Un nuevo modelo de estafa fue advertido por Compensar, Caja de Compensación. Según denunciaron varias personas, inescrupulosos se hacían pasar por el gerente de la empresa y con un correo firmado les pedían que entregaran una serie de mercancía que quedaban contratados.

Las personas, que no entendían a qué se refería el correo que llegó a los mails de su empresa, se comunicaron con Compensar que aclaró que este no era el nivel de competencia para pedir nuevos proveedores.

 

“Esta red de delincuentes se aprovecha de la ingenuidad de las personas en las compañías para intentar engañar. Por fortuna los robos no se han materializado. Han contactado empresas de cárnicos, de computadores, de maletines y de diferentes insumos, por medio de un correo electrónico que lleva el nombre de Compensar y firma de su Director General”, asegura la Caja de compensación en un comunicado.

“Teniendo en cuenta este tipo de estafa se recomienda a los ciudadanos, empresarios, empleados de grandes pequeñas y medianas empresas, que cuando reciban una llamada o un correo en donde se plantee un negocio comercial por parte de la Compensar, lo primero es llamar a verificar quien hace el envío del correo. Si la propuesta la recibe a través de una llamada telefónica colgar antes de dar información”, señalan desde su oficina de prensa.

Si usted sospecha que puede ser víctima de una estafa comercial, denuncie ante las autoridades competentes, pues puede evitar que más personas caigan en este tipo de estafas.

Sigue Leyendo

Noticias

¡Prepárese! Más de 27 barrios de Bogotá se quedarán sin luz este miércoles

Noticias

Comienza el Foro Económico Mundial en Davos

Noticias

¿No le gusta la canción que suena? Así puede bloquear artistas en Spotify

Destacados

Así se daba la gran vida alias Machete en República Dominicana

Indignación por contrato de un asador para la residencia de Iván Duque

El tuit del hijo de Uribe por el que lo catalogan como "asco de persona"

La verdad del joven agredido en marcha contra el terrorismo en Medellín

La verdadera historia de cómo ingresó el carro bomba a la General Santander