Según este medio, lo que revela La Casa de Papel muchas veces lo quieren ocultar las empresas y gobiernos.

Se trata de un número de características en las que coinciden las organizaciones y la serie. Sin embargo, muy pocos (o nadie) se atreven a reconocer.

Dice La República que este programa de Netflix, que se ha convertido en sensación mundial, toma “elementos de la realidad”; como “el imaginario social, la construcción mediática, los entrecejos de la policía y sus relaciones tirantes con otras áreas de poder”, entre otros.

Por eso señaló siete verdades de la serie que en la vida real todos ocultan:

  1. “El dinero manda”

Dice el artículo que las organizaciones y estados “esconden sus fines económicos con diverso tipo de acciones; nobles por cierto. Lo que sucede en ciertos casos es que el intentar disimular ese fin -que en si, no tiene nada de malo- no les permite que sean auténticas. Se observa en ciertas culturas del management un doble discurso, donde las ganancias y la rentabilidad deben mantenerse a tope, y, sin embargo, se diseñan costosas estrategias para lavar imagen pública o culpas corporativas, a través de planes de responsabilidad social, campañas publicitarias y de marketing; sin traslucir el fin último: producir y ganar cada vez más dinero”.

  1. “La utopía es posible”

Recuerdan que en la serie hay un personaje llamado ‘El profesor’, que es quien cumple este punto. “’El profesor’ expresa permanentemente el anhelo de cumplir un sueño del pasado (no contaré de dónde viene); y para ello, traza un plan muy complejo, de años de planificación y corto tiempo de ejecución. Sin perder de vista este objetivo, lo usa como inspiración ante su equipo, y busca sostenerlo de muchas formas cada día, en medio de la adrenalina de la acción de la pantalla”.

  1. “Todos tenemos máscaras”

Según La República, la serie muestra un rasgo característico de cualquier empresa: las máscaras. “Todos muestran sólo una parte de quienes son; otras, se las oculta mediante máscaras que cubren distintos aspectos que no se quiere o no sería conveniente mostrar abiertamente al resto”.

  1. “La gente se enamora incluso si lo prohíbes”

Dice el medio que las empresas “pueden sugerir, impulsar y acotar cuestiones de ética que vayan de acuerdo a sus lineamientos rectores, pero no se puede prohibir enamorarse incluso de quien menos te lo esperas”.

  1. “En las crisis se revela la verdadera personalidad”

“Quien tenga alguna experiencia liderando empresas, ya sea como dueño o en la dirección, sabe que la conducta humana es impredecible. Más aún en momentos críticos, de honda preocupación y tensión acumulada por el paso de los días”, se lee en el artículo, en el que también aseguran que las personas leales realmente son fáciles de encontrar. En cambio, en otros habría que trabajar más.

  1. “El líder también la embarra”

Pese a que hay ejemplos de ‘Superman’, lo cierto es que hasta el más experto también se equivoca y eso también queda demostrado en la serie.

  1. “El plan perfecto no existe”

En esta serie, según el medio, deja por enseñanza que, pese a la dedicación que se le ponga a un plan, siempre se debe contar con una alternativa.

Si usted aún no se ha visto la serie de la que todos hablan, aquí le dejamos en trailer a continuación para que lo disfrute:

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

También le puede interesar:

 

Sigue Leyendo

mundo

Accidente de Lion Air: la conmovedora sesión de fotos de la novia cuyo prometido murió en el accidente de Indonesia pocos días antes de la boda

mundo

Brandenburg Willy Brandt: por qué Berlín tiene un moderno y costoso aeropuerto "fantasma" que nadie ha usado

mundo

Colombia y el caso Odebrecht: las muertes del testigo principal del proceso, Jorge Enrique Pizano, y su hijo envenenado sacuden el país

Destacados

El grave error de Amparo Grisales en 'Yo me llamo'

¿Por qué Catalina Gómez no ha estado en 'Día a Día'?

¿El reinado estaba arreglado? El error en la transmisión que lo demostraría

Directivo de Caracol habría regañado a vestuaristas de Melina Ramírez en 'Yo me llamo'

El caminado de la señorita Bolívar que causó carcajadas