Juan Alberto López Lemun, de 29 años, fue condenado a cinco años y un día de prisión tras ser declarado culpable por violar a su propia madre. Esto ocurrió en mayo de 2016, en la comuna de Padre Las Casas, según consigna radio Biobío.

Días antes de la lectura de sentencia realizada a mediados de 2017, a López le concedieron la medida de arresto domiciliario, por lo que cuando supo su condena, aprovechó para darse a la fuga. Antes de esto, su madre retiró los cargos, pero eso no detuvo el actuar de la justicia.

Si bien ha sido arduamente buscado durante todo este tiempo, esto se habría intensificado luego de que una mujer de 77 años denunciara haber sido atacada por el prófugo durante el pasado 12 de marzo.

Según su testimonio, el hombre la habría golpeado y violado luego de entrar a la fuerza a su casa ubicada en la misma comuna, información que explicó el fiscal Cristian Gacitúa para el medio citado.

Tal como explicó el nieto de la mujer, López habría entrado alrededor de las 22 horas hasta “como las cinco de la mañana”, diciéndole a la anciana que no lo acusara, explicó el joven a Biobío. En cuanto el agresor se fue, la mujer pidió ayuda y otro familiar llamó a Carabineros.

Por su parte, la PDI junto a los familiares de los afectados están realizando una intensa búsqueda. Cuando lo encuentran, el violador deberá cumplir la condena ya dictada y asumir los nuevos cargos que se le imputarán.

Sigue Leyendo

Noticias

Una Pareja dejo a su hijo encerrado en el carro para irse de fiesta

Noticias

Líder social de la Comuna 13 denunció que su casa fue baleada

Noticias

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

Destacados

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

Niña de 11 años escribe devastador mensaje antes de quitarse la vida

Impresionantes olas destruyen balcones de edificio que limita con el mar

Exdirectora del SENA, despedida por denunciar corrupción, ahora comprueba que lo que dijo sí fue cierto

Novia decidió revelar los ardientes chats de su prometido y la amante en plena boda