Anthony Gignac, nació en Bogotá, Colombia, pero desde hace 27 años se hacía pasar como príncipe saudita.

El colombiano conducía un Ferrari con placa diplomática,  vestía trajes de las marcas más costosas del mundo del mundo, exhibía un penthouse valuado en casi un millón de dólares y se hacía llamar “sultán Bin Khalid Al Saud”.

Le hacía creer a los incautaos que era un príncipe de Arabia Saudita, en busca de negocios en representación de su padre, el Rey.

Actualmente el colombiano se encuentra en un centro de detención transitorio en Oklahoma City, donde ya inició un proceso de traslado a la Florida.

Nuevo Herald,  sus fraudes incluyeron la quiebra de tiendas de Bal Harbour y Cocowalk, deudas en el prestigioso hotel Grand Bay e incluso llegó a engañar a agentes de American Express.

Podría enfrentar cargos por: conspirar para cometer una ofensa contra EEUU,  hacerse pasar por un diplomático extranjero, mal uso de su pasaporte y robo de identidad agravado. 

 

Sigue Leyendo

mundo

Quienes ganen menos de tres salarios mínimos tendrían otra prima de $359.000

mundo

¿Socios? Sara Uribe y Fredy Guarín comenzarán un negocio juntos

mundo

Dueño del América de Cali estaría vendiendo el equipo en Miami

Destacados

El ejemplo pedagógico que le dio Mockus a Álvaro Uribe y Alberto Castilla

Estéreo Picnic 2019 revela los artistas que estarán en su 10ª edición

Exparticipante de 'Yo me llamo' le envió contundente mensaje a Amparo Grisales

Con foto en brasier, Sara Uribe desnuda su panza de embarazada

Con sensual baile, imitadora volvió loco a Pipe Bueno en 'Yo me llamo'