Un aberrante caso de intento de feminicidio ocurrió este martes en un bus de Lima (Perú), cuando uno de los pasajeros del vehículo trató de prender fuego a su expareja sentimental en medio del bus para castigarla por haber acabado con su relación.

El atacante roció con gasolina que tenía camuflada en una botella de yogur a la mujer, identificada como Eyvy Agreda y de 25 años de edad. Mientras el bus circulaba por el barrio limeño de Miraflores, el agresor la roció por completo y le lanzó una cerilla encendida; luego siguió rociando el bus, lo que provocó un peligroso incendio.

En redes sociales se difundió un posible diálogo que el agresor había tenido con su víctima. “Si no eres para mí, no serás para nadie. Arderás hoy”, sería lo que habría dicho el responsable de este aberrante caso.

Según los medios peruanos, además de Agreda, otras nueve personas resultaron hospitalizadas por quemaduras luego del ataque de celos. El conductor trató de detener al agresor, pero este se escapó por la puerta trasera en medio del caos.

Afortunadamente, el incendio se presentó muy cerca de la central de bomberos de Miraflores, por lo que pudieron llegar rápidamente dos máquinas y cuatro ambulancias a atender el caso. A pesar de esto, la víctima del ataque de celos sufrió quemaduras en el 60% de su cuerpo, y se debate entre la vida y la muerte en el hospital Loayza de la capital del Perú.

Más noticias de Colombia y el mundo aquí

Sigue Leyendo

mundo

Carolina Cruz confesó qué la hace sentir incómoda al presentar 'Día a día' al lado de sus compañeras

mundo

La potencia mundial que rechazó al Gobierno de Juan Guaidó

mundo

Aguacero de los últimos días en Bogotá fue el peor en 20 años

Destacados

El fuerte mensaje de Transmilenio a los domiciliarios de Rappi que usan el sistema

México vs. Chile: Reinaldo Rueda continúa su preparación rumbo a la Copa

Increíble: encuentran un raro animal en el capó de un carro en Bogotá

La insólita respuesta de John Viáfara cuando le preguntaron por sus nexos con el Clan del Golfo

Mujer murió después de tener relaciones sexuales durante cinco horas seguidas