Conmoción ha generado la violencia con que asesinaron a Diego Loza (34) el 23 de junio en la provincia de La Pampa.

Mientras Loza se encontraba en el baño, dos sujetos le dieron tres tiros: en el codo, en el pie y en la boca, según recogeel diario el Clarín.

Posteriormente envolvieron el cadáver en una frazada y lo escondieron en una parrilla, ubicada en el balcón del departamento, lugar donde se alojaron por dos días e, inclusive, organizaron una fiesta.

El lunes 25 llegó la policía al departamento, luego de que los conocidos de la víctima reportaran su desaparición.

Cuando las autoridades llegaron al sitio, no encontraron a nadie, solo el cuerpo, los restos de la fiesta y unas empanadas aún calientes sobre la mesa.

Captura

Las empanadas fueron un elemento determinante para arrestar a los implicados. Los dos sujetos acusados, Walter Rojas Pedraza (22) y un joven de 17 años sin identificar, fueron grabados por las cámaras del restaurante donde compraron la comida.

Pero no fue el único error, ya que más tarde los investigadores descubrieron que Pedraza publicó una fotografía en un sitio de compra y venta de artículos.

En el sitio web el asesino pretendía vender el televisor de la víctima.

Con todo en contra, uno de los acusados confesó el asesinato y se justificó diciendo que cometió el crimen porque Loza “gritaba mucho, se quejaba por los tiros”, publicó el medio argentino.

 

 

 

Sigue Leyendo

Noticias

¡Pilas! 31 barrios de Bogotá se quedarán sin luz este miércoles

Noticias

Disfruta de tus películas donde sea con este proyector para smartphones

Noticias

Rich Moore y Phil Johnston: "Queríamos empujar a Ralph fuera de su zona de confort"

Destacados

Nuevo centro comercial tendrá entradas a cine en $2500 y $3000

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

Petro invita a marchar contra el IVA, pero en la invitación cometió un error

Con foto en brasier, Sara Uribe desnuda su panza de embarazada

La Ruta del Sol II: ¿las víctimas pasaron a ser cómplices de sobornos y delitos?