Zelda de Groen nunca imaginó que convivir con su novio le iba a traer tantos problemas, los que incluso le llevaron terminar despedida de su trabajo.

La joven de 24 años cuenta que unos apoderados se quejaron ante la dirección del jardín infantil judío ortodoxo en el que trabajaba porque estaba “viviendo en el pecado”, debido a que compartía hogar con su pareja, señala Metro, e incluso amenazaron con retirar a sus niños si ella seguía como maestra.

Para evitar inconvenientes, sus jefes le pidieron que mintiera y que dijera que no vivía con su novio, sin embrago apenas dos días después de dicho encuentro fue despedida.

Zelda se sintió humillada tras la reunión y asegura que incluso le dijeron que “ya debería estar casada”.

Tras ello, la joven decidió demandar al colegio por discriminación religiosa directa e indirecta, discriminación sexual directa y acoso, dice The Sun.

La justicia le dio la razón y señaló que los jefes de la mujer se comportaron como “una madre dominante y una hermana mayor” y que sus actos habían sido “humillantes, degradantes y ofensivos”, por lo que se fijó una nueva audiencia en los próximos meses para determinar el monto de la reparación.

Paradójicamente, Zelda se casó meses después con su novio Oz Waknin y compartió las fotos por redes sociales, donde los apoderados habían visto que “vivía en el pecado” luego de que posteara imágenes de ambos luego de una reunión en su casa.

Sigue Leyendo

Estilo de Vida

¿La traición de Gustavo Petro a sus electores por un voto?

Estilo de Vida

Preocupación por tala de árboles en el humedal Jaboque

Estilo de Vida

Cinco años cumple el salón internacional de la bici en el país

Destacados

¿El reinado estaba arreglado? El error en la transmisión que lo demostraría

El caminado de la señorita Bolívar que causó carcajadas

La foto de Jéssica Cediel que los cristianos aplaudieron

Directivo de Caracol habría regañado a vestuaristas de Melina Ramírez en 'Yo me llamo'

Shakira calla las críticas hacia su edad mostrándose al natural