Una máquina para ejecutar “suicidios racionales”. Ese fue el invento del médico australiano Philip Nitschke, a través de la organización Exit International, quien prometió que el aparato funciona de manera rápida y no provocará dolor en quienes lo utilicen.

El facultativo, conocido como el “Elon Musk del suicidio asistido” en alusión al famoso inventor sudafricano, bautizó a su creación como Sarco y es una cámara para dormir que se asemeja a un vehículo futurista.

Para mayor facilidad de quienes deseen utilizar el invento, “fue diseñado para poder ser impreso en 3D y ensamblado en cualquier lugar”. Y para poder disfrutarla, hay que llenar un cuestionario online y pasarlo, tras lo cual podrán bajar los planos de inmediato ya que “serán gratuitos y de código abierto y estarán subidos en Internet”, según consigna Fox News.

¿Como es el funcionamiento? Muy simple. Uno ingresa a la cámara y se apreta una tecla, tras lo cual la máquina comienza a “llenarse de nitrógeno líquido y se reduce el nivel de oxígeno a aproximadamente un 5%”. Y si alguien se arrepiente, hay un “botón de pánico” que frena el proceso.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Así avanza el plan retorno del puente de Semana Santa

Estilo de Vida

Derrumbe en el Cauca deja al menos 10 muertos en retorno de Semana Santa

Estilo de Vida

Por ley, demostraciones de afecto entre personas del mismo sexo no pueden ser discriminadas

Destacados

Con solo un mes desde su apertura, el mar rosado de Colombia ya está lleno de basura

Polémica por pieza publicitaria sobre educación actual en el Cauca con foto de caleños

Insólito: cajera de Transmilenio no quiso recargarle el pasaje a un usuario porque el pago era en monedas

Las infartantes fotos de Carolina Cruz para incendiar las redes en viernes santo

Monjas y Sacerdotes sostendrían relaciones sexuales porque no sería pecado