Tom Hanks protagonizará y producirá el remake estadounidense de la película sueca A Man Called Ove (2015), dio a conocer el medio especializado The Hollywood Reporter.

Basada en el exitoso libro de Fredrik Bachman que mezcla drama y humor, A Man Called Ove narra la historia de un viudo cascarrabias que se rige estrictamente por sus normas y cuya vida se ve trastocada por la pérdida de su empleo y la llegada como nuevos vecinos de familia con un matrimonio de un sueco y una iraní.

Esta es la nueva cinta que protagonizará Tom Hanks

A Man Called Ove, que dirigió Hannes Holm, recibió dos nominaciones en los pasados Óscar en las categorías de mejor película extranjera y mejor maquillaje.

Asimismo, esta cinta ganó el Premio del Cine Europeo a la mejor comedia en 2016.

Hanks, además de ser el protagonista de la versión estadounidense, producirá esta película junto a su esposa Rita Wilson, Gary Goetzman y Fredrik Wikstrom Nicastro, quien ya trabajó en el largometraje sueco.

Ganador de dos Óscar al mejor actor por Philadelphia (1993) y Forrest Gump (1994), Hanks estrenará el próximo enero The Post, la nueva película de Steven Spielberg y que se centra en la filtración y publicación en el periódico The Washington Post de los conocidos como “papeles del Pentágono”, unos documentos secretos sobre la guerra de Vietnam.

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

Sigue Leyendo

Noticias

Conductor de Uber fue a buscar borracho a su pasajero: cliente decidió manejar el auto y lo mandó a dormir al asiento del copiloto

Noticias

Al director del Dane le salió un entrevistador mucho más gomelo que él

Noticias

El participante de 'Yo me llamo' que compararon con Iván Duque

Destacados

Así se le ha oscurecido el pelo a Iván Duque desde que es presidente

Las burlas contra el director del Dane por su particular forma de hablar

Cuatro lugares donde no debemos guardar nuestro celular, según la ciencia

Capturan a responsables de darle marihuana a niña de cuatro años

VIDEO: impactantes imágenes de robo en el norte de Bogotá a manos de extranjeros