Bienes de las Farc sometidos a extinción de dominio (supermercados de las Farc y testaferros de las Farc)

Detrás de los dueños de los supermercados saqueados están las Farc. Así lo confirmó la Fiscalía en un comunicado en el que explican quiénes y cómo llegaron esos almacenes de cadena a las manos de la exguerrilla.

En la operación que se realizó en varios municipios se logró la captura de varios testaferros de las Farc que figuraban como dueños de una cadena de supermercados, casas de recreo en los llanos, semovientes y sociedades comerciales. Todo esto, valorado por 650 mil millones de pesos, fue sometido a extinción de dominio.

Entre los supermercados figuraban los nombres de Supercundi, Merkandrea y Mercafusa, con 60 locales comerciales en total en Bogotá y los municipios de Chía, Cota, Fusagasugá, Facatativá, Girardot, La Calera, Madrid, Mosquera, Silvania, Soacha, Tibacuy, Tocainía y Villeta, además de otros ubicados en Tolima y Quindío.

Los bienes de las Farc estaban en manos de los hermanos Norberto, Luis Alirio, Uriel Y Edna Yaneth Mora Urrea, quienes se habrían prestado para fungir como dueños de las tiendas que, en los años noventa, eran propiedad de un empresario cundinamarqués que fue víctima de secuestro.

Además de ellos, otros bienes estaban bajo el poder de la familia Chaux González, presuntos testaferros de alias el negro Acacio.

“Gracias a los testimonios de desmovilizados de la antigua guerrilla de las FARC, la Fiscalía General de la Nación adelantó una investigación que permitió identificar una red de testaferros de dicha organización, que remonta sus orígenes a la antigua zona de distensión del Caguán”, dijo la Fiscalía.

Los testimonios recogidos en la investigación, permiten remontar la relación de estas familias con la exguerrilla a épocas anteriores a la zona de distensión del Caguán. De hecho, “la señora María Ana Bertilda Urrea de Mora, madre de los dueños de los supermercados, fue reconocida como amiga cercana de alias el Mono Jojoy”, agregó la entidad.

De hecho, Norberto Mora Urrea y su hermano Luis Alirio Mora Urrea, frecuentaban los campamentos de los frentes 51,53 y 55 de las Farc y de la compañía móvil Abelardo Romero. También se supo que Luis Alirio Mora Urrea habría estado encargado de entregar a la desmovilizada guerrilla la información necesaria para identificar personas que pudieran ser víctimas de secuestro extorsivo en el centro del país.

Fachada

Los supermercados, que habrían servido como red de abastecimiento para la insurgencia, al tiempo que servían como fachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas, se caracterizaban por presentar productos con precios muy por debajo del valor comercial al que eran ofrecidos por el comercio legal.

“Por citar algunos ejemplos, dos bolsas grandes de jabón de loza eran ofrecidas en $9.800, mientras que en grandes superficies cuesta $10.390 la unidad. Un kilo de lulo era vendido a $1.900 pesos, mientras que en el comercio se consigue alrededor de los $4.000. En algunos casos los precios llegaban incluso a ser inferiores a los pagados a los fabricantes, al punto de ofrecer morrales a $44.000, cuando su valor real, en la tienda de línea, es de $74.900. En consecuencia, el eslogan comercial de sus firmas era #SomosLosAmosDelAhorro”, indicó la Fiscalía.

Los capturados ahora tendrán que responder por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares.

Sigue Leyendo

Noticias

Capturan a responsables de darle marihuana a niña de cuatro años

Noticias

Duque designa nuevo alcalde de Cartagena, el quinto en el actual periodo

Noticias

¡Gratis! prográmese para vivir en Maloka la experiencia de una ‘Noche en el Museo’

Destacados

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Las burlas contra el director del Dane por su particular forma de hablar

Cuatro lugares donde no debemos guardar nuestro celular, según la ciencia

Así será el debate contra Alberto Carrasquilla en el Senado

¡Gratis! prográmese para vivir en Maloka la experiencia de una ‘Noche en el Museo’