Con el objetivo de apoyar la excelencia académica, el Gobierno Nacional desarrolló el programa Ser Pilo Paga, con el que jóvenes de bajos recursos de Colombia que obtienen los mejores resultados en las Pruebas Saber 11°, pueden ingresar a las universidades más prestigiosas del país sin pagar los costos de la matrícula. Sin embargo, el sueño de ser profesionales en muchas ocasiones no es una tarea fácil de alcanzar, por las condiciones sociales, familiares y de formación en la educación básica y media con la que ingresan estos jóvenes.

Y aunque la brecha en el acceso a la educación superior se ha reducido gracias a este programa, lo cierto es que coexiste un importante riesgo de deserción asociado a factores como el sostenimiento, movilidad y compra de materiales, gastos que no están relacionados al pago del semestre, así como a factores de empoderamiento que faciliten el desenvolvimiento de los beneficiarios y su desarrollo integral en un ambiente al que no están acostumbrados. Esto teniendo en cuenta que un alto porcentaje de los jóvenes Ser Pilo Paga cambian de departamento en busca de su sueño de ser profesionales en las áreas del conocimiento de su interés.

Por esa razón, algunas instituciones de educación superior han potencializado y mejorado proyectos propios ya existentes, con el objetivo de que los estudiantes de Ser Pilo Paga se adapten rápidamente a la vida universitaria. Una de ellas es la Universidad El Bosque, que, desde finales del año pasado, gracias a la Acreditación Alta Calidad otorgada por el Ministerio de Educación Nacional empezó a ser parte del grupo de instituciones que reciben estudiantes de este programa del Gobierno Nacional.


“Como Universidad nos sentimos muy orgullosos porque la deserción semestral percibida luego del primer periodo con los estudiantes Ser Pilo Paga es muy baja en El Bosque. Tan solo un uno por ciento de los estudiantes Ser Pilo Paga ha abandonado sus estudios, y corresponde a casos que se relacionan con temas de salud o de cambio de carrera. Pero más importante aún, es que más de un 30% de los estudiantes Ser Pilo Paga de la UEB, alcanzaron excelentes promedios”, Xiomara Garay, Coordinadora del Programa de Apoyo al Estudiante (PAE), de la Universidad El Bosque.


“Nosotros contamos con variadas alternativas de atención a la comunidad estudiantil, las cuales se brindan desde diferentes áreas de la Universidad. Desde el Área de Éxito Estudiantil de la Vicerrectoría Académica de la Universidad El Bosque se brindan los siguientes servicios: Salas de Aprendizaje en Competencias Básicas, Programa de Apoyo al Estudiante (PAE), Talleres de Apoyo al Aprendizaje, Talleres de Pensamiento y Lenguaje, Talleres de Nivelación de Inglés, Asesoría individual y grupal con profesionales especializados, Jornadas de Retos Cognoscitivos, Secuencias didácticas para el Éxito Estudiantil, Grupos de Estudio, Grupos de Apoyo a estudiantes que se encuentran en bajo rendimiento, entre otros. También contamos con proyectos como El Bosque te Acoge, de Bienestar Universitario, el cual se dinamizó con la llegada de los estudiantes de Ser Pilo Paga, ocupándose de brindar información acerca de la oferta de viviendas en zonas aledañas a la universidad. Y teniendo en cuenta que la mayoría de estudiantes del programa vienen de otras partes del país, muchos funcionarios de la Universidad se sumaron a esta estrategia para que instalarse en Bogotá no se convirtiera en una tarea difícil”, le contó a Publimetro Xiomara Garay, Coordinadora del Programa de Apoyo al Estudiante, PAE, de la Universidad El Bosque.

Pero eso no es todo. En la búsqueda de brindar la mejor experiencia a estos alumnos, El Bosque también ha puesto al servicio de los estudiantes su proyecto Awala, el cual, liderado desde Bienestar Universitario trabaja sobre la filosofía de hermanos mayores. “Hay estudiantes voluntarios que se convierten en una figura de referencia, en un hermano mayor para quienes son nuevos en la institución y no conocen la ciudad o la dinámica cotidiana de la universidad y les ayuda a resolver inquietudes respecto a temas de transporte, alimentación, vivienda y rutas para solicitar apoyos académicos”, agrega Xiomara.

Y aunque el ambiente y la comodidad son dos factores importantes para que los estudiantes de Ser Pilo Paga sigan asistiendo a clases, lo cierto es que el dinero también se puede convertir en un gran obstáculo a la hora de llegar a ser profesional. La Coordinadora del PAE agrega que en la Universidad también se trabaja en el desarrollo de estrategias que permitan a los estudiantes tener un apoyo económico para su sostenimiento. “Si bien ellos llegan con un soporte de matrícula gracias al Ministerio de Educación, este no es suficiente. Hemos podido observar que presentan dificultades para costear transporte y alimentación durante su jornada. Por eso, El Bosque le apostó a diseñar un Plan de Incentivos a la Permanencia, que busca reconocer semestre a semestre el mérito de los estudiantes, otorgándoles apoyos económicos de manutención que contribuyan a respaldar la permanencia y graduación oportuna de los alumnos”.

El Bosque también cuenta con un Sistema de Acompañamiento Estudiantil (SAE) que permite identificar alertas corte a corte durante el semestre, el cual permite identificar a los estudiantes que están presentando dificultades o bajo rendimiento. Ese análisis, que se logra haciendo un seguimiento a sus calificaciones y asistencias a clases, permite generar una intervención desde un enfoque biopsicosocial que en la mayoría de los casos conlleva a superar el riesgo y que al final del semestre se vea compensada la debilidad.

“Además de las calificaciones contamos con otras herramientas para determinar si a un estudiante Ser Pilo Paga no le está yendo bien durante el semestre. Se realizan reuniones periódicas en las que ellos hablan de cómo se sienten, cómo perciben la Universidad y si tienen algún tipo de problema. Hay casos en los que ellos mismos solicitan un apoyo al darse cuenta que no pueden superar algún inconveniente o alertan frente a situaciones álgidas que pueda estar enfrentando algún compañero. Son jóvenes solidarios que construyen tejido social día a día. Al evidenciarse la dificultad o reconocerse fortalezas e inquietudes en un estudiante, la Universidad toma las medidas de acompañamiento necesario desde Éxito Estudiantil, como por ejemplo, que el estudiante sea remitido a una tutoría integral por parte de los Líderes de Éxito Estudiantil de cada Facultad o de incentivar a los jóvenes a que se vuelvan Tutores Pares de asignaturas en las que presentan excelentes desempeños, puesto que la estrategia de Éxito Estudiantil, no está pensado como una estrategia remedial, sino como la posibilidad de construir un camino acorde a las necesidades y potencialidades de cada estudiante, llevándolo por un camino de la excelencia ”, dice Xiomara.

El objetivo de El Bosque al ser parte del programa Ser Pilo Paga es acortar las brechas de aquellas personas que quieren mejorar su calidad de vida a través de la educación. “Sabemos que cada estudiante es diferente y por esto tenemos un abanico de opciones y de herramientas para garantizar que logren superar los obstáculos y que se gradúen de la carrera de sus sueños”, concluyó Xiomara Garay.

 

 

 

 

Sigue Leyendo

native

Estudiantes de colegio de Bogotá hicieron batalla campal en estación de TransMilenio

native

La 'Madame' continuó su rumba, esta vez desde la cárcel

native

Exlíderes de las Farc apelan requerimiento de Justicia de Paz por secuestros

Destacados

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

¿Sara Uribe está embarazada? Esta foto sería la prueba

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

El error de Caracol que no le perdonaron los televidentes

¿Indirecta de Alejandra Borrero a Amparo Grisales? Esto publicó tras la discusión entre ambas