Sergey Terekhov, un ciudadano ruso de 54 años, era fanático de la caza. Tenía múltiples fotografías posando junto a animales abatidos a disparos y siempre iba con sus dos perros.

Sin embargo, la última jornada fue diferente, ya que el único que recibió un disparo fatal fue él.

Según informa el Daily Mail,  tomó su rifle de caza cargado TOZ-34, subió a sus dos canes a su vehículo Lada y junto a un primo partieron hacia un día de cacería en la localidad de Dyakovka. Y justamente fue su pariente quien llamó de urgencia a una ambulancia tras el incidente.

Los paramédicos a bordo del automóvil intentaron salvarle la vida, pero no hubo caso, llegó muerto al recinto hospitalario al cual era trasladado.

En tanto, apenas la policía se hizo presente, el primo aseguró que uno de los perros fue quien disparó al hombre. Y pese a lo extraño que suene, los peritajes de los efectivos confirmaron que fue el can quien le quitó la vida al sujeto.

“Al llegar a la escena, el cazador sacó a sus perros de la parte trasera de su auto, mientras el arma estaba en su rodilla. La culata del arma estaba en el suelo y el cañón estaba dirigido hacia su abdomen. Los perros salieron del auto y uno de ellos saltó directamente sobre el propietario, presionando el gatillo. Todo ha sucedido frente al primo del cazador”, expresó la policía.

“La víctima estaba sobria y tenía las licencias correspondientes para su arma de caza. Esto fue un accidente”, culminó el informe.

 

 

Sigue Leyendo

Noticias

La ONU constata crecimiento imparable de cultivos ilícitos en Colombia

Noticias

Recursos de alimentación escolar en Colombia aumentarán un 48 % en 2019

Noticias

Presidente Iván Duque retiró facultades a los integrantes de la mesa de diálogo del Eln

Destacados

Estos son los 10 mejores colegios del país, según investigación

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

El participante de 'Yo me llamo' que compararon con Iván Duque

Mujer denuncia discriminación en reconocido centro comercial del norte de Bogotá

Al director del Dane le salió un entrevistador mucho más gomelo que él