Uno de los platos más tradicionales de la cocina colombiana es la bandeja paisa, pero sus ingredientes han estado en medio de la polémica. Al menos, así lo consideró Gustavo Petro, quien anunció que en su presidencia habrá algunas variaciones a la tradicional bandeja paisa, aunque no cambie su receta.

Petro aseguró en Medellín, ante líderes de sectores económicos y agropecuarios del occidente del país, que en su propuesta agraria se buscará evitar que la mayoría de los ingredientes de la bandeja paisa sean importados, sino que esta se haga con producción netamente colombiana.

Así, el arroz blanco, fríjoles, arepa, patacón, chicharrón, aguacate, carne molida, huevo frito y chorizo que componen este plato serían cien por ciento colombianos, según Petro.

A pesar de esto, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, rechazó las afirmaciones de Petro. “Prometer que la bandeja paisa será producida con producto colombiano es, de alguna manera, una falacia”, indicó a RCN Radio.

En efecto, mientras el arroz y el maíz están llegando importados al país según la SAc, otros como los fríjoles, el plátano o el aguacate no registran importación y, de hecho, son exportados. La propuesta de Petro, de potenciar la productividad de quienes tienen cientos de hectáreas dedicadas a la ganadería, podría impulsar también estos sectores exportadores.

Más noticias de Colombia aquí

Sigue Leyendo

Noticias

Crean petición en Change.org para que "el concejal Marco Fidel Ramírez trabaje"

Noticias

Currículum escrito a mano de joven que buscaba trabajo se ha vuelto viral

Noticias

Una broma del jefe con aire comprimido termino matando a trabajador

Destacados

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Las dudas que hay alrededor de la muerte del joven que se habría lanzado de la Torre Colpatria

La ‘Madame’ reveló nombres de sus clientes, entre los que figuran políticos, famosos y narcos

La 'Madame' continuó su rumba, esta vez desde la cárcel