En Cartagena, durante la instalación del congreso de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, presentó las perspectivas económicas del gobierno de Iván Duque y en qué consistiría la nueva reforma tributaria que presentaría al Congreso en los próximos días. “El gobierno del presidente Iván Duque ve con mucha preocupación la caída tan fuerte que ha tenido nuestra tasa de crecimiento (económico) de mediano y largo plazo”, afirmó el jefe de la cartera ministerial.

Y es que su intervención se convirtió en la presentación del plan de acción para lograr el crecimiento económico, basado en “la legalidad, el emprendimiento y la equidad” como columnas vertebrales que fueron claves en la campaña de Iván Duque a la Presidencia.

Entró en materia y aseguró que el Gobierno será “un socio del emprendimiento colombiano, de las pequeñas, de las micro, de las medianas y de las grandes empresas” y lanzó la primera gran propuesta, la reducción de impuestos para las empresas, por considerarlas injustas y que retrasan el crecimiento económico del país.

“En Colombia somos muy distintos al resto del mundo en el frente de la tributación de renta, nosotros obtenemos los recursos del impuesto de renta en 85% de las arcas de las empresas y en 15% de las personas naturales. En el resto del mundo la proporción es mucho más equilibrada y en los países más avanzados la proporción es contraria”, explicó el encargado de las finanzas públicas desde Cartagena.

La gran bomba llegó de la mano de esto último. El Gobierno quiere que, desde 2019, los colombianos paguen muchos más impuestos y que la carga para el sector empresarial baje, con el fin de generar empleo y más inversión. ¿Es esto lo que necesita el país en temas tributarios? Tres expertos en economía responden.

¿Más impuestos para los ‘pobres’ y menos para los ‘ricos’?

“Hemos caído en un error al afirmar que quitarle cargas tributarias al sector empresarial es quitárselas a los ricos. Una cosa son los ricos y otra las empresas”, asegura Wilson Rodríguez, profesor de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La Sabana (Eicea).

Como lo afirmó en campaña,  Duque busca que las cargas tributarias a las empresas se disminuyan por considerarlas duras y que no aportan al crecimiento económico, y reducirlas es una herramienta para la generación de empleo e inversión.

Para el decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda, la tesis de Duque y Carrasquilla es acertada. “Un sistema económico sano debe procurar el crecimiento de las empresas y aquí no se está haciendo así. Mientras en países desarrollados las tasas impositivas son bajas, en Colombia son muy altas y es en ellas que se está recargando todo el sistema fiscal”, señala el decano.

Pero el Gobierno mantiene las metas fiscales. Si se les bajan los impuestos a las empresas, ¿quién debe asumir esta tributación? Para el ministro Carrasquilla, deben ser los ciudadanos o las denominadas personas naturales.

En la pasada revisión de los gremios, los empresarios le propusieron a Iván Duque que quienes devengaran desde 1.900.000 pesos, empezaran a declarar renta. “En el país funcionamos al revés. Las empresas tributan fuertemente, pero son muy pocas las personas que aportan. Esto no se trata de un golpe a la clase media, se trata de que en la medida en que como ciudadanos aportemos, nos apropiamos de los recursos de mejor manera. Por eso es que, gradualmente, más personas naturales tienen que tributar”, afirma Benavides.

Sin embargo, una reforma tributaria con estos ingredientes no es la más conveniente, según todos los economistas. “Es una realidad que bajarles los impuestos a las empresas sí es positivo, lo que no se puede hacer es darle duro a la clase media. Pienso que hay que hacer tributar a los más ricos, por medio de mecanismos que han sido satanizados en el país, como los impuestos a los dividendos y eliminando las exenciones tributarias a los grandes capitales”, indica, por su parte, Rodríguez.

En la Ley 1849 de 2016 se incluyó este impuesto, que consiste en que los accionistas de empresas paguen impuestos sobre las utilidades que obtienen anualmente, pero ha sido un tema controversial en los gremios y sectores más neoliberales del país. “Ese es casi que un tema vedado porque se piensa erróneamente que termina por alejar las inversiones extranjeras y por llevar a la gente a evadir impuestos y llevarse la plata a paraísos fiscales, pero si siguiéramos las indicaciones de la Oxfam, que indica que si se le cobrara 5% a los dividendos de todos los empresarios se acabaría la pobreza en el mundo, veríamos que no es un demonio tan grande como lo pintan.

La evasión y la elusión fiscal, la tarea obligada

“Una de las cosas que debe entrar en esa reforma tributaria, de la cual no hay ni borrador, es el tema de fortalecer a la Dian. No se puede fortalecer el sistema fiscal si la gente sigue evadiendo pagar impuestos y no hay un sistema efectivo de cobro”, afirma el decano de la Universidad del Rosario.

Según la Dian, el Estado pierde 20 billones de pesos por evasión de impuestos y recuperar estos dineros no ha sido fácil para el país, que por medio del embargo de bienes planea recuperar 4,3 billones al cerrar 2018.

“El problema es que hay que despolitizar a la Dian y dotarla de capacidades técnicas con las que pueda encontrar a los evasores. En la reforma de Juan Manuel Santos quisieron incluir sanciones penales para los evasores, pero eso se cayó y era uno de los puntos más interesantes, porque con multas no se va a evitar que la gente ilegalmente no pague sus impuestos”, afirma Rodríguez.

Luchar contra la evasión, que significa que por medios ilegales la gente o las empresas no pagan impuestos, y la elusión, que consiste en no tributar basados en las fallas de las leyes, son para los economistas puntos claves para la nueva reforma tributaria del Gobierno.

Pero las recomendaciones sobre impuestos como el IVA serán un capítulo diferente en dicha reforma.

IVA, el impuesto regresivo que no bajará

Aunque en ninguna de las propuestas se habla sobre bajar el porcentaje del IVA, el decano Carlos Benavides asegura que “tampoco hay espacio para aumentarlo”.

“El IVA es un impuesto regresivo. Afecta mucho más a los pobres y fue un golpe muy duro para el bolsillo de los colombianos, entonces, definitivamente ese no sería el camino para seguir aumentando impuestos”, señala.

Rodríguez también asegura que el IVA es un impuesto regresivo y explica que es injusto porque lo pagan por igual ricos y pobres. “Cuando uno compra cualquier producto que tenga un IVA del 19%, uno está pagando un impuesto sin importar si es estrato 1 o estrato 6”, dice.

Pese a que Carrasquilla ya anunció, en una de las pocas apariciones en público que ha tenido desde su posesión, que se está estudiando la posibilidad de ponerles IVA a otros productos de la canasta familiar, Rodríguez cree que esta no sería una buena idea. Esto debido a que después de la reforma del exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en 2016, el consumo se vio seriamente afectado por el aumento de este impuesto. Por eso Rodríguez explica que “cuando a uno le suben el IVA hay que pagar más dinero por los productos, por lo tanto consumes menos y el consumo es una parte importante del crecimiento económico de un país, un punto que se vio muy afectado”.

Reforma pensional

La reforma pensional es un tema que durante mucho tiempo se omitió y, pese a que en un par de oportunidades se discutió en el Congreso, ahora le tocará a este Gobierno asumirla y hacerla realidad.

Es necesaria porque, según expertos, es urgente tapar el hueco fiscal de 38 billones de pesos que ha generado el sistema pensional. Por eso, desde ya se oyen propuestas estructurales, debido a que los ‘pañitos de agua tibia’ usados antes no han dado resultados positivos.

Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario en el tema pensional, reconoce que los problemas del sistema son tres: de cobertura, de equidad y sostenibilidad financiera.

“En el de sostenibilidad está el problema del hueco de 38 billones. En el de equidad, el tema de los subsidios para las pensiones más altas. Pero el problema real es de cobertura porque, en este momento, para poder financiar el sistema de prima media, es decir el de Colpensiones, necesitamos una relación de 10 cotizantes por un pensionado y en este momento tenemos tres cotizantes por un pensionado”.

A lo que se refiere Jaramillo con esto es que Colpensiones, la entidad financiera del Estado que las administra, solo tiene el 27% del total de cotizantes del país, pero se encarga de pagar el 95% de las pensiones en Colombia.
La mayoría del dinero que aportan a pensiones se queda en las entidades privadas.

“Esto pasa porque el sistema de pensiones colombiano es una competencia entre el sistema público y el privado. En el sistema privado hay cinco millones y medio de personas cotizando, mientras que en el sistema público hay dos millones de personas cotizando. De entrada ya hay un problema de desequilibrio”, agrega.

Por eso, desde el observatorio de la universidad se propone reformar el sistema de forma estructural, para que sea por pilares y no por competencias. “Es decir, que todo el mundo se afilie de manera obligatoria a Colpensiones y pague, por ejemplo, hasta cuatro salarios mínimos y, si se gana más, que el excedente vaya a un fondo privado. Entonces, lo que debe privilegiarse en una reforma al sistema pensional es que sea una estructural que elimine el criterio de competencias que rige actualmente para sustituirlo por un criterio de complementariedad tras un régimen de pilares”, concluye Jaramillo.

Para este experto, el problema del sistema pensional no se resuelve ni aumentando la edad de pensión, ni las semanas cotizadas, ni los aportes. El problema del sistema pensional es de informalidad debido a que, de 22 millones de personas ocupadas, solo hay un poco más siete millones de personas en el sistema pensional.

Con todos estos puntos explicados anteriormente queda claro que los colombianos tendremos que seguir aguantando más reformas tributarias, que afectarán directamente nuestros bolsillos. La duda que queda por resolver es si de verdad estamos preparados para asumirlas.

DEBATE: ¿La clase media  tributando?

“Un diseño ideal de un sistema tributario que promueva crecimiento y equidad en el ingreso, debe procurar que se fundamente en un cobro sobre todas las personas naturales. Las personas son las que directamente deben pagar los impuestos”.
“Lo importante es que los ricos paguen más impuestos y los pobres reciban subsidios, es decir, que sea un sistema progresivo.

En Colombia tenemos un sistema que va en contravía de lo que pasa en el mundo: aquí hay una carga impositiva más fuerte para las empresas y las personas naturales no tributan”.
  ciudadano activo de la economía, que pide crecimiento y aporta a su entorno”.

Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario


NO

“Reducir la carga tributaria de las empresas es totalmente beneficioso para la economía del país. Lo que no se puede hacer es que la carga se le deje a la clase media, como propone el ministro Carrasquilla”.
“Aunque en un sistema ideal las personas naturales son las que tributan, en un país como Colombia, en donde la clase media es tan débil y ante cualquier remezón económico puede recaer en la pobreza, no es para nada positivo, dejarle la carga tributaria”.

“Hay que idear otros sistemas, en los que se busque aminorar la evasión y la elusión fiscal y en los que se creen impuestos más progresistas, que no dejen recargada la responsabilidad fiscal en la clase media, que debe ser fortalecida para que haya equidad y mejores condiciones sociales”.

Wilson Rodríguez, profesor de la Eicea, de la Universidad de La Sabana

Keep Reading

Nacional

Preocupación por tala de árboles en el humedal Jaboque

Nacional

Cinco años cumple el salón internacional de la bici en el país

Nacional

El grave error de Amparo Grisales en 'Yo me llamo'

Featured

¿El reinado estaba arreglado? El error en la transmisión que lo demostraría

El caminado de la señorita Bolívar que causó carcajadas

La foto de Jéssica Cediel que los cristianos aplaudieron

Shakira calla las críticas hacia su edad mostrándose al natural

Directivo de Caracol habría regañado a vestuaristas de Melina Ramírez en 'Yo me llamo'