Los investigadores de la Universidad de Gales del Sur (USW) han descubierto que tener los ojos marrones son más propensas a padecer depresión invernal. Esta alteración se lo conoce también como trastorno afectivo estacional que ocurre en el otoño e invierno.

Los científicos llegaron a la conclusión, después de haber entrevistado a 175 estudiantes de la USW y de la Universidad Girne American de Chipre. Los expertos no hallaron una relación directa entre las diferencias anímicas y los distintos orígenes geográficos. en consecuencia, concluyeron que si había relación por la variación del color de los ojos.

Ojos marrones: menos luz en el cerebro

Las personas con ojos marrones corren mayor riesgo de padecer la depresión invernal. Esto ocurre porque este desánimo reside en la melatonina, cuyos niveles se reducen con la entrada de luz en el cerebro.

“Como a través de los ojos azules entra más luz en el cerebro, puede que esto lleve a una mayor reducción de melatonina durante el día, siendo así que las personas con los ojos más claros son menos propensas a padecer el trastorno afectivo estacional”, explica el profesor Lance Workman.

Mujeres son más propensas a la depresión estacional

Los expertos también descubrieron que la incidencia en las mujeres de la depresión estacional es un 40% mayor que en los hombres. Por cada 100 hombres con trastorno estacional habían 140 mujeres con el mismo trastorno, así lo concluyeron los científicos.

Relacionado

Sigue Leyendo

Noticias

Presidente Iván Duque retiró facultades a los integrantes de la mesa de diálogo del Eln

Noticias

¡ATENCIÓN! ELN liberó a la menor que tenía secuestrada

Noticias

Camión sin frenos arrolló a transeúntes y dejó 8 muertos en una carretera

Destacados

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Estos son los 10 mejores colegios del país, según investigación

Las burlas contra el director del Dane por su particular forma de hablar

Capturan a responsables de darle marihuana a niña de cuatro años

¡Gratis! prográmese para vivir en Maloka la experiencia de una ‘Noche en el Museo’