultivos ilícitos en Colombia

Noticias

Recursos de alimentación escolar en Colombia aumentarán un 48 % en 2019

Noticias

Presidente Iván Duque retiró facultades a los integrantes de la mesa de diálogo del Eln

Destacados

Estos son los 10 mejores colegios del país, según investigación

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Mujer denuncia discriminación en reconocido centro comercial del norte de Bogotá

El participante de 'Yo me llamo' que compararon con Iván Duque

Al director del Dane le salió un entrevistador mucho más gomelo que él