El presidente Donald Trump negó este viernes haberse referido como “países de mierda” a naciones africanas y Haití durante una reunión donde rechazó el acuerdo bipartidista respecto al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

“El lenguaje utilizado por mí en la reunión de DACA fue duro, pero ese no era el lenguaje utilizado. Lo realmente duro fue la extravagante propuesta, ¡un gran revés para DACA!”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Trump respondió así luego de una ola de críticas por los comentarios, hechos presuntamente el miércoles durante una reunión en la Casa Blanca.

“Nunca he dicho algo despectivo sobre los haitianos que no sea que Haití es, obviamente, un país muy pobre y atribulado. Nunca dije 'sáquenlos'. Hecho por demás. Tengo una relación maravillosa con los haitianos. Probablemente debería agendar a futuro reuniones-por desgracia, no hay confianza!”, agregó más tarde.

Tanto el gobierno como los legisladores republicanos que participaron en la reunión se han abstenido de negar que Trump haya usado esas palabras.

“El muro no recibió los fondos adecuados, la lotería se empeoró y EE.UU. se vería obligado a sacar a un gran número de personas de países de altas tasas de crimen que van mal”, indicó el mandatario defendiendo su postura a través de la red social.

Trump aseguro que quiere “un sistema de inmigración basado en el mérito y personas que ayudarán a llevar a nuestro país al siguiente nivel. Quiero seguridad para nuestra gente, quiero detener la masiva entrada de drogas, quiero financiar a nuestros militares, no quitar los fondos…”.

“…. porque los demócratas no están interesados ​​en la vida y la seguridad, DACA ahora ha dado un gran paso atrás. Los demócratas amenazarán con el 'cierre', pero lo que realmente están haciendo es clausurar a nuestro ejército, en un momento en que más lo necesitamos. ¡Sean inteligentes, HAGAN A ESTADOS UNIDOS GRANDIOSO DE NUEVO!”, puntualizó.

La polémica

“¿Por qué tenemos toda esta gente de países de mierda viniendo aquí?”, fue la polémica frase que utilizó Trump para referirse a los países africanos y Haití, junto con señalar que EEUU debería traer inmigrantes de países como Noruega.

Tres personas consultadas sobre la conversación, que no estaban autorizadas para hablar y que lo hicieron en condición de anonimato, confirmaron los dichos del presidente de Estados Unidos.

De acuerdo con las personas al tanto de la conversación, durante la misma reunión Trump rechazó un acuerdo bipartidista sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

El DACA fue promulgado durante el gobierno del presidente Barack Obama y suspendió temporalmente las deportaciones de jóvenes que residan en el país sin autorización legal y que llegaron a Estados Unidos cuando niños, traídos por sus familiares.

Sigue Leyendo

mundo

Crean petición en Change.org para que "el concejal Marco Fidel Ramírez trabaje"

mundo

Currículum escrito a mano de joven que buscaba trabajo se ha vuelto viral

mundo

Luis Caputo renuncia como presidente del Banco Central de Argentina: qué significa la movida en pleno paro nacional y con Macri en Nueva York

Destacados

Las sentidas palabras de apoyo de Claudia López a Mónica Rodríguez

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

El error de Caracol que no le perdonaron los televidentes