En 2005 un ciudadano chino terminó con la vida del tío de su esposa, en una pelea por una deuda de 500 guantes -unos $47 mil- y desde ahí dejó de hablar.

La idea era evitar que lo reconocieran por su voz y evitar la cárcel.

Pasaron doce años, en los que fingió ser mudo para evitar las investigaciones y se transformó en una nueva persona.

Tras huir de su casa y formar una nueva familia, la policía comenzó a sospechar de Zeng -como ha sido nombrado- por la falta de documentos de identidad.

Así es como tras verificar su huella genética, lograron determinar que era responsable del crimen, pero al momento de intentar confesar, el sujeto se dio cuenta de que había perdido su capacidad de hablar.

Sobre su insólita decisión de “volverse mudo” el hombre escribió a la policía en un papel que lo hizo porque “cuanto menos digo, menos posibilidades tengo de cometer un error”.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

¡Aberrante! Mujer recibió brutal golpiza a manos de su pareja luego de dar a luz

Estilo de Vida

¡Continúa el sueño! Unión Magdalena, cerca de Primera

Estilo de Vida

El estudio que dice que las pantallas casi no afectan el sueño de los niños

Destacados

¡Atención! Murió el productor y escritor de cómics, Stan Lee

Bohemian Rhapsody: quién es Mary Austin, el gran amor en la vida de Freddie Mercury que aparece en la película sobre Queen

Ruth Bader Ginsburg: por qué medio Estados Unidos entra en pánico cuando esta mujer se enferma

Por este canal podrá ver el Reinado Nacional de Belleza

VIDEO: Así le fue al pastor que viajó a Bogotá para evangelizar prostitutas