En un escándalo se ha convertido la bajada de pantalones del senador, recién posesionado Antanas Mockus, el pasado 20 de julio en la posesión del nuevo Congreso de la República, como un acto de protesta porque los senadores no se callaban ante el discurso del conservador Efraín Cepeda.

Sin embargo, la noticia tuvo dos impactos y el primero y más grande fue en las redes sociales, en donde el medio Político, altamente respetado por ser especializado, La Silla Vacía, publicó un tuit en donde aseguró que el senador de la Alianza Verde, el segundo más votado del país, no solo se bajó los pantalones sino que se orinó en la mesa de la junta directiva.

Como pólvora, el tuit se hizo viral y en minutos ya contaba con varios retuits y comentarios que implicaban a Mockus en lo que habría sido un acto, que quizás hoy lo tendrían inhabilitado para ejercer cargos públicos por mucho tiempo.

Minutos después, el medio de comunicación digital decidió dar las explicaciones y retractarse de un mensaje erróneo que recibió de uno de los periodistas que cubrían el evento en el Capitolio Nacional y que “presenció” el acto, que NUNCA sucedió.

Sin embargo, esto no basto para que algunos medios, inocentes y con confianza en el portal político, publicaran la noticia de la “bajada de pantalones” y le sumaran el pequeño error de la micción inexistente del exalcalde de la capital.

señaló el medio de comunicación en su nota aclaratoria.

 

Sigue Leyendo

Noticias

¡Fuerte! Autoridades entregaron reporte de muertos en el puente festivo que acaba de pasar

Noticias

¡Aberrante! Mujer recibió brutal golpiza a manos de su pareja luego de dar a luz

Noticias

A más de 400 indígenas que huyen de la violencia no les permitieron ingresar a Bogotá

Destacados

¡Atención! Murió el productor y escritor de cómics, Stan Lee

VIDEO: Así le fue al pastor que viajó a Bogotá para evangelizar prostitutas

La declaración de amor de Juan Diego Alvira que ganó suspiros en las redes

El tsunami que puede afectar a Colombia y mataría a muchas personas

Gemelas recién nacidas fueron arrojadas en una caja de carro en movimiento