El daño más reciente fue este lunes 12 de marzo de 2018. A las cinco de la tarde, poco antes del inicio de la hora pico, el tren que iba en sentido norte sur desde la estación Industriales se detuvo. Los cientos de pasajeros que a esa hora se movilizaban en el Metro debieron ser evacuados. Caminaron por los rieles, entre las piedras, para poder llegar a las estaciones y buscar una opción distinta para llegar a sus destinos.

La línea A del Metro comprende desde la primera estación del norte del Valle de Aburrá ubicada en Niquía, municipio de Bello, hasta la estación del municipio de La Estrella. Su longitud es de 25,8 kilómetros y en el recorrido se encuentran 21 estaciones. Conecta seis de los 10 municipios del Valle de Aburrá: Bello, Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta y La Estrella.

El lunes, cuando nuevamente se presentó el daño en el sistema, cuatro estaciones quedaron fuera de servicio: Alpujarra, Exposiciones e Industriales. Tres de las estaciones con más congestión en la hora pico. Por más de tres horas los técnicos e ingenieros, que justamente se encontraban en el lugar investigando las causas de los últimos daños, debieron trabajar para restablecer el servicio.

Tomas Elejalde, gerente del Metro de Medellín, explicó que la falla se registró nuevamente en la catenaria, el cable que suministra energía eléctrica a los motores del tren,  en el sector de Industriales. “Se trató de una catenaria destemplada, afortunadamente no hubo rotura en esta oportunidad. El personal de mantenimiento estaba en el lugar, porque adelantan la investigación con expertos de la Universidad Pontificia Bolivariana de las fallas de los últimos días”.

Sobre la repetición de estos últimos daños, que en lo corrido del año se trataría de cuatro episodios, Elejalde enfatizó en que se trata de una falla compleja. “Es una falla que tiene origen eléctrico y que tiene varios factores, entre los que está el sobrevoltaje en la catenaria por el sistema de pararrayos, por las condiciones de esa zona de la ciudad y las construcciones que se adelantan, por los cambios en el entorno de las catenarias y por la exposición a las variaciones en el sistema energético nacional”.

Según el gerente, lo que sucede que es las redes del Metro están conectadas al sistema eléctrico nacional, al anillo principal de la ciudad de Medellín y si desde allí se presentan problemas de voltaje y de calidad de la energía, las catenarias lo sienten y eso estaría afectando equipos como los pararrayos y por ende al servicio del Metro.

Elejalde no descarta que en los últimos episodios exista algún tipo de sabotaje. “En estos casos y por las tres veces que ha sucedido, aproximadamente, en el mismo sitio, no podemos descartar nada. Por eso, nos hemos acompañado de las autoridades competentes para que investiguen las causas de la falla”.

Desde hace un año se han recibido 20 trenes, de los cuales 17 ya se encuentran operando, lo que significa que existe una mayor demanda sobre las redes eléctricas nacionales, por lo que a este proceso de investigación se vinculan EPM, Isa e Isagen.

Lo que dicen los expertos

Andrés Emiro Diez, docente investigador de la UPB y experto en movilidad Eléctrica, explicó que el sistema Metro es muy confiable, pero lo que sucede es que en el caso de Medellín es una sola línea y que aunque todos sus elementos estén protegidos, al ser una sola vía y una sola línea de contacto cualquier problema obliga a detener el servicio.

“El Metro tiene posibilidad de funcionar con una sola subestación menos, con una subestación de tracción menos, pero como es una sola vía, si falla la vía, si hay un obstáculo en la vía o si falla la catenaria, hay que parar”, indicó Diez.

El experto comentó que en otros sistemas Metro en el mundo si una vía falla esa sección entra en trabajo y pueden durar semanas haciendo las reparaciones y para continuar con el servicio simplemente desvían la falla por unos sistemas de enmallados, que tiene caminos para desviarse, y al finalizar se integran de nuevo a la operación.

“El metro no tiene esa posibilidad, entonces cuando ocurre una contingencia como las recientes, el sistema queda operativo entre algunas de las estaciones de la línea, pero afectando la interconección entre el norte y el sur. Lo que es un problema complicado”, dijo el experto.

La catenaria

Diez expuso que las catenarias son muy eficientes y que se debe entender que los trenes de alta velocidad franceses se mueven con catenarias. “Tenemos que aprender a entender mejor las catenarias. De los ferrocarriles del mundo solo la cuarta parte está electrificada y, en gran medida, con catenarias. Esa cuarta parte mueve la mitad de la carga ferroviaria del mundo. Entonces, tener catenarias y trenes es sinónimo de país desarrollado”.

Los sistemas de alimentación eléctrica de los trenes en el mundo utilizan la catenaria porque son muy simples, confiables y económicos, según el profesor.

Para el experto la llegada de los nuevos trenes también podrían tener una incidencia en estas fallas, por lo que deben analizar cómo es que están devolviendo la energía a la catenaria, ya que una de las ventajas de este sistema es que permite que los trenes intercambien energía, porque un tren frenando le aporta la energía al tren que está arrancando.

Las mejoras

La recomendación de todos los expertos, es que los sistemas de transporte público tienen que tener una amplia cobertura, de manera que tengan la capacidad de repartirse la demanda, en el caso que alguno tenga que salir de operación por algún motivo.

“Se deben realizar algunas mejoras en la catenaria de cara a las nuevas realidades: a los cambios externos, como en la red de alimentación eléctrica del corredor del río, y a que se duplicó en pocos años la flota de trenes con lo que operaba el Metro”, puntualizó Diez.

¿Transporte público ineficiente?

Víctor Gabriel Valencia Alaix, profesor de la Universidad Nacional de Colombia y experto en vías y transporte, considera que a partir de su experiencia y por los estudios que a lo largo del tiempo se le han realizado al Metro, “el sistema de transporte en la ciudad es ineficiente”.

“Con los daños recientes esa ineficiencia se magnificó y evidenció una serie de problemas en todo el sistema de transporte. Aunque el Metro es un sistema de transporte que trabaja integrado, las rutas que lo alimentan tienen problemas de integración y de planificación en sus recorridos, por lo que su integración se reduce a la tarifa”, dijo Alaix.

El experto enfatiza que se requiere de una integración de las empresas de transporte y los tipos de transporte que existen en la ciudad. “No se ha pensado el transporte en la ciudad de manera integral, el Metro jalona para su lado, los transportadores para el de ellos, los vehículos particulares quedan en el medio y seguirán creciendo hasta donde los dejen. Las inversiones públicas que se han dado dudo mucho que sean muy bien justificadas”.

Adicional a la planeación e integración de los medios de transporte, Alaix insiste en que existe una urgente necesidad de vías. “A eso se le ha puesto muy poca atención y la demanda ha crecido a un ritmo acelerado, pero se requieren vías estratégicas, estructurales que favorezcan a todo el sistema de transporte. Hay cuellos de botella que no se han atendido”.

Por su parte, Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín, dijo que esas fallas en el Metro han evidenciado es la cantidad de personas que está movilizando, que son cerca de 1.200.000 personas diariamente.

“Lo que se evidenció es la importancia del servicio público en la ciudad y que sin lugar a dudas el camino de una sociedad que pretende ser desarrollada, debe estar enfocado en fortalecer su sistema de transporte público”, dijo Iglesias.

Respecto al fortalecimiento del servicio público, Iglesias reveló que “el sistema está integrado por los buses, el Metro, los metroclables, los tranvías y el metroplús a través de la tarjeta cívica. Tendremos integración física y en los próximos años será tarifaria, para que con una sola tarjeta se pueda montar en todo el sistema. El sistema debe tener gestión y control de flota para que todos los buses de la ciudad tengan un dispositivo que indique a qué velocidad y frecuencia circulan por la ciudad, y eso será lo próximo”.

Con relación al Metro, Iglesias que es miembro de la Junta Directiva del Metro, explicó que dentro de la proyección del Metro se encuentran mejoras en las líneas existentes.

_______________________________________________________________

La frase

“El Metro tiene posibilidad de funcionar con una sola subestación menos, con una subestación de tracción menos, pero como es una sola vía, si falla la vía hay que parar”, Andrés Emiro Diez, docente investigador de la UPB y experto en movilidad Eléctrica.

_______________________________________________________________

La cifra

El Metro de Medellín diariamente transporta a cerca de 1.200.000 personas.

_______________________________________________________________

Sigue Leyendo

medellin

Esta es la nueva propuesta para despenalizar el aborto

medellin

Así fueron las marchas por la educación en el país

medellin

Chile: por qué la muerte de un joven mapuche por disparos de la policía causa controversia y protestas

Destacados

Caos en la movilidad por las marchas estudiantiles y de trabajadores en el país

Sara Uribe y Fredy Guarín hacen el "oso" en reconocida tienda de ropa

En bikini, Carla Giraldo dejó boquiabiertos a los seguidores de 'Loquito por ti'

Así podrá usar Whatsapp sin la necesidad de dar su numero telefónico

¡Pilas! Desde mañana habrá varias marchas y paros en todo el país