Viajaban desde San Francisco rumbo a Idaho, pero su vuelo se vio interrumpido por una curiosa y desenfrenada pasajera.

“Yo soy Dios. Quiero morir”, gritaba la descontrolada mujer mientras intentaba abrir a patadas al puerta de emergencia del avión. “Dios tiene todos los datos”, “no tengo ningún dato”, continuaba erráticamente durante su crisis nerviosa.

Finalmente, personal de la agencia United Express debió atar los pies de la usuaria para lograr calmarla.

A pesar de la insólita situación, no fue necesario detener antes de tiempo el vuelo 5449, el cual aterrizó sin problemas.

A la salida, la policía esperaba a la pasajera, quien fue detenida para realizarle un diagnóstico médico.

Incluso, las autoridades evalúan tomar acciones legales en contra de la mujer, pues  aunque es imposible  el hecho de abrir la puerta, habría acabado con la vida de los 73 pasajeros abordo.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Volcán de Fuego en Guatemala: las impactantes imágenes de la nueva erupción que obligó a evacuar a unas 4.000 personas

Estilo de Vida

Incendio en vivienda de Bogotá terminó con la vida de un hombre

Estilo de Vida

Data matters: de cómo Coca Cola eligió agencia gracias a su estrategia de análisis

Destacados

Concejo aprueba nuevo cobro de valorización en Bogotá

El triste comentario de Jota Mario por el que le llueven los mensajes de apoyo

"¡La gente, la gente del pueblo!": El divertido video de Aída Bossa que se hizo viral en redes

La confesión íntima de Luisa Fernanda W y Legarda que hizo sonrojar a sus seguidores

De "alto calibre": así le respondió Marbelle a quienes la insultaron en Twitter