Zelda de Groen nunca imaginó que convivir con su novio le iba a traer tantos problemas, los que incluso le llevaron terminar despedida de su trabajo.

La joven de 24 años cuenta que unos apoderados se quejaron ante la dirección del jardín infantil judío ortodoxo en el que trabajaba porque estaba “viviendo en el pecado”, debido a que compartía hogar con su pareja, señala Metro, e incluso amenazaron con retirar a sus niños si ella seguía como maestra.

Para evitar inconvenientes, sus jefes le pidieron que mintiera y que dijera que no vivía con su novio, sin embrago apenas dos días después de dicho encuentro fue despedida.

Zelda se sintió humillada tras la reunión y asegura que incluso le dijeron que “ya debería estar casada”.

Tras ello, la joven decidió demandar al colegio por discriminación religiosa directa e indirecta, discriminación sexual directa y acoso, dice The Sun.

La justicia le dio la razón y señaló que los jefes de la mujer se comportaron como “una madre dominante y una hermana mayor” y que sus actos habían sido “humillantes, degradantes y ofensivos”, por lo que se fijó una nueva audiencia en los próximos meses para determinar el monto de la reparación.

Paradójicamente, Zelda se casó meses después con su novio Oz Waknin y compartió las fotos por redes sociales, donde los apoderados habían visto que “vivía en el pecado” luego de que posteara imágenes de ambos luego de una reunión en su casa.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

Los ‘problemitas’ que no dejan que el metro se eleve

Estilo de Vida

Por qué hay bisexuales que sienten hostilidad dentro de la comunidad LGBT

Estilo de Vida

El ciberacoso que sufren las mujeres que buscan donantes de esperma en internet

Destacados

¿Comienzan las renuncias en 'El desayuno' de RCN?

¿Sara Uribe está embarazada? Esta foto sería la prueba

Lina Tejeiro muestra su nuevo y lujoso apartamento

Uribistas exigen a Caracol renuncia de Mónica Rodríguez por "ataques" a Uribe

¿Indirecta de Alejandra Borrero a Amparo Grisales? Esto publicó tras la discusión entre ambas