El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy en Medellín que cree que el asesinato de los tres miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio fue cometido en territorio colombiano por una disidencia de las FARC.

En una breve declaración a periodistas tras participar en la clausura de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Santos aseguró que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo antes de viajar a Medellín que los cuerpos estaban “del lado colombiano” de la frontera.

“El ministro de Defensa, antes de viajar a Medellín, dijo que por fuentes de inteligencia se confirmaba que los cuerpos estaban del lado colombiano (…) En ese sentido, tiene uno que suponer que fueron asesinados en Colombia”, subrayó.

El pasado 26 de marzo el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60, fueron secuestrados por disidentes de las FARC en la zona ecuatoriana de Mataje, que hace parte de la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

El equipo periodístico recababa información en la zona de frontera sobre los ataques guerrilleros registrados en esa región desde el pasado mes de enero.

Luego de 18 días de incertidumbre, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno confirmó el pasado viernes que los tres fueron asesinados y se espera la entrega de los cadáveres. EFE

gdl/joc/jsg

Sigue Leyendo

Noticias

La ONU constata crecimiento imparable de cultivos ilícitos en Colombia

Noticias

Recursos de alimentación escolar en Colombia aumentarán un 48 % en 2019

Noticias

Presidente Iván Duque retiró facultades a los integrantes de la mesa de diálogo del Eln

Destacados

Estos son los 10 mejores colegios del país, según investigación

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Mujer denuncia discriminación en reconocido centro comercial del norte de Bogotá

El participante de 'Yo me llamo' que compararon con Iván Duque

Al director del Dane le salió un entrevistador mucho más gomelo que él