¿Cómo ve la posibilidad de una alianza entre Fajardo y De la Calle?

El escenario de una alianza se abre con el análisis de la revista Semana que vio qué podría pasar en medio de un escenario de unión y esos cálculos no son más que una predicción, pero dejan ver el interés de muchos colombianos por una posibilidad de juntar a quienes piensan en torno a la paz.

Yo he venido sosteniendo que los que somos amigos de la implementación de los acuerdos de paz, a cabalidad, deberíamos marchar juntos. Si no se puede en primera vuelta, pues para la segunda vuelta presidencial, pero tenemos que estar muy seguros de llegar a la segunda vuelta. Por esto es que el tema de las alianzas está al rojo vivo.

¿Por qué ha sido tan difícil que esta gran alianza se dé?

Hay posiciones divergentes y polarizadas, aun dentro del mismo campo democrático. Hay que tomarse el tinto de los dos, de los tres y que se pongan las cartas de sobre la mesa.

Difícil acusar al doctor Humberto de la Calle de no buscar una posición centrada, de diálogo. Una posición altruista. Yo he demostrado lo propio. Lo nuestro no es sencillamente figurar. Estamos buscando una posición de valores y de aportar a una solución que el país está reclamando de tener un futuro cierto, de aprovechar las oportunidades que nos trae el fin del conflicto armado y de generar las soluciones para el cambio social y tranquilo que se merece Colombia. Tenemos que pagar la deuda social del conflicto armado.

Solamente hablando sobre estos temas es que podemos darnos cuenta de qué es lo que nos une y qué es lo que nos separa, pero estoy muy segura de que es más lo que nos une que lo que nos divide.

¿Y Gustavo Petro?, ¿por qué le hacen el feo?

Yo no le hago el feo a Gustavo Petro, ni mucho menos. He abogado dentro de la campaña de De la Calle para que también haya el tinto con Gustavo Petro.

¿Por qué no fue a la consulta con él y Carlos Caicedo?

La razón por la que no fui a esa consulta es muy clara. Yo me reuní con Gustavo en la víspera y acordamos que había que buscar una gran alianza, ya que esa consulta no incluía a De la Calle ni a Fajardo. Era necesario buscar otros caminos y convinimos no ir a la consulta. Gustavo Petro decidió, posteriormente, ir a las urnas con Carlos Caicedo, que no era tanto una consulta, porque nadie dudaba quién iba a ser el candidato y quién no.

Sin lugar a dudas, fue un evento político muy importante porque se buscaba plantársele a la derecha. Desafortunadamente, la gran diferencia entre las dos consultas terminó por enrarecer el ambiente aún más y dificultar la alianza que tantos colombianos nos piden.

Tenemos que sumar y sumar, ojalá lo logremos para la primera vuelta, porque puede ser tarde para la segunda.

En una segunda vuelta entre Petro y Vargas Lleras o Duque, ¿a quién apoya?

No tengo ninguna duda. Apoyo a Gustavo Petro, y con fe y entusiasmo.

¿Quién debe renunciar para que se dé esa alianza?, ¿De la Calle o Fajardo?

Yo no creo que Sergio Fajardo decline para unirse a De la Calle. Pedirle a Fajardo que renuncie para apoyar a De la Calle o a De la Calle pedirle que apoye a Fajardo no es una actitud digna en un proceso en donde cada uno tiene sus fortalezas y sus debilidades.

¿Sí se puede hacer esa alianza a pesar de que De la Calle ya participó en una consulta previa?, ¿qué cree que deba responder el Consejo Nacional Electoral?

Yo creo que lo que debe responder el CNE es que la consulta del Partido Liberal fue para escoger al candidato del liberalismo y que no hay un impedimento para hacer alianzas. Esto de las consultas limitantes para generar imposibilidades es antidemocrático. Uno podría mandar esas normas al remojo. Yo creo que el problema, más que jurídico, es político. Si resolvemos el problema político, lo jurídico se soluciona por añadidura.

El tema de fondo es cuáles son los puntos de acuerdo para tejer esta alianza y eso es a lo que vamos a dedicar los esfuerzos de estos días.

¿Qué la llama de Humberto de la Calle?

Varias cosas: primero, su carácter, su personalidad, su experiencia. Este fue un hombre que lideró el cambio de la Constitución que nos rige, y que no se ha llevado a la práctica, precisamente por el desarrollo de un conflicto armado, que se convirtió en una excusa para no pasar de la teoría a la práctica, para no pasar a los hechos. Y segundo, que es el arquitecto de los acuerdos de paz, en los que demostró ser un gran estadista y tener la experiencia. Además de que todo el mundo sabe lo que piensa, no es de aguas tibias. Es un hombre tranquilo, de equilibrios, es capaz de llevar la nave de un país en conflicto a aguas serenas y tranquilas y quiere un país igualitario.

Me gusta el lema inicial de su campaña: “Un país en donde quepamos todos” y primero los pobres.

Sigue Leyendo

Noticias

Así ocurrió el asesinato de tres geólogos, según el testimonio de un sobreviviente al ataque

Noticias

Audiencia de general Mario Montoya por falsos positivos se reanudará en octubre

Noticias

Por qué es tendencia hoy #QueremosADuqueEnPlazaSesamo

Destacados

Histórico delantero de 'la Tricolor' en cuidados intensivos por crisis de diabetes

¡La pelea! Uribe arremete contra presentadora de Día a Día por estar contra el Centro Democrático

En video, joven advirtió que se iba a lanzar de la Torre Colpatria

Madre perdonó al asesino de su hija y aseguró que su corazón “no tiene lugar para el odio”

¡Atención! Grave explosión en Bogotá deja al menos 54 viviendas y 12 vehículos afectados