Los 162 pasajeros que iban a bordo del vuelo de la línea Pegasus que salió desde la capital turca Ankara vivieron una jornada de terror en momentos que aterrizaban en Trevbisonda.

Esto luego que la nave quedara a un paso de caer al Mar Negro, colgando en pleno acantilado a metros de la pista donde debía descender sin problemas.

El gobernador de Trebisonda, Yücel Yavuz, señaló que todos los pasajeros y tripulantes estaban a salvo y anunció una investigación para determinar porque el avión quedó en ese lugar.

Una persona que viajaba en la nave relató los minutos de terror que vivieron cuando la nave aterrizaba.

“Nos inclinamos a un lado, el frente estaba hacia abajo mientras que la parte trasera estaba elevada. Hubo pánico, la gente gritando”, señaló Fatma Gordu a la agencia Anadolu.

Debido a lo acontecido el aeropuerto estuvo cerrado durante la noche y ahora se encuentra operativo solamente para vuelos locales.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

JEP llama a 31 exguerrilleros de las Farc para que respondan por miles de secuestros

Estilo de Vida

Brasil se impuso sobre una aguerrida, Venezuela en el Sudamericano Sub-20

Estilo de Vida

La seguridad en Bogotá será reforzada con drones

Destacados

La cirugía de Mara, de 'La agencia', por la que todos preguntan

Así se daba la gran vida alias Machete en República Dominicana

El tuit del hijo de Uribe por el que lo catalogan como "asco de persona"

La verdadera historia de cómo ingresó el carro bomba a la General Santander

Críticas a Laura Acuña por su homenaje a la Policía Nacional