El Ministerio Público de Barcelona está pidiendo 45 años de prisión para un sujeto que violó durante dos años a su hija y a dos amigas de ésta asegurándoles que lo necesitaba hacer para “ahuyentar espíritus malignos”.

El hombre identificado como Javier G.D., engañó a las tres menores diciéndoles que era parte de la “Orden de Odín”, que tenían espíritus malignos en sus cuerpos y la única forma de sacarlos era mediante un ritual sexual, señala el diario ABC.

También las amenazó señalándoles que si no cumplían con sus peticiones, cosas malas le pasarían a sus familiares e incluso a una de las amigas de su hija le dijo que si no se sumaba su hermana menor iba a morir.

La fiscalía indicó que los abusos se prolongaron durante dos años y que “mantuvo relaciones sexuales con su hija menor dos veces a la semana y que cada vez que ella se negaba le decía que si no accedía el negocio familiar iría mal y sería culpa suya”, detalla El Mundo.

La esposa de Javier G.D. también está acusada en el juicio y para ella se pidieron 9 años tras las rejas, ya que la mujer “era conocedora de los abusos y consentía las prácticas sexuales”.

Incluso, la mujer estaba presente cuando el sujeto violaba a las menores y luego de los ultrajes les preguntaba “cómo les había ido”.

El juicio comenzará este jueves, y además de la prisión la fiscalía pide una indemnización de 150 mil euros para las víctimas.

Sigue Leyendo

Noticias

VIDEO: Tras ser linchado en Bogotá, ladrón pregunta por el paradero de su celular

Noticias

Estudiantes de la Nacional vuelven a dar ejemplo en medio de protestas por la educación pública

Noticias

¡Ojo ! Esta semana habrá cortes de agua en más de 30 barrios de Bogotá

Destacados

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

Duque se declara partidario de nombrar fiscal "ad hoc" para el caso Odebrecht

Impresionantes olas destruyen balcones de edificio que limita con el mar

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Exdirectora del SENA, despedida por denunciar corrupción, ahora comprueba que lo que dijo sí fue cierto