La administración del actual Alcalde de Bogotá ha estado en vuelta en toda clase de críticas. Más allá de los esfuerzos del mandatario, cierta parte de la población parece estar inconforme con sus decisiones. Por eso, en medio de una charla con un candidato a la presidencia, se presentó un fuerte vainazo de Sergio Fajardo contra Enrique Peñalosa.

La pregunta que le hicieron al elegido por el partido Verde fue clara. El cuestionamiento hacía referencia a los espacios que se necesitan en Soacha para desarrollar la cultura. Ante esto, se respondió lo siguiente:

“Lo primero es respetar a Soacha. Creo que uno de los elementos más desafortunados que he escuchado en los tiempos recientes de parte de un gobernante fue la expresión del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en donde utilizó un calificativo, que no voy a repetir, para definir una población. Y las acciones se hacen empezando por respetar”

Estas palabras llegaron, luego de que Enrique Peñalosa emitiera unas polémicas declaraciones en torno a la propuesta de ProBogotá, quien busca integrar a la capital del país con once municipios.

“A uno le dicen: ‘Bueno, por qué no fusionar Soacha con Bogotá’. Entonces, yo les digo: mire, señor, a mí no me van a dar solo el hueso. Y, con todo el respeto, a mí también me dan la carne, que es donde pagan impuestos altos: a mí me dan Sopó, Chía… Fusionemos eso: los ricos y los pobres”

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ.

También le puede interesar:

Sigue Leyendo

Nacional

¡Insólito! Millonario robo a un camión por parte de falsos policías en Bogotá

Nacional

Gobierno crea un comando especial para enfrentar la extorsión

Nacional

Gobierno venezolano dice que envió 20.600 cajas de alimentos a Cúcuta

Destacados

Denuncian acoso sexual en la selección femenina de fútbol

¿Quién es Marcela, la verdadera hija de Lucho el exconcejal que sufrió graves quemaduras por un incendio?

¡Épico! Hombre le dio una serenata a una mujer por infiel, en pleno Metro de Medellín

Revelan inédito video del fleteo en el que murió Legarda

La fuerte escena que no salió al aire en 'El Bronx'