“Mi hija se unió el año pasado y asistimos semanalmente (…) nunca sospechamos nada siniestro”. Con declaraciones como esta, los padres y apoderados de la escuela de circo Arcade de Australia han mostrado su incredulidad frente a la investigación que lleva adelante la policía de Katoomba sobre delitos de abuso y “rituales de sangre” cometidos en el recinto.

La escuela cerró repentinamente el mes de septiembre del 2017, dando aviso a los padres de la decisión  través de un correo electrónico.

La sorpresa que generó el cierre finalmente tuvo una razón, cuando el lunes de la semana pasada la policía arrestó a siete individuos, dos hombres y cinco mujeres, acusados de haber abusado sexualmente de tres niños entre 2014 y 2016.

Los detenidos fueron acusados por 127 cargos criminales los que incluyen violación, secuestro agravado con abuso sexual a menores y producción de material de pornografía infantil.

Según reproduce el diario The Washington Post, las víctimas eran utilizadas en “ritos de sangre” en algunas ocasiones y todos eran menores de 8 años al momento de los ataques.

El recinto al parecer sólo era utilizado como escenario de los delitos, pues los niños abusados no eran parte de los alumnos de la escuela.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Duván no solo hizo cuatro goles, también hizo historia en Italia

Estilo de Vida

Gustavo petro contó porqué no participó de las marchas del domingo

Estilo de Vida

Autoridades frustran atentado terrorista del Eln que sería peor que el de la Escuela

Destacados

¡Con insultos! Así recibieron los uribistas a Juan Manuel Santos en la marcha por la unidad

El error de Juan Diego Alvira en el cubrimiento del atentado de la Escuela General Santander

El tuit del hijo de Uribe por el que lo catalogan como "asco de persona"

La verdadera historia de cómo ingresó el carro bomba a la General Santander

Humorista denuncia amenazas de muerte luego de burlarse del atentado