No es un secreto que la situación de Venezuela ha obligado a que muchos de sus habitantes hayan decido emprender un viaje sin tiquete de regreso. El desabastecimiento de los alimentos, las medicinas, las oportunidades laborales y el deseo de un mejor futuro los ha obligado a migrar.

Miles de venezolanos han cruzado la frontera y las montañas hasta llegar a Medellín. La ciudad que en las noticias se presenta como la más emprendedora, la más innovadora, la que es ejemplo de resiliencia y la que logró un exitoso proceso al renacer de entre las cenizas.

Harry Osorio Correa, es venezolano, cocinero de profesión, llegó a Colombia desde hace dos años y es padre de dos pequeños niños de 6 y 10 años. En su tierra durante 12 años había logrado forjar un negocio de empanadas que le vendía a un instituto. Les iba bien, pues es un alimento que se consume a cualquier hora del día y que hace parte del menú de los venezolanos.

“Vivíamos muy bien, hasta hace diez años”, recuerda Harry, que fue cuando entró el socialismo y asumió Nicolás Maduro como presidente, hecho que tuvo lugar en el 2013. Con las decisiones del presidente, la situación se volvió insostenible y más aún cuando empezaron a escasear los productos.

Poco a poco, recuerda, se fue acabando la materia prima y las filas para poder comprar los productos eran eternas, por lo que cada día era más difícil acceder a los productos que necesitaban para trabajar. “Las colas las teníamos que  hacer de un día para otro y hasta con los niños en los brazos, pero lo peor era cuando ni siquiera lográbamos comprar la mercancía y perdíamos la  noche. Era una cosa muy dura, devolverse para la casa con los brazos cruzados y sin nada de comida”.

El día en el que ya no tenían con qué preparar las empanadas, ni productos de paquete para llenar las vitrinas, ese día, Harry entendió que debía cerrar su negocio, hablar con su esposa y decidir emprender un viaje en búsqueda de un futuro.

“Nos vinimos para acá porque mi mamá y mi papá son de aquí de Medellín. Yo tenía 30 años que no venía. Así que organizamos todo y decidimos con mi esposa que esta era la única salida. Hicimos los papeles, apostillamos los documentos y nos vinimos con mis dos hijos”.

Tan pronto llegaron a Medellín buscaron una carrito para vender empanadas, sabían que al igual que en Venezuela, las empanadas hacen parte del menú cotidiano de los colombianos y era lo que mejor sabían hacer.

Consiguieron un carrito para freír las empanadas, los patacones y preparar  hamburguesas. Mandaron a hacer el aviso: ‘Los chamos, sabor venezolano’, un pendón en el que sobresale la bandera de Venezuela y la variedad de productos que ofrecen.

“Desde que llegamos empezamos a guerreárnosla. Con este carrito sobrevivimos, con esto les damos a nuestros niños lo que necesitan. Tenemos calidad de vida, que es lo más importante, porque allá no existía. Nuestros niños entraron al colegio y ha sido un cambio muy positivo”.

Harry dice sentirse muy cómodo con los paisas, se ha sentido muy bien recibido y considera que la actitud de solidaridad es porque no es un secreto para nadie lo que se vive en su país. “Muchos venezolanos profesionales han llegado aquí para empezar de cero, no es fácil, pero las empanadas han sido una buena opción para empezar a subir y ganarse la vida”.

Aunque Harry es enfático al afirmar que Venezuela no tiene futuro, quisiera algún día poder regresar. “Es mi tierra, quisiera volver, pero sé que quedará muy golpeada después de todo lo que ha pasado”.

Por otro lado, anima a que todos los venezolanos que quieran venir a Colombia lo hagan, “porque necesitamos ayudarlos, porque sabemos la necesidad que tienen. Una cosa es contarlo y otra es vivirlo, nosotros ya lo vivimos. Que todo el que se quiera venir, que lo haga, aquí los esperamos con los brazos abiertos”.

Harry ha tenido que ayudar a muchos de sus compatriotas que han llegado sin documentos, a quienes la oportunidad de trabajar les es más esquiva. “Cuando pasan por aquí, les pregunto si tienen hambre y les ofrezco comida. Ayudar hace parte de nuestra forma de ser. Les insisto en que luchen, porque el que se cansa pierde”.

Por ahora Harry habla en nombre de todos los venezolanos que son venteros informales y le hace un llamado al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, para que les permita formalizar su trabajo y poder seguir teniendo como fuente de ingreso sus carritos de comida rápida.

La situación de los venezolanos en la ciudad

Carlos Alberto Vásquez, coordinador de la Colonia de venezolanos en Colombia, Colven; explicó que en la actualidad el panorama para los venezolanos que están llegando a Medellín en esta época es complicado.

“Medellín no es una de las ciudades que tengan la tasa de desempleo más baja, por lo que el proceso laboral se dificulta más. Muchos están llegando sin documentos para poder trabajar formalmente, lo que les impide aplicar a esas vacantes que tienen algunas empresas actualmente”, dijo Vásquez.

Por otro lado, están llegando venezolanos sin tener un lugar a donde vivir y Medellín no es una ciudad que cuente con albergues o casas de paso para las personas que estén migrando. “Llegan con una mochila o una maleta, no tienen un sitio a dónde llegar y en Antioquia no hay una casa de paso para las personas que llegan y que necesitan dos o tres días para poder ubicarse en la ciudad y desarrollar su vida normalmente”, dijo Vásquez.

Establecer un número de venezolanos que se encuentran viviendo de manera permanente en la ciudad no es posible, para el coordinador de la colonia, la base del cálculo la establece de la participación de los venezolanos al plebiscito que se desarrolló en junio el 2017. “En ese entonces logramos establecer que hay 18.000 venezolanos, de acuerdo a los que participaron, pero se calcula que la cifra ascendía a más de 29.000. En este año no se ha podido realizar un conteo, pero se especula que fácilmente podrían haber 30.000 venezolanos viviendo en Medellín”.

¿Cómo están llegando a Medellín?

Los venezolanos se están contactando entre sí a través de las redes sociales, en grupos de Facebook buscan compatriotas que ya estén viviendo en la ciudad y siguiendo sus recomendaciones deciden emprender el viaje.

“En los grupos se aclaran las dudas de a dónde llegar, cómo llegar, dónde comprar los boletos del bus, los hoteles más económicos y todas las recomendaciones para el viaje. Se facilitan datos e información sobre la documentación que requieren para llegar de manera legal”, dijo Vásquez.

Indudablemente la necesidad de tener ingresos ha aumentado el trabajo informal. “Para los venezolanos poder permanecer aquí se ha visto un alto incremento de las ventas en la calle, en los  buses, en esquinas, en los bajos del Metro, donde ofrecen alimentos como las empanadas, así como todo tipo de productos”, indicó Vásquez.

La organización está enfocada en promover la migración formal e informada, facilitando los procesos de acuerdo a la ley. “Les explicamos cuáles son las reglas de juego en Colombia, qué tipo de visa necesitan y los trámites que deben realizar, así como la manera en la que deben solicitar el Permiso Especial de Permanencia para todas las personas que llegaron antes del 28 de julio de 2017 y del 2 de febrero de 2018”.

Los sectores en donde se ha presentado una mayor concentración de venezolanos son los barrios aledaños al centro de la ciudad: Boston, Prado y Villahermosa.

El Censo

Actualmente en la sede de la Personería de Medellín se adelanta el censo de los venezolanos que se encuentran en la ciudad. Es importante aclarar que es un registro administrativo que no tendrá ningún beneficio, pero que permitirá establecer una política pública a futuro.

Mario Montoya Vanegas, personero auxiliar de Medellín, explicó que con el Decreto 542 de 2018 del 21 de marzo, en el que se adoptan medidas para la creación de un registro administrativo de migrantes venezolanos en Colombia se logrará diseñar una política pública integral.

“Se está trabajando en conjunto con la Unidad Nacional del Riesgo. Hasta el momento en Antioquia el único habilitado para realizar el registro es la Personería de Medellín. Hace un par de semanas arrancamos con una gran afluencia de público, incluso, no tuvimos la capacidad de atenderlos a todos ese mismo día. Así que optamos por entregar unos fichos de atención para el registro”, indicó Montoya.

Según el funcionario la capacidad de atención por día en la Personería es de 200 personas, ya que la realización del censo tiene una duración cercana a los 15 minutos para cada uno. “No hemos tenido ningún tipo de inconveniente, pero se ha evidenciado que el número de venezolanos que hay en Antioquia ha desbordado la capacidad para atenderlos, pero se han adaptado al sistema que se estableció”.

Montoya dijo que es importante aclarar que la información que los venezolanos están suministrando no podrá ser utilizada para efectos sancionatorios ni para imposición de multas o deportaciones y que el registro no otorga, por el momento, ningún tipo de beneficio, ni constituye un permiso de permanencia en el país.

“El plazo para la realización del censo es hasta el 8 de junio de 2018, son dos meses en los que podrán acudir a la sede central de la Personería y a la sede alterna en la unidad permanente en la Casa de la Justicia, cercano al parque de Los Deseos. Todos los venezolanos no están obligados a realizar el registro, como los que tengan cédula de extranjería, visa o los que hayan entrado con pasaporte o quienes tienen permiso para estar en el país y los colombo-venezolanos”, puntualizó el personero auxiliar.

_______________________________________________________________

La cifra

Según Colven en Medellín podrían estar viviendo cerca de 30.000 venezolanos.

_______________________________________________________________

La frase

“No hemos tenido ningún tipo de inconveniente, pero se ha evidenciado que el número de venezolanos que hay en Antioquia ha desbordado la capacidad para atenderlos”, Mario Montoya, personero auxiliar de Medellín.

_______________________________________________________________

Sigue Leyendo

medellin

Corea del Norte cerrará uno de sus principales sitio de misiles (y otros prometedores puntos acordados entre Kim Jong-un y Moon Jae-in)

medellin

Por qué Afganistán es hoy más peligroso que nunca

medellin

Duque designa nuevo alcalde de Cartagena, el quinto en el actual periodo

Destacados

¿No sabía que estaba en vivo? Vanessa de la Torre se despachó contra Claudia Elena Vásquez en video

Eileen Moreno habla por primera vez de las acusaciones de Alejandro García

Famoso vidente revela detalles de polémica noche entre Eileen Moreno y Alejandro García

Habló uno de los testigos que vio lo ocurrido entre Eileen Moreno y Alejandro García

Por esta razón final del 'Desafío súper humanos' fue criticada