Cuando llegó al departamento en el que vivían su madre y su hermana, Richard Rosen se encontró con una escena que jamás imaginó, ya que en el piso yacían los cuerpos sin vida de ambas.

“Fue horrible. Había sangre por todas partes. Esperaba que estuvieran vivas, pero estaban muertas”, dijo el desconsolado hombre ante el requerimiento de la prensa.

La policía de Nueva York inició las investigaciones y todo apuntaba a Heather Barbera, ya que la mujer de 42 años vivía en el departamento con las víctimas, su madre Michelle Gordon de 67 años, y su abuela Elaine Rosen de 81, señala Philadelphia Inquirer.

Heather había desaparecido “misteriosamente”, sin embargo fue detenida cuatro días después de los asesinatos en una estación de buses de la Gran Manzana.

La policía había rastreado a la mujer por los gastos que realizó utilizando las tarjetas de crédito de su mamá y su abuela.

Primero se había dirigido a Atlantic City y tras regresar a Nueva York comenzó a hacer diversas compras, lo que puso a los agentes tras sus pasos.

Cuando fue interrogada, Heather reconoció que las había golpeado con una porra hasta que ambas estuvieron muertas y que luego les había robado el dinero en efectivo y las tarjetas de crédito antes de huir de la escena.

Sigue Leyendo

Noticias

La conversación que geóloga tuvo con su papá un día antes de ser asesinada

Noticias

Esta semana se firmará decreto para incautar dosis mínima

Noticias

Mujer fingió estar embarazada y que le habían extraído a su hijo del vientre

Destacados

Histórico delantero de 'la Tricolor' en cuidados intensivos por crisis de diabetes

¡La pelea! Uribe arremete contra presentadora de Día a Día por estar contra el Centro Democrático

En video, joven advirtió que se iba a lanzar de la Torre Colpatria

Video: Patrulleras de tránsito frustraron atraco en reconocido restaurante al norte de Bogotá

Laura Bozzo compartió foto de como lucía a los 21 años con bikini y enloquece las redes